El Zigurat de Ur-Nammu…

Palabras y acepciones clave: Mesopotamia, Zigurat, Zikurratu, Templo montaña, Ur, Ur-Nammu, edificios religiosos, Templo, Arte sumerio, Arquitectura sumeria o mesopotámica, construcción, planta cuadrada o rectangular, terrazas, montaña artificial, escalonada, Etemennigur.

El Zigurat es uno de los elementos más típicos de las construcciones mesopotámicas, concretamente sumerias, aunque posteriormente fuesen adoptadas por el resto de la arquitectura de la Antigua Mesopotamia, podemos decir que son la consecuencia de las características de la arquitectura religiosa neosumeria (2150 a 2015 a. C). Este antiguo modelo de edificio-templo (Templo montaña), se construyó en Uruk hacia finales del cuarto milenio, pero fue el rey de Ur, Ur-Nammu, que gobernó hacia finales del III milenio y fue el que evolucionó éste  tipo de construcción religiosa hacia un nuevo concepto. El zigurat basado en una gran plataforma central o terraza de planta cuadrada o rectangular, coronada por otras más pequeñas elevándose hacia el  cielo a modo de montaña escalonada. El Zigurat de Ur-Nammu fue alzado en honor de la diosa Luna o Nannar (Innana, Nanna, Sin),  y dándole el nombre de Etemennigur,  que significa, casa cuya alta terraza inspira terror, con unas dimensiones de entre 36 metros de alto por 62 de ancho y 46 de largo. (Las medidas de construcción exactas varían según datos y autores).

En la construcción mesopotámica, el uso del adobe y el ladrillo hechos con arcilla secada al sol (debido a la falta de madera y piedra); será el material utilizado básicamente en esta sociedad dadas las características geográficas de territorio que marcan un fuerte condicionante económico y social. Los gruesos muros para dotar  de consistencia y aislar del frío y calor extremos de la zona; o la construcción sobre terrazas o plataformas para aislar los edificios de la humedad provocada por las crecidas de los ríos Tigris y Éufrates; el revestimiento externo de mosaico para proteger el edificio de la lluvia y el viento y, a la vez, dotarlo de magnificencia; uso de la bóveda, en lugar del arquitrabe, consecuencia de los materiales utilizados y del interés en construir espacios interiores de gran amplitud. Se trata, pues, de una arquitectura adaptada al medio, adecuada a la climatología, monumental y, a la vez, práctica.

En el caso de Ur-Nammu, se construyó con una base de planta rectangular y de tres pisos de altura, a los que se accedía por tres escalinatas. Hoy puede verse su primera terraza totalmente restaurada. El zigurat fue erigido en sentido diagonal a los puntos cardinales, aunque como en el caso de los templos, la planta rectangular de la base (aquí 56 x 52 metros) hizo que esta orientación sólo fuese aproximada. Se cubrió el suelo de la primera terraza con una capa de ladrillos cocidos, de 2,5 metros de espesor. Su perfecta y excelente elaboración  ha permitido que hasta el día hoy permanezcan en un estado de conservación soberbio, y es gracias a los mismos, a los que debemos la supervivencia de la forma original del zigurat de Ur. Es el  más antiguo de todos y, aunque fue iniciado antes que los de Eridú y Nippur, fue terminado posteriormente a los mismos. Esta construcción maciza consta de terrazas, nichos y paredes inclinadas o en talud  maravillosamente conservados. Estas últimas se elevan hasta una altura de 15 metros sobre el patio en el cual se alza el zigurat. Les seguían una segunda y una tercera terrazas con las que lograba  alcanzar una altura total de 21,33 metros, es decir un total de 36.33 metros. Apoyadas contra la pared noroeste, dos escaleras simétricamente opuestas descienden majestuosamente hasta el patio del templo. La escalera principal, en el eje central del zigurat, sobresalía de la estructura y se unía con las dos escaleras laterales al nivel de la primera plataforma, donde era coronada por una poterna. A partir de aquí la escalera central se hacía más estrecha y conducía a la plataforma superior. Un enorme pilar incrustado en el cuerpo del zigurat soportaba el tramo de escaleras. La amplia escalera central comenzaba muy lejos del cuerpo del zigurat y continuaba hasta la plataforma superior. La idea de una escalera entre el cielo y la tierra quedaba así plasmada creando una excelente perspectiva para las procesiones sacerdotales.

