De la sociedad de la información a las cavernas…

Y finalmente se produjo el apagón y esta vez no fue ni analógico ni digital para CNN+. Llegó por desgracia el apagón definitivo. Se fue con él, la oportunidad de seguir la información nacional e internacional desde un punto de vista diferente, con una visión más o menos objetiva, bien tratada, con pluralidad y también con  opinión. Posiblemente era lo más parecido a un periódico de aquellos de antaño,  de los independientes,  donde los contenidos eran más importantes que los titulares, que los anuncios y por supuesto que los clasificados.

Estas palabras no significan ni de mucho que estuviera siempre de acuerdo en todos los tratamientos y formas, pero eso tampoco era necesario, de ahí estriba la independencia, la pluralidad y la libertad de expresión que deben caracterizar a un medio de comunicación e informativo. Desde aquí solo pretendo transmitir a todo los verdaderos profesionales, aquellos que todavía ejercen hoy en otros medios; y a los que por desgracia que ya no y, cubrieron durante todos estos años,  la que ha sido probablemente una de las más respetadas y prestigiosas plataformas informativas, con los mejores tratamientos y contenidos noticiables, comunicación e investigación periodística, y que ahora,  se ven reglados  al ostracismo de la libertad de expresión; de otro modo,  tan necesario para poder ejercer el sano derecho y proceder liberal del mal llamado…” Estado de Derecho” y  que además se autodenomina estado democrático; como son las propias libertades a nivel general.

Cuando la economía dirige la información (que es la base del poder para tomar decisiones y actuar) es que ya no hay libertad posible tal y como define la misma acepción. Porque los contenidos e informaciones se pueden ajustar a los diferentes intereses 8sobre todo los pecunios). Estamos entonces ante un nuevo tipo de dictadura y, ante la censura más descarada y encubierta por el poderoso caballero… “Don dinero”. Ahora esto es lo que hay, esto lo que necesitáis y esto es lo que se vende.

Ya podemos entonces dejar paso a las televisiones y a todos los  medios de comunicación y de la desinformación con contenidos basura. A a esos estercoleros de miserias humanas, a esas parrillas televisivas y soportes digitales o en papel barato (ya que tan poco existe tan siquiera el papel couché o el arte del periodismo social), para dejar paso a esas camadas barriobajeras de usurpadores de PROFESIONES y PROFESIONALES (sean formados o autodidáctas, pero al fin y al cabo… “PERIODISTAS” de pro, es decir, periodistas profesionales), con su estilo más  berlusconniano, por tanto sin estilo, con poca o ninguna catadura ética y moral, y con menos seso que la concha de un caracol y luces que el salpicadero de un SEAT PANDA; y que encima, su mayor arte y mérito es el del vocerío, la utilización de la jerga marginal de la Real Academia de Lenguas Viperinas y, que viven de las mentiras, chascarrillos del me han dicho e informado de buena tinta.., y sobre todo y ante todo, de prostituirse en las palestras televisivas, radiofónicas y de otros soportes contando sus míseras y anodinas vidas y, que por desgracia todo sea dicho de paso, parece ser que es lo que interesa, desea y quiere este país cainita, inculto y miserable cuando se trata de ver las miserias de los demás y no las propias (basta para darse cuenta  con observar  los índices de audencia -share- de cada uno de ellos).

¡Y es que al final!  siempre tenemos lo que nos merecemos, y yo la verdad, como demócrata que soy y que respeta a la mayoría lo acepto, ya que mi libertad está en no darle al botoncito del “ON” de la caja tonta. Pero también  como pensador independiente, crítico y autoincorformista (cosas de utilizar la cabeza), y sin la menor intención de tragarme esta avalancha de excrementos televisivos, sobre todo para ver como al estilo cangrejo, es decir, yendo hacia atrás nos van lavando poco a poco el seso que nos queda;  prefiero, obviar todo aquello que se me ofrece con tanto beneficio (nunca creí en los duros a cuatro pesetas) y deseo, no,  mejor dicho quiero de ser así, volver a las cavernas, volver a los inicios de la evolución artística del sapiens, sea en: Altamira, Lascaux, Niaux, Les Trois Frères, Font de gaume, Les Combarelles, Atapuerca, Tito Bustillo, La Cueva del Trucho, El Parpalló, Los Casares,  el Soplao, el Pendo, Ojo Guareña, etcétera. ¿Será por cavernas?

En resumen, pienso que cuando la prensa libre muere, mueren también las sociedades,  porque sin información somos todos unos borregos  o asnos peyorativamente hablando (y con mis más sinceras disculpas a tan nobles animales)  en manos de los grandes lobbies, corporaciones, gobiernos y políticos  deshonestos. Ya saben a que me refiero no, pues más o menos al compendio de varias grandes frases que resumidas serían… “dame un pueblo inculto y manejable para que los pueda hacer felices en su ignorancia, ya que la televisión es el nuevo opio del pueblo”.

Voy a ponerme mis pieles y veré si todavía queda algún jabalí, corzo, ciervo o animal noble que me alimente, me de piel y me dedicaré al noble arte de la pintura rupestre, porque uno puede elegir ser cavernícola, pero culto, aún así culto por favor…

¡Adiós CCN+, adiós libertades…!

Por Jordi Carreño Crispín

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s