El infierno de Dante, el reflejo de nuestros días…

la_divina_comediaLA DIVINA COMEDIA…

La Divina Comedia es una de las obras clásicas de la literatura universal por excelencia, que todos deberíamos conocer igual que: “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha – El Quijote-, La Iliada, etc.

Dante Alighieri escribió su obra con un poema que mezcla la vida real con la sobrenatural, muestra la lucha entre la nada y la inmortalidad, una lucha donde se superponen tres reinos, tres mundos, logrando una suma de múltiples visuales que nunca se contradicen o se anulan. Los tres mundos infierno, purgatorio y paraíso reflejan tres modos de ser de la humanidad, en ellos se reflejan el vicio, el pasaje del vicio a la virtud y la condición de los hombres perfectos. Es entonces a través de los viciosos, penitentes y buenos que se revela la vida en todas sus formas, sus miserias y hazañas, pero también se muestra la vida que no es, la muerte, que tiene su propia vida, todo como una mezcla agraciada planteada por Dante, que se vuelve arquitecto de lo universal y de lo sublime.

El sujeto de la comedia es el hombre de todas las razas, credos, edades, el hombre que esta entre el cielo y la tierra; que en esencia es el estado de las almas después de la muerte y la forma en que se expresa en cuanto por sus méritos o desméritos se hace por lo tanto acreedoras a los castigos o a las recompensas divinas. Dante se vale tanto de personajes bíblicos como de seres extraídos de la mitología pagana para la creación de sus personajes, mezclándolos en los pasajes indistintamente

El espacio que se presenta es uno solo subdividido en tres partes autónomas e independientes al interior, no así en su exterior, es un contenedor único, accesible para todos pero perfectamente definido por sus limites, un solo espacio con diferentes ambientes claramente determinados. Difícilmente puede imaginarse la construcción espacial de los espacios visitados por Dante, las descripciones no pueden remitirnos a espacios reales o tangibles, debe permitirse a la imaginación ser guiada por el lenguaje poético para el que cualquier lugar puede ser.

La descripción de la obra corresponde a los comentarios sobre la misma de: Adriana Quiroga, Hernán Guerrero y Ulises Márquez

Esta obra no puede ni debe leerse bajo mi punto de vista, como si fuese una simple novela best seller, devorando capítulos. Es un libro casi de culto. Hay que detenerse en muchos de sus párrafos y versos, para poder diseccionarlos y leerlos entre líneas. Hay que viajar a través de sus páginas por el interior del ser humano, tal y como debió hacer Dante, mientras lo escribía. Hay que descubrir los mundos que nos presenta Dante dentro de nosotros mismos (el género humano). Hay que cogerlo continuamente de la librería y releerlo aunque sea por capítulos. Es un libro para reflexionar y disfrutar también del lenguaje metafórico de la poesía.

En los tiempos que vivimos, me parece que a más de uno se le puede identificar perfectamente entre los personajes del infierno y el purgatorio. Parece mentira, ver como los libros clásicos, permanentemente nos devuelven a la actualidad del ser humano. ¿Será porque siempre han tratado con profundidad la esencia del ser? ¿Eran visionarios o conocedores de las miserias de nuestra especie? ¿La vida es un péndulo espacial o es la incapacidad de aprender y mejorar a través de nuestra historia?

Jordi Carreño Crispín

infierno-de-dante

Dante Aligheri:

Nació en el año de 1265, hijo de Aldighiero Degli Elisei quien murió cuando Dante era muy joven. Dante fue educado por su padre muy esmeradamente y a su muerte recibió apoyo para seguir estudiando por parte de parientes y especialmente por Brunetto Lattini, quien lo dirigió al estudio de las letras; pero Dante no sólo se refugió en sus estudios sino que también participó activamente en las diversas actividades que el mundo le ofrecía, fue así como participó de ejercicios varoniles y combatió en la batalla de Campaldino ganada por los gibelinos de Arezzo, en 1289; dos años más tarde combatió en la toma de Caprona, contra los posanos. A su regreso se casó con Madonna Gemma, con la cual tuvo muchos hijos. A la edad de 35 años y luego de haber desempeñado varios cargos públicos fue uno de los priores o magistrados supremos de Florencia, en este cargo por elección tuvo origen su destierro de Florencia, cuando la ciudad estaba dividida en dos nuevos partidos, Dante participaba a favor de los Blancos quienes se oponían a los Negros que querían abrir las puertas de la ciudad a Carlos de Valois. Al llegar a Siena, junto con otros desterrados se establecieron en el lugar de Arezzo, allí se pusieron al servicio del conde Alejandro de Romena. Después de varios años en los que Dante intento volver a su ciudad natal sin conseguirlo, decidió finalmente viajar a París donde se dedicó al estudio de la teología y la filosofía, luego paso de ciudad en ciudad luchando contra la miseria hasta que finalmente se estableció en Rávena, sitio al que tuvo buena acogida, especialmente por Guido Novello de Polenta, señor de esa ciudad, allí permaneció varios años. Finalmente murió el 14 de Septiembre de 1321 en Rávena.

dante

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s