Un maestro en el Barito Jazz Club…

Llamarme sentimental; pero soy de aquellos a los que los viejos tiempos le ponen nostálgico. Uno tiene suerte de conocer a mucha gente durante su vida, unos permanecen y otros se van con el tiempo de nuestras vidas, a veces sin darnos cuenta. Hoy revisando la página de amigo Koldo, me he encontardo con otro viejo amigo. Un amigo de juventud. Sigue siendo el mismo, pero con más canas. El bueno de Rafa. No voy a contar nada de lo que es a nivel profesional, porque hay gente que ya lo ha definido mucho mejor de lo que yo puedo hacer. Pero si puedo aseguraros, que es muy difícil encontrar mejor coktelero que él, en esta isla (Y dejándome llevar por la pasión de la amistad…),  fuera creo que también. Nadie sabe lo que es tomarse un buen gin-tonic, si no ha probado alguna de las múltiples variedades de este fenómeno de la barra y coktelera. Nos veremos pronto en tu garito Rafa…

Os dejo con el artículo publicado en “a fuego lento”:

 

Rafael González (Rafa) el capo de "El Barito" de Palma de Mallorca
Rafael González (Rafa) el capo de “El Barito” de Palma de Mallorca

(C. de Miguel). Ya hace tiempo que el arte de la coctelería adquirió nombre propio en Palma de Mallorca. Se llama Rafael González.

Rafa, el de “El Barito”, lleva cerca de treinta años en esta profesión. Se formó en distintos locales de Mallorca en una época “gloriosa”, cuando el turismo aupó a muchos locales de ocio de la Isla. “Después de trabajar para otras empresas, abrí mi propio local en el 79 donde preparar copas y cócteles con el cariño que a mí me gustaba hacerlo”. Y aquí, en El Barito, ha sido donde Rafa ha preparado a otros barman, destacando dos como campeones oficiales de Baleares.

Como el chef cuida al detalle sus materias primas de trabajo, este maestro también busca en el mercado los mejores productos, y se preocupa para que en cualquier época del año lleguen a la barra de El Barito las más atractivas fresas, los limones perfectos… “todo tiene que estar en su punto”, dice.

Rafa se define a sí mismo como “ensamblador de alcoholes”. Sea como fuere, coctelero o ensamblador, domina la técnica a la perfección, los instrumentos y las medidas que hacen que un cóctel sea un cóctel, porque “no por más alcohol o menos hielo es mejor la copa”.

Entre su clientela habitual los combinados más solicitados son, por un lado, el Gin Tonic, y por otro, el San Francisco. Sin embargo, la carta de El Barito Jazz Club, ahora reformado aunque ubicado en el lugar de siempre, es mucho más amplia y las ganas de experimentar y probar nuevas fórmulas de cóctel no cesan en Rafa. Así lo demuestra la imagen distintiva de su local (una ilustración del pintor Juan Ramis): un Dry Martini con una guindilla roja en el centro, en lugar de la clásica aceituna. “La idea me la dio Isabel, catedrática de Filosofía y Letras, que viajó a la India y como allí no tenían aceitunas, la alternativa era la guindilla”, cuenta Rafa, que estuvo tres años practicando este Dry hasta que caló en el cliente.

Y como igual los clásicos que los nuevos sabores van de la mano en este local, Rafa nos irá sorprendiendo en cada número de A Fuego Lento con sus cócteles. Esta vez vemos cómo prepara su Caipirinha de fresa.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s