LO QUE EL TIEMPO SE LLEVÓ… “El nacionalismo y la memoria hacia la involución…”

¿Qué pasa cuando suenan los tambores del nacionalismo?  Cuando los timbales vuelven a resonar en las comunidades históricas con aires de histerismo histórico, de desmemoria rancia y apolillada en el endogámico recuerdo de lo que se pretendió ser y nunca fue, es que seguimos anclados en el desconocimiento de nuestra propia historia; por tanto, no hemos aprendido nada de ella, lo que nos conduce a la vía de poder cometer el error de repetirla en el peor de los casos.

Ya sabemos que en río revuelto ganancia de pescadores. Y en este caso los pescadores son pescadores de oportunidades. Pescadores que buscan que les eximan de sus yerros y responsabilidades ganados a pulso por sus nefastas gestiones económicas en las Comunidades Autonómicas a las que representaban; y que estaban amparadas bajo la protección y resguardo de la teta estatal que ahora niegan y que les alimentaba como hace una buena madre.  Pero ya es sabido que no siempre es de bien nacido ser agradecido y no es extraño ver a hijos renegar y olvidar el esfuerzo maternal.

Proteger nuestra historia, cultura, lenguas y diversidad es cuestión imperiosa del Estado, y éste debe ser paladín y protector de todas sus comunidades; pero para ello, es el propio Estado el que debe ser garante y promotor de que su historia sea estudiada, conocida, divulgada y preservada con el mimo que identifica al buen padre. Por desgracia, en España el padre es falso, mentiroso e hipócrita con sus orígenes e historia y además es manipulador. He de ahí que los hijos se le reboten y creyéndose más inteligentes, soberanos y joviales que su patriarca aprovechan la debilidad de este para conseguir réditos oportunistas ante un mar revuelto que esconde todas las miserias pasadas de sus mayores, las suyas propias y las futuras.

Sin quimeras desafortunadas como expuso el coronado delfín caudillista de nuestro pasado más oscuro, España y sus comunidades históricas tienen una riqueza sin parangón ganada a pulso de historia y mestizaje, de conquistas y reconquistas; y que fue en un tiempo y puede volver a serlo, digna de ejemplo de convivencia común y dispar, desarrollo y expectativa de futuro inigualables ante los retos venideros; y que además, nos podrían poner con esfuerzo aunado a la cabeza del viejo tren europeo; y que por ende, este, se está quedando atrás en la carrera mundial del desarrollo, ya que cada vez pierde más terreno económico, demográfico, político y social ante los nuevos y emergentes países y continentes teóricamente menos desarrollados. Y es que la unión hace la fuerza.

Pensar en romper esa unión a nivel nacional no es sólo un signo de inconsciencia y poca visión futurista, es también la limitación mental y geográfica del ser humano que se retrae en la involución y no en la evolución de su especie. Es el pan para hoy y el hambre para mañana.

Además de que si la excusa es el carácter histórico y separatista como argumento de identidad, entonces volvamos a los orígenes del ser humano y como bípedos que somos reclamemos juntos el carácter del Austrolophitecus primigenio y reneguemos del evolucionado homo sapiens, y así sermos todos africanos y del mismo origen, porque es de ahí donde salieron nuestros ancestros.

Y es que lo que el tiempo se llevó no fue el pasado, sino la memoria de la especie que se tiene por la más racional de todas las de la natura. Por eso algunas veces yo quisiera ser tan civilizado como los animales y tener memoria de elefante para recordar la senda a recorrer.

Sí señores… ¡Visca Cataluña! ¡Gora Euskalerria! ¡Puxe Asturies! ¡Ao Vivo Galicia! ¡Viva Andalusía! Y etc… ¡Vivan España, Europa y el Mundo! Pero sobre todo… ¡Viva el hombre libre, viva el ser humano!  Y No dejemos que la ceguera y el tiempo nos roben memoria e historia.

Jordi Carreño

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s