Lucia quiere conocer a su bisabuelo…

<>

Ha visto las fotos de color sepia una infinidad de veces sobre el aparador de la entrada de la casa de su abuela Aurora, ha oído hablar a su madrina (Mari) del abuelo con sus papás, ha visto a su tío trabajar buscándolo; pero no entiende bien que pasa, porqué murió su bisabuelo fusilado y sobre todo porqué nadie sabe dónde está enterrado su cuerpo. ¿Por qué su abuela el día de todos los santos no puede llorar  ni honrar a su padre? ¿Por qué ese mismo día, el cirio de color rojo permanece toda la noche encendido con la foto vieja como si invocase su fantasma?

Ella, sólo sabe que tiene los mismos rasgos que él. Que de todos los sobrinos, nietos y bisnietos quizás sea la que más se parece; y que así, se lo recuerdan constantemente.

Lucia Ramón Quintana, es la hija de un nieto de José Mira Casals  y por lo tanto lleva parte de la estirpe de los Mira. Es una niña curiosa y le gusta aprender; y por eso quiere saber que pasó con “el abuelo” de su padre, de sus  tío/as. Ella sabe que merece conocer sus orígenes, que es un derecho inalienable de todo ser humano, que la asiste el mismo derecho y la justicia., así que quiere conocer la historia del que fuera el patriarca de la familia Mira-Casals; y por lo tanto de los Mira-Ibáñez ; y de los Ramón Mira a la que pertenece ella.

Lucia es una niña que no sabe de odios, ni entiende de venganzas, no pretende fragmentar su país en dos, sólo hace las preguntas que haría cualquier niño de su edad, sobre todo cuando se habla de alguien de la familia, fuera o dentro  del entorno de la misma  ¿ Porqué entonces negarle el derecho de saber quién fue su bisabuelo y porqué murió?

Anexo al artículo de jcarreno: Comentario al artículo aparecido en la página WEB ARMH

Re: SÓLO SABIENDO LA VERDAD SE PUEDE PASAR PÁGINA (Puntuación 1)
por Jordi64 el Miércoles, 10 septiembre a las 17:06:55
(Información del Usuario | Enviar un Mensaje | _JOURNAL)

Totalmente de acuerdo con el artículo y apuntes de los distintos expertos consultados. Pero es una lástima que estas iniciativas se inicien a nivel particular, por iniciativa de la sociedad civil; y por causa de esta la actuación del poder judicial, sin que la clase política desde los inicios de la democracia haya demostrado más que acciones voluntariosas o intentonas,  más que una actuación determinante y consensuada dedicada a resolver un problema latente de una parte importante de la sociedad. La Ley de la Memoria Histórica, al igual que la de las Fosas Comunes en Cataluña además de ser incompletas carecen de los medios y voluntad política para llevarlas a cabo en su totalidad, por lo que parecen más un placebo para el malestar social ,que un medicamento dispuesto para la cura y rehabilitación del enfermo.

Debemos llegar hasta el final para  poder perdonarnos los unos y otros, con la equidad de la historia completa, sin más miedo a los fantasmas del pasado;  y sí pensando en que en un futuro NUNCA SE VUELVA A REPETIR LA HISTORIA

Anexo al artículo editado por jordi64 en los diarios de la ARMH:

DESMEMORIADOS Y NUNCA OLVIDADOS

por: jordi64

Enviado el: 01-15-2008 @ 06:54 pm

Un país sin memoria es un país condenado al olvido. No saber de donde venimos y quienes somos no puede ser más que un mal augurio para el  futuro que nos ha de llegar.

Últimamente está muy de moda hablar de la MEMORIA HISTÓRICA en los foros de debate de temario ,tanto político como social. Y yo me pregunto: ¿A qué Memoria Histórica se refieren? cuando sólo hemos cerrado los ojos y hemos intentado pasar la negra y triste página de nuestra historia de la manera más sutil en pos y nombre de  la democracia que tanto anhelábamos; y que tanto nos ha costado consolidar.

No dudo de que hubo un tiempo y momento en que los acuerdos alcanzados durante la transición fueron los adecuados; pero tampoco tengo la menor duda de que se podría haber realizado una labor más efectiva en adecuar los datos y hechos a la historia, así como el reconocer a nuestros familiares, amigos, vecinos y camaradas en su lucha por la libertad y legitimidad de un gobierno Republicano derrocado por un irracional alzamiento militar de salva-patrias, por la inoperancia misma de los fieles a la República, así como la indiferencia de las grandes democracias mundiales.

No es ahora solamente cuando hemos de mantener la lucha por su recuerdo y memoria, sino es una labor continua para que no caiga en el olvido de las futuras generaciones que nos precederán, lo acontecido durante la GUERRA INCIVIL.

Únicamente se ha intentado desmemoriar al pueblo con la excusa de no abrir viejas heridas. ¿Falacia o eufemismo?

Los nuestros nunca han sido olvidados, quizás hayan sido desmemoriados por comodidad e interés, pero ¡NUNCA OLVIDADOS!; ya que somos muchos los que seguimos trabajando para encontrarlos, contar sus historias y hacer digna y valedera su muerte (si es que puede haber dignidad en una guerra, en la muerte, en la miseria, etc.  y más entre hermanos). Nosotros (al menos muchos) ya hemos perdonado, pero no olvidamos, ni queremos olvidar, sino todo lo contrario, trabajamos por la memoria de los desmemoriados.

¡Salud, libertad y República!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s