¿Quién es el flautista de Hamelin? 18 años después, las ratas de ETA aparecen de nuevo en la isla…

030723rata-eta

Hoy es un día de indignación, rabia, odio, repulsa y todos los adjetivos que deseéis poner a un acto como el sucedido en Palmanova (Mallorca). El problema es que pasamos muy rápido de la rabia y la indignación a la indiferencia. Hoy basta con seguir en internet los foros, en  el faceboock o cualquier otra red social, la actividad relacionada con el caso;  y ver toda la amalgama de comentarios indignados, de conjuras, de propuestas efectuadas desde la rabia e impotencia desbocadas por la vil, canalla, cobarde, iracunda e irritante acción de ETA.

Es lógico que así sea, dado que una muerte violenta y más si es de inocentes, debe afectar y enojar a cualquier persona que se precie de ello, a toda la sociedad racional,  máxime cuando el acto es tan abyecto e irresoluto, y nos es tan cercano.

¡Pero claro! Mañana será otro día. Por suerte para algunos y desgracia para otros, la vida ha de continuar. Y ha de ser así, pero con una salvedad. Mañana habrán actos reivindicativos y condenatorios ¿Cuántos de los voceros indignados de hoy acudirán y darán fe con su presencia a los diferentes actos? ¿Y mañana, pasado mañana o cualquier otro día cuando por desgracia,  previsible y seguramente vuelva a suceder, y el hecho sea en otro lugar? ¿Cuántos enrabietados hoy, lo verán con otro tipo de indignación? La indignación de la distancia, la de los 15 minutos de telediario, la de hojear la noticia en un periódico con un café, etc.

Entonces todo será echar balones fuera, culpar al gobierno de turno, a las leyes, los jueces y buscaremos un flautista de Hamelin que nos limpie las calles de ratas, sin  mirar el coste, sin valorar las cosas en su justa medida, desde la reflexión y el análisis profundo. ¿Seremos capaces entonces de perder lo ganado por miedo, por seguridad, si alguien nos hace el trabajo sucio?

No pasa la solución únicamente por nuestra mano, eso lo tengo muy claro. Pero también se que la presión social, la colaboración, la unión de los demócratas sobre todo, son herramientas imprescindibles para luchar contra la barbarie. Y que somos nosotros, el pueblo, el que ha de obligar a nuestros políticos, no sólo  a tomar decisiones, si no a consensuarlas sin fragmentaciones en casos tan flagrantes como es el terrorismo. Y eso sí está en nuestras manos. No les permitamos hacer demagogia ni partidismos de los asuntos que nos afectan a todos.

No nos damos cuenta de que el flautista de Hamelin somos todos, y que entre todos, formamos un solo cuerpo, mucho mayor que el de las ratas. Y que sólo nuestra presencia es intimidadora. Pero para ello, no vale escudarse en la comodidad y la rabia del momento, hay que trabajar cada día y estar siempre presentes. Hay que levantar la voz y movilizarse con cada acción que atente contra nuestra libertad, seguridad y derechos, aunque estas no sean sangrientas.

Si no lo hacemos así, las ratas tienen la  capacidad de reproducirse y expandirse por todo el territorio con una rapidez que no imaginamos siquiera. No esperemos más al flautista, seamos inteligentes y desde la razón que nos avala, desde las leyes aplicadas en su justa medida y sobre todo con la palabra y la libertad, enfrentémonos cara a cara  a las ratas ponzoñosas del mal, del dolor y de la muerte gratuita sin miedo a llamarles por lo que son, a gritarles que no les queremos, a contagiar a los demás a hacer lo mismo.

¡Yo no quiero ASESINOS en mi tierra, yo no quiero MUERTOS INOCENTES, yo no quiero flautistas mágicos y yo no quiero ETA…! Quiero un país libre, donde se pueda hablar y expresar cualquier idea, quiero poder pasear sin sentirme vigilado, quiero que todo el mundo se sienta seguro y quiero que todas las ratas estén en su ratonera a buen recaudo. Que la violencia no sea  la razón de los locos  cobardes.

Toda mi empatía y solidaridad para las familias afectadas, todo mi respeto y cariño para todas las víctimas del terrorismo, y todo mi consideración y recuerdo para los fallecidos estérilmente por la bajeza moral y deshumana de los ASESINOS.

Jordi Carreño

Lazo Negro

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s