Los “haššāšīn” o el origen de los ASESINOS…

DE AQUELLOS LODOS ESTOS BARROS: “La historia del Alamut y el significado de la palabra ASESINO.

Hablamos de asesinos, de terrorismo o terroristas actualmente a diario, pero sabemos realmente de dónde proceden los orígenes de ambas acepciones, los etimológicos y los  posibles significados primigenios históricamente… 

Figuración de la fortaleza del ALAMUT

Figuración de la fortaleza del ALAMUT

En el tiempo de las cruzadas (Hace unos mil años aproximadamente, sobre el 1090 d.C.) había una secta practicante del ismailismo en Irán, es decir, una secta minoritaria chiita en un país mayoritariamente suníta.

Esta secta era temida tanto por los cristianos como los propios musulmanes. A pesar de su escaso número, parecen haber aterrorizado a sus enemigos, alcanzando a personajes muy importantes y protegidos. Sobre ellos se creó la leyenda de que nadie podía escapar si se convertía en su objetivo. Así que ganaron su fama realizando asesinatos estratégicos contra políticos, militares, oponentes religiosos o personajes relevantes.

Hassan Al Hassab

Hassan Al Hassab

El líder fundador de esta secta radical Nazarí escindida de la denominada Shi A Ismaili se llamaba Hassan Al Sabbah, un erudito de familia acomodada que estudió el Corán y se formó religiosamente para con posteridad poder dedicarse como misionero a reclutar acólitos para su causa, la de derribar a sus oponentes otomanos selyúcidas. Erigiéndose el mismo en el líder asceta Nazarí; y de nombre conocido como “El viejo de la montaña”, dado que residía en una fortaleza casi inexpugnable situada en los picos altos de la antigua Persia (actualmente Irán), concretamente en el del Alamut (El Nido del Águila).

Hassan creía firmemente en la influencia sobre la mente humana ya que esta era fácilmente manipulable siguiendo los pasos y pautas adecuadas, por lo que se dedicó a ello con ahínco para conseguir llevar a cabo la sumisión y fe de los miembros de su secta.

El fervor de estos hacia su líder era tal, que sólo una orden suya bastaba para que cualquiera de los miembros de esta secta se quitara la vida, popularizando también la leyenda de los asesinos suicidas.

Nido del Águila

Nido del Águila

El Alamut o el nido de las águilas estaba situada en un risco a unos 1.800 metros de altitud en la Sierra del Elburz cerca del mar Caspio. Dominaba un fértil valle franqueado por montañas de altos precipicios y cuyo acceso era único a través de un sinuoso y serpenteante camino, lo que hacía de esta fortaleza un punto altamente estratégico y de difícil conquista.

Asesino es una palabra de origen árabe y cuyo significado etimológicamente proviene de la raíz haššāšīn”, que significa según la estructura de la misma acepción “adictos al cáñamo indio” o resumidamente “fumadores o bebedores de hachís”. Esta hipótesis que no está confirmada es probablemente la que más consenso reúne; aunque otras teorías apuntan a que el término podría hacer referencia a los seguidores de Hassan. En cuyo caso el término tampoco sufriría en exceso con la relación de la primera y más que aceptada hipótesis.

Esta secta pasó a conocerse comúnmente con el nombre de “Hashsha-shin” o “‘Hashshashiyyín’ que en su término anglosajón dio lugar a la palabra “assassin”.

No se tiene todavía muy claro si estos asesinatos los cometían bajo la influencia del hachís, o si esta droga era consumida posteriormente para tranquilizarse (ésta es la teoría más aceptada actualmente). Lo que sí es aceptado, es que bajo los efectos del consumo de cáñamo los seguidores de Hassan eran mucho más manipulables e influenciables, además de proclives a la modificación de su conducta.

Tal y como el Corán indica morir en nombre de Alá proporcionaba la entrada en el Paraíso musulmán rodeado de las setenta y dos vírgenes para vivir como recompensa por su sacrificio y martirio una vida llena de placeres. Con este leiv motiv y la ayuda del hachís el proceso de manipulación mental era puesto en marcha. Creando lo que podríamos denominar como los primeros terroristas de la historia.

Al nuevo integrante de la secta se le raptaba y era llevado a la fortaleza de Alamut donde vivía a cuerpo de rey  mientras era formado y disfrutaba de los placeres carnales de todo tipo, durante los varios años que duraba  la preparación y entrenamiento, al tiempo que vivían rodeados de mujeres, hachís, comida y bebida abundantes, sirvientes…, para que se convencieran de que habían llegado al Jardín de Alá. De ese modo los súbditos, cuando despertaban del efecto de las drogas, creían realmente haber viajado al paraíso y no dudaban en hacer cualquier cosa que les mandase su líder, ya que así, y sólo así, podrían volver al edén islámico.

Los Hashashin no formaban un ejército regular, pero constituían una organización perfectamente jerarquizada, y todos los integrantes recibían una dura formación en el adiestramiento militar junto al duro adoctrinamiento religioso absoluto de la religión fatimí, que hacía de ellos unos adeptos totalmente fieles a la secta. Se formaban tanto en el arte del combate como en estudio de la religión fatimí, siendo unos guerreros religiosos. De hecho algunos les consideran los templarios del Islam ya que, como estos, también formaban una orden con diversos grados de iniciación.

La estructura jerárquica de la secta estaba encabezada por el “Viejo de la Montaña”, los Dais, los Refik, los Fedayines y los Lassik. Actuaban en grupos de seis hombres, que eran los fedayines(“Jidawis”, “Fida’is” o “Fidawis” .

El Viejo de la Montaña enviaba a estos grupos para ejecutar sus acciones, normalmente de asesinato o amenaza. Su total desprecio por su vida les convertía en armas letales. Además, no sólo esta característica suicida les hacía casi imparables. Eran muy buenos guerreros.  

Los fedayines no solían atacar sin más, salvo que su líder se lo dijera. Normalmente eran minuciosos y pacientes, podían pasar años hasta que cumplían su misión. Eran capaces de infiltrarse en cualquier ciudad durante meses o años hasta acercarse lo suficiente al objetivo y aniquilarlo sin levantar sospecha, se iban acercando poco a poco a su víctima, estudiaban su comportamiento y, a veces, incluso se convertían en siervos suyos para poder sacar información.

Hassan no sólo buscaba la eliminación de sus adversarios, sino crear al mismo tiempo un estado de terror generalizado.   Su primera víctima fue el Gran Visir Nízam Al Mulk, mano derecha del sultán selyúcida Malik Sha.

Preferían la relación con los cristianos dado que su enemigo era común, los sunitas, lo que les causó la antipatía de la Corte y del pueblo; aunque estos también fueron posteriormente sus enemigos. Su primera víctima no musulmana fue el rey de Jerusalén Conrado de Monferrat, al que asesinaron en 1192.

También intentaron asesinar por dos veces al que sería héroe del Islam frente a los cruzados, al unificador del Imperio desde Egipto a Persia, Saladino.

 Además de las conductas conocidas, algunas leyendas hablan de la secta como una organización esotérica que utilizaba rituales extraños y prácticas ocultistas. Se decía también que los fedayines usaban la magia para lograr sus objetivos.

Al parecer los nizaríes creían en el carácter esotérico del Corán y dedicaban gran parte de su tiempo en estudiar un posible mensaje oculto en sus líneas.   Tras la muerte de Hasan-i Sabbah su cargo fue ