En el país de Ra, un paseo por el Cairo…

Aurora y yo con una esfinge en Menphis (El Cairo)

Aurora y yo con una esfinge en Menphis (El Cairo)

¿Cómo no enamorarse de un lugar lleno de tanta historia, mitos y leyendas como Egipto?

Una sensación extraña te atraviesa cuando llegas al Cairo. Ciudad bulliciosa, calurosa y llena de colorido y contrastes entre la magnificencia de los tiempos pasados y la lucha por modernizarse. Dieciocho millones de habitantes la pueblan.

Empezar un viaje por Egipto no es comprensible si primero no visitamos el Cairo, lo disfrutamos y vimos conociendo a sus amables gentes, sus incansables y agotadores mercaderes, sus mercados, sus museos y vestigios de las antiguas civilizaciones; y sus grandes monumentos. Es la mejor manera de entender lo que vamos a encontrarnos en cada paso que demos por sus extensas y áridas tierras, a excepción de la ribera del Nilo. Por cierto este viaje sin un pequeño crucero por el mismo, tampoco es comprensible.

En la Pirámide escalonada.

En la Pirámide escalonada.

Su historia (brevemente):

La ciudad fue fundada en 969 d. C. como recinto real de los califas fatimíes, mientras que la capital administrativa y económica estaba en la cercana Fustat. Tras la destrucción de Fustat en 1168/1169 para evitar su captura por los cruzados, la capital administrativa de Egipto se trasladó a El Cairo, donde ha permanecido desde entonces. Se tardó cuatro años en su construcción dirigida por el general Jawhar Al Sikilli (el siciliano) y en el traslado del califa fatimí Al Muizz, que dejó su antigua Mahdia en Túnez y se estableció en la nueva capital fatimí.

Tras Menfis, Heliópolis, Giza y la fortaleza bizantina de Babilonia, Fustat era una nueva ciudad construida como guarnición militar para las tropas árabes, pues era el lugar del centro más cercano a Arabia accesible por el Nilo. Fustat fue un centro regional del mundo islámico durante el periodo Omeya y fue donde el líder Omeya Marwan II realizó la última oposición contra los abbasíes. Más tarde, durante la era fatimí, Al-Qahira (El Cairo) fue fundada oficialmente en 969 como capital imperial justo en el norte de Fustat. Con el transcurrir de los siglos, El Cairo creció hasta absorber otras ciudades de la zona como Fustat, pero el año de 969 está considerado el «año de la fundación» de la ciudad moderna.[4]

En 1250 los soldados esclavos o mamelucos sitiaron Egipto y gobernaron desde El Cairo hasta 1517, cuando fueron derrotados por el Imperio Otomano. El ejército francés de Napoleón ocupó brevemente Egipto de 1798 a 1801, tras lo cual un oficial Otomano llamado Mehmet Alí hizo de El Cairo la capital de un imperio independiente que existió entre 1805 y 1882. La ciudad cayó entonces bajo control británico hasta que Egipto consiguió su independencia en 1922.

Panorámica de las pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos.

Panorámica de las pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos.

Turismo por el cairo:

La ciudad de El Cairo recibió 9,1 millones de turistas en 2006.[20] Varias de las principales atracciones de la ciudad se aglomeran en el denominado centro histórico, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Sin embargo, hay otros puntos fundamentales del turismo cairota que no están situados en su centro histórico.

Evidentemente, el reclamo de la ciudad y del país son las Pirámides de Giza, situadas a unos 20 kilómetros al suroeste de la capital. La Gran Pirámide de Keops es considerada como una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo y la única que permanece aún en pie. Su misión fue acoger el sarcófago del faraón Keops y se cree que para su construcción se emplearon cerca de 2,5 millones de bloques de piedra caliza.[21] Algo más alejadas de las vecinas pirámides de las reinas se encuentran las dos grandes pirámides de Kefrén y Micerinos.

La puerta sur de Bab Zuwayla, situada en el Cairo Islámico, es el último resquicio que pervive de la ciudad fatimí de Al-Qāhira. En sus orígenes, los mamelucos hacían aquí públicas sus ejecuciones mortales, pero a partir del siglo XIX el lugar fue elegido por el santo Mitwalli para la realización de sus milagros. Hoy en día, la población y los turistas clavan en la puerta un mechón de pelo o un trozo de sus prendas con la finalidad de ver cumplidos sus ruegos.[21] También en el Cairo Islámico se encuentra Bayn al-Qasryn, la que era principal plaza pública de la ciudad en el Medievo. En ella se erigen varios palacios mamelucos, destacando el Mausoleo y Madraza de Qalaun, cuyo origen se remonta a 1279.

La Mezquita de Ahmad Ibn Tulun es la mezquita más antigua de la ciudad, construida en 879, y la que se encuentra en mejor estado de conservación. Ordenada construir por el general Ahmed ibn Tulun, la mezquita se convirtió en un referente de Oriente y en una de las más importantes de ese momento. Ocupa 2,4 hectáreas y la única parte que ha sido sensiblemente restaurada es el mihrab, pero manteniendo elementos originales como el arco, los soportes y la configuración en general.[22] También es notable la Mezquita-Madraza del Sultán Hasán, una de las más grandes del mundo gracias a sus 7.900 m2 de extensión. Es uno de los edificios de origen mameluco más importantes de toda la ciudad y fue construido entre 1356 y 1363.

Muy conocidos son los mercados y zocos cairotas. Como se detalla más arriba, el mercado más importante es el de Khan al-Khalili, situado en el Cairo islámico, donde las sedas y las especias son los productos más demandados. En cuanto a los zocos, el de An-Nahassin es uno de los más populares debido a su gran oferta de objetos de cobre y latón. También es importante el zoco de as-Sagha.

Los coptos aparecieron con los primeros cristianos en el siglo IV. El barrio copto está en la parte antigua de la ciudad, surcado por callejuelas, y en él se pueden encontrar muchas iglesias donde se sigue el rito copto:

  • La iglesia de Santa María, siglo IV, conocida como Iglesia Colgante (Al Muallaqa), es el templo cristiano más antiguo de la ciudad.
  • La iglesia de San Sergio, siglo V, construida sobre una cueva que, según la tradición, cobijo a la Sagrada Familia.
  • La capilla de Santa Bárbara.
  • La iglesia y monasterio de San Jorge.

Aquí se encuentra también la sinagoga Ben-Ezra (siglo VII), la más antigua de Egipto, y la fortaleza de Babilonia.

En el barrio se encuentra el Museo Copto, donde se están depositados los manuscritos de Nag Hammadi, 1.200 papiros del siglo IV escritos en copto.[18] Situado en un jardín dentro de la antigua fortaleza romana de Babilonia, sus habitaciones interiores están decoradas con biombos de madera tallada (conocidas localmente como mashrabiyya).

La ciudadela está situada en una pequeña montaña, Muzzattam. Fue el refugio de todos los gobernantes desde Saladino en el siglo XII hasta Mehmet Alí en el XIX.

Vista del Cairo desde la Mezquita de Alabastro. Al fondo la Mezquita de Mehmet Ali.

Vista del Cairo desde la Mezquita de Alabastro. Al fondo la Mezquita de Mehmet Ali.

La fortaleza y los muros del este fueron construidos por Saladino en 1176, y fue ampliada hacia el oeste, donde se encuentra la mezquita de Hassan, la puerta principal. En la parte sur están los palacios: esta zona fue ampliada por Mehmet Alí, que construyó la Mezquita de Alabastro, completamente cubierta de este material tanto en su interior como en el exterior y que decoró con mármol y grabados sobre estuco. Consta de una gran cúpula central sostenida por cuatro columnas y otras cúpulas menores alrededor. Tiene dos minaretes de estilo otomano y a un lado tiene un gran patio con la fuente para abluciones.

En la ciudadela se encuentran también los museos de armas y carrozas, el pozo Bir Usef y la mezquita Sidy Sariah.[19] Destaca también la Mezquita de Mohammed Ali, con una gran cúpula central, la Mezquita de al-Nasir o el Pozo de Yusuf.

