“Toros alados androcéfalos” (LAMASSUS)”

FICHA CATALOGRÁFICA: por Jordi Carreño

1. Título de la obra: “TOROS ALADOS ANDROCÉFALOS (LAMASSUS)”

2. Autor: DESCONOCIDO

3. Cronología: Edad de Bronce: período neo-asirio, durante el reinado del rey Sargón II, fundador del imperio sargónida (desde 721 hasta 705 BC). Siglo VIII a. C. Cuando Sargón II, fundó su nueva capital de Dur-Sharrukin, la Khorsabad (Jorsabad) en el 713 a. C. (BC).

4. Dimensiones: 4,20 metros de altura x 4,36 metros de longitud x 0,97 metro de espesor.

5. Material y técnica: Alto relieve de yeso y alabastro. Tallado en un solo bloque de origen, en la ronda de la cabeza y en alto relieve el cuerpo. Este tipo de técnica sería muy utilizada en la época de Sargón.

6. Localización: Museo del Louvre (París). Colección de Arte Antiguo Oriental – Mesopotamia. Patio de los Toros Sagrados de Sargón II.

7. Cultura: Mesopotamia – Neo asiria- Sargónida.

8. Comentario: Los toros alados, también conocidos como “Shedus” o “Lamassus” son esculturas monumentales con cabeza humana, cuerpo de león y alas de águila. A unos 15 Km. al NO de Mosul, a orillas del río Khanser, un afluente del Tigris, se encuentran las ruinas de la que fue, por sus monumentos civiles y religiosos, una de las más importantes y bellas ciudades del Imperio asirio, la ciudad de Dur Sarrukin (la fortaleza de Sargón), creada por voluntad de Sargón II de Asiria entre los a. 721 y 705 a. C. para instalar en ella su residencia real durante el periodo asirio. El arqueólogo francés Botta en 1842 creyó que ésta podría ser la antigua ciudad de Nínive, aunque no era así. Durante este período la escultura exenta pierde importancia (tan sólo se conocen dos estatuas de reyes asirios, una de Assurnasirpal II y otra de Salmanasar III), pero destacan ante todo las gigantes estatuas que, como figuras mágicas y mitológicas que hacen la función de genios protectores, alejando el mal, y que se colocaban en las puertas de los templos, palacios o ciudades protegían a los edificios y sus habitantes o haciendo de elemento purificador para aquellos visitantes que los atravesaban. Estos guardianes eran representaciones híbridas de distintos animales, generalmente antropomorfas con cabeza de hombre. Son los conocidos toros o leones alados androcéfalos, entre los que destacan los toros que custodiaban el palacio de Sargón en Jorsabad (siglo VIII a. de C.). Estas esculturas del arte neo-asirio pueden considerarse como relieves de bulto redondo o esculturas arquitectónicas por sus lugares de colocación. El toro está representado de frente y a la vez de perfil, por eso tiene cinco patas (uno de los aspectos más llamativos), de frente está quieto y de perfil está andando. Otra característica importante son las alas: Están hacia atrás y en posición horizontal. La cabeza es humana, con melena y barbas largas y tocado con cuernos, lo que le relaciona con la divinidad. La cabeza humana está coronada con una diadema estrellada y rodeada de astas o cuernos y plumas. Sus rasgos físicos humanos se ven variados por los oídos, que son los de un toro y, representan a un hombre barbado, de pobladas cejas y ojos expresivos, de nariz prominente con bigote fino y boca elegante. La barba cubre las mejillas y la barbilla con un efecto de pelo rizado. El pelo le cae sobre los hombros y llega hasta la espalda donde aparecen sus alas (Raptor) de águila. Su cuerpo de león de patas cortas y fuertes que marcan la musculatura y las venas le dan un aire potente y sólido y en su posición lateral efecto de movilidad.

Bibliografía consultada:

Historia del Arte del Antiguo Egipto y Próximo Oriente, Martínez de la Torre Cruz, Gómez López Consuelo, Alzaga Ruiz Amaya – Editorial universitaria Areces. Edición 2009. Páginas 289 a la 298.

Breve Historia del Mundo Antiguo, López Melero Raquel – Editorial universitaria Areces. Edición 2010. Páginas 22 y 23, punto 5 “La ciudad como centro de poder”

Enciclopedia de Historia Universal Salvat. Vol. 2 La Antigüedad: Egipto y Oriente Medio. ISBN tomo II: 84 345 6231 6 Páginas de la 167 a la 182.

Estudios sobre Oriente en la España del siglo XIX: la vida y la obra de Francisco García Ayuso. En J. Mª Córdoba, R. Jiménez, C. Sevilla (eds.).- El redescubrimiento de Oriente Próximo y Egipto. Universidad Autónoma de Madrid, Madrid 2001, pp. 107-116.

Enlaces de Internet consultados:

http://www.louvre.fr http://www.innova.uned.es/o/94494478

http://www.innova.uned.es/o/94494480

http://hantigua.blogspot.com/2010/03/toros-alados-del-palacio-de-sargon-ii.html http://arte.jrodas.com/Obra/Toro_alado_de_Khorsabad

http://www.youtube.com/watch?v=tFuDsnn-700 http://www.youtube.com/watch?v=ufd5Mx1Av3o

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s