Fue construido como medio de servir a los intereses de la organización del Estado, de su ideología y de su marcado carácter religioso. Este zigurat se encuentra muy cerca de la antigua ciudad de Ur, a la cual protegía con su alargada sombra y con la divina ayuda de la diosa Nannar a la cual se dedicó el Templo, convirtiendo así a Ur en la capital del Imperio Sumerio. Aunque no está claro todavía cuál era la función específica de este tipo de construcción y las teorías son muy variadas, desde aquellas que lo atribuyen a la necesidad de proteger a las deidades de las inundaciones, sólo como centro de ofrendas e incluso como observatorio astronómico, lo que sí está claro que indudablemente tenía connotaciones de tipo religioso,  y que con toda probabilidad, al menos esta es la teoría mayoritariamente aceptada, con esta construcción se intentara manifestar el concepto de montaña sagrada donde se produce el encuentro entre el hombre y sus dioses, entre la esfera terrenal y celestial. La traducción del nombre así lo indicaría también.

A partir de la segunda Dinastía se comenzó un trabajo sistemático de desarrollo con la canalización y las construcciones arquitectónicas más importantes, lo que desembocó en una organización social jerarquizada, lo que hizo que esta jerarquización quedara reflejada en el tipo de construcciones como los edificios públicos, y en particular, los templos. La existencia de templos pone de relieve una centralización del poder económico y político en torno a un sacerdocio profesional (ensí), que monopoliza la actividad administrativa de toda la comunidad. Si le añadimos y vemos las diferencias que se manifiestan en los ajuares de las tumbas se deduce fácilmente que la sociedad empieza a estratificarse creándose las capas sociales desiguales en lo que a bienes se refiere. Y todo es debido al hecho de la mejora que la irrigación y la introducción del arado de tracción animal ha incrementado la producción agraria, lo que ha implicado una división del trabajo en la que un reducido grupo de individuos ya no se dedica a tareas productivas sino de gestión y  organización basada en una economía agrícola y de pesca redistributiva. Una parte del excedente generado se invertirá en la construcción de templos.

El período de la III Dinastía de Ur, que vio nacer la forma clásica del zigurat, corresponde al apogeo definitivo y máximo esplendor de Sumer, después de un largo período de servidumbre. Ninguno de sus soberanos fue más renombrado que Ur-Nammu, fundador de la III dinastía y constructor de los zigurates de Ur, Eridú, Al’Ubaid y Nippur. Ur-Nammu logró apoderarse de Lagash, eliminando al último ensí de su segunda dinastía, llamado Nam-Makhani, e incluso a algunos reyes de otros importantes enclaves. Su dominio sobre la zona le llevó a titularse “Rey de Sumer y Acad” y a proceder luego a una reforma en profundidad de las antiguas estructuras sumerias. Para ello organizó su reino a modo de monarquía, centrando en su persona todos los poderes y dotando a Ur de un magnífico palacio real y otras construcciones religiosas, entre las que destacó su zikurratu, llamado Etemennigur.

Bibliografía consultada:

Historia del Arte del Antiguo Egipto y Próximo Oriente, Martínez de la Torre Cruz, Gómez López Consuelo, Alzaga ruiz Amaya – Editorial universitaria Areces. Edición 2009

Enciclopedia  de Historia Universal Salvat. Vol. 2 La Antigüedad: Egipto y Oriente Medio. ISBN tomo II: 84 345 6231 6 Páginas de la 146 a la 198.

Breve Historia del Mundo Antiguo, López Melero Raquel – Editorial universitaria Areces. Edición 2010.

Atlas de las Grandes Culturas: Oliphant Margaret. ISBN 84 226 4566 1 Círculo de Lectores. Páginas de la 10 a la 21.

Enlaces de Internet consultados:

http://www.innova.uned.es/o/94494450

Grandes Civilizaciones: MESOPOTAMIA

http://www.youtube.com/watch?v=bV1WCdPBQXo

http://www.youtube.com/watch?v=evjKpygDE90

http://www.innova.uned.es/o/94494456

www.biografiasyvidas.com/…/u/ur_nammu.htm

www.historiaantigua.es/…/ziguratur/ziguratur.html

Por Jordi Carreño Crispín (UNED – Facultad de Geografía e Historia / Historia del Arte)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s