La Mezquita de Muhammad Alí fue construida en 1824, finalizando su construcción en 1848. Su altura hace que sea fácilmente distinguible en cualquier rincón de la ciudad, otorgándola una sensación de cierto poder político. Según un plano del arquitecto griego Yusuf Bushnaq, la construcción trató de imitar las pautas seguidas para el levantamiento de la mezquita Yeni Valide de Estambul más de 200 años atrás, ya que, por entoncés, la ciudad estaba bajo régimen otomano. El nombre de la mezquita se debe a Mehmet Alí, rey egipcio entre 1805 y 1849, y en el interior de la mezquita, en el patio, se encuentra un reloj que el rey Luis Felipe de Francia entregó a cambio del obelisco situado en la Place de la Concorde de París.

Una visita imprescindible para conocer la antigua cultura egipcia es pasear en barca y a pie por la ciudad faraónica del Dr. Ragub.

La cocina egipcia:

La comida egipcia es una deliciosa combinación de sabores, gracias a los distintos ingredientes que proceden de la gastronomía mediterránea, africana y árabe. Dos alimentos son básicos en los hábitos de los comensales egipcios, las aish, hogazas de pan consumida muy a menudo y cuya masa se prepara con distintas harinas (la que más fama tiene es la “aish baladi”, preparada con harina más basta y oscura) y las fuul, judías gordas de color marrón que se aliñan con limón (las llamadas ful, judías blancas, se cocinan a fuego lento durante horas en un caldero de cobre). Las fuul se sirven como acompañamiento para todo tipo de platos: verduras, ensaladas, fiambres, y en albóndigas que reciben el nombre de felafel o bien especiadas, con yogurt, queso, ajos y huevos. También se toman en bocadillo aliñados con tahini y vegetales en vinagre y además, pueden ser la base del Ta’Miya que se come con los dedos.

Los egipcios toman tanto carne como pescado. Las carnes suelen ser de vaca, cordero o aves como el pavo, el pato, el pollo y el pichón. Los pescados, tanto de agua salada como dulce, son frescos y están bien preparados. Le aconsejamos probar las deliciosas gambas gigantes con salsa de ajo de Alejandría denominadas Gambari.

Como platos típicos de la gastronomía egipcia destacan el Mashi, arroz con carne que se acompaña con hojas de parra, tomates, berenjenas o pimientos verdes, los mezze, toda una gama de entrantes fríos de procedencia oriental que se sirven en numerosas escudillas de pequeño tamaño. Se trata de verdaderas delicatessen, entre las que se encuentran el tabbouleh, ensalada de perejil y sémola de trigo de sabor ácido, la kobeiba, carne, pescado y nueces, la baba ghannoush, puré de berenjenas con ajo, las kibbeh, albóndigas de carne de cordero frita y sémola de trigo, basterma, cecina ahumada, sambousek, empanadas de verdura, hummus bi tahina, garbanzos en puré con pasta de sésamo, wara annab, hojas de parra rellenas de distintos ingredientes y el betingan, rodajas de berenjena adobadas.

Otros platos típicos son el Koshari, capas superpuestas de macarrones, arroz y lentejas con salsa de tomate, el Fattah también lleva capas pero éstas son de pan seco empapado en caldo, arroz y carne aliñado con ajo y vinagre y cubierto con yogurt, nueces y pasas; la Moulouhiya, sopa de espinacas, el Hanan, pichones rellenos de granos de trigo verde o arroz, el shish kebab, brocheta de carne de cordero y la Kufta, rollos de carne picada de cordero a la brasa. Todos estos platos se sirven acompañados de pilau, arroz con verduras.

En cuanto a postres, y al igual que en la mayoría de los países árabes, son deliciosos. El preferido por los egipcios es el Om Ali, mezcla de pan o pasta con leche, nueces, coco y pasas que se toma caliente. Se distinguen, además, el aish es serail, hogaza de pan con miel ablandada con jarabe de azúcar, la baklava, masa rellena de nueces aromatizada con aguamiel o con una infusión de azahar y la kumafa, tallarines horneados con azúcar, miel y nueces. No deje de probarlos.

Es indispensable aprender a regatear, sobre todo para poder comprarse un buen traje típico para la fiesta del crucero que nos llevará Nilo arriba hasta Assuan.

Hy que predicar con el ejemplo. Asi que de jeque a la fiesta.

Hay que predicar con el ejemplo. Así que... de jeque a la fiesta.

Jordi Carreño

Fuentes: Wikipedia, http://www.egipto.com, club telepolis, canal cocina.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s