Vázquez Montalbán, más actual que nunca…

Hoy como cada día he entrado en la página de al ARMH y me ha sorprendido ver un artículo que hace ya muchos años había leído. Me ha parecido volver hacia atrás en el tiempo; y sin embargo, me he dado cuenta de lo mucho que yo he evolucionado con respecto a la “Memoria Histórica”;  y lo que inconscientemente hicieron aquellas palabras escritas en mi. Ya que tres años más tarde compré el libro “Ls Fosas de Franco. Los republicanos que el dictador dejó en la cuneta” de E. Silva y S. Macias que supuso un cambio radical entre mis sentimientos y mi pasividad, ligados a un fuerte vínculo emocional como es el que siento por mi por mi mujer, madre política y familia indudablemente. Así que en abril del 2004 iniciaba la búsqueda del abuelo de mi mujer y mis andanzas por los archivos, instituciones, foros, etc. Hasta el día de hoy que sigo empecinado en llegar hasta el final  de la historia, e intentando ayudar a todos aquellos que se incorporan a tan ardua tarea.

No he podido resistir la tentación de de coger prestado tanto a “Interviú” como a la propia ARMH el artículo;  y editarlo en mi blog para que lo podáis leer y reflexionar. Tal y como bien indica el administrador de la página,Vázquez Montalbán siempre fue un avanzado a su tiempo, o así al menos lo dejo entrever en su manera de pensar y escribir.

El padre de Pepe Carvalho, fue hombre comprometido no solo con sus ideas (MIembro del PSUC y de Iniciativa per Catalunya), si no, también con la gastronomía (sibarita de la cocina tradicional, de buena mesa y mejor tertulia), el deporte (culé reconocido); pero sobre todo crítico ácido, humorista con talante un tanto pesimista, pero vivaz y correcaminos.

Un pequeño homenaje al  hombre prolífico que despertó en mí,  mi sentido colectivista. Hombre que nació meses después del final de la contienda y que creció durante la posguerra, vivió la dictadura en su totalidad, llegando a disfrutar de la democracia en su plenitud. Tal y como titula el encabezamiento de la ARMH “Una columna escrita hace ocho años” no podía estar más de actualidad hoy.

Jordi Carreño

Se cumplen ocho años de la exhumación de los trece de Priaranza. Pocas semanas después el escritor, Manuel Vázquez Montalbán, publicó esta columna que podría estar escrita hace unos días. Eso se llama lucidez.

LOS DESAPARECIDOS

(Interviú, 11 de diciembre de 2000)
De nada de esto se ha hablado en la celebración de estos 25 años de paz,que han quedado a la vista del telespectador español como un milagro monárquico más cerca de los cuentos de hadas que del pragmatismo político. En conmemoriaciones anteriores todavía aparecieron algunos políticos conspiradores y cenantes que diseñaron la transición en las sobremesas, pero esta vez ni siquiera estos pimpinelas fueron convocados. Por eso, ante el simulacro y en cierto sentido la falsificación de la Historia, han sorprendido viajes a la profundidad de la memoria prohibida, como la búsqueda de las fosas comunes donde reposan miles de desaparecidos españoles víctimas del Estado de derecho franquista y que en esta ocasión quedaron representados por ese puñado de víctimas del franquismo de El Bierzo, que el 16 de octubre de 1936 fueron paseados, recurso lingüístico utilizado por la matonería franquista para denominar las ejecuciones por la vía orgánica. El nieto de uno de los desaparecidos, Emilio Silva Faba, relataba en La Crónica de León el pasado mes de octubre cómo su abuelo fue asesinado a tiros junto a otros trece republicanos, y abandonado en una cuneta a la entrada de Priaranza del Bierzo. Describe a continuación la odisea identificadora de los restos, que culmina con la incorporación de una placa recordatoria en el lugar convertido en fosa común, en la fosa común del tiempo (ver Interviú, números 1277 y 1282).

Quedan en España por detectar cientos de fosas comunes similares donde están los restos de los desaparecidos acusados por el franquismo, desaparecidos para siempre por prosperar el pacto tácito establecido durante de la transición de que demócratas y franquistas liquidacionistas no se tiraran la memoria histórica por la cabeza. Tal vez el censo de desaparecidos y el descubrimiento de estas fosas comunes convenza a los jóvenes militantes en su ignorancia histórica, de la injusticia que cometen cada vez que hablan del franquismo y de la guerra civil como si no fuera con ellos, como si les estuvieran hablando del general Narváez o de las germanías o del problema de sarpullido del cerezo en el Valle del Jerte. Para compensar tanta desmemoria, ojalá el Plan de Humanidades repesque la cuestión del franquismo como un capítulo importante en la historia de la infamia o, si se quiere, en la de la crueldad. Y es que Franco, mis queridos cachorros, fue el padre espiritual de Pinochet, por si ese dato os ayuda a situarlo éticamente.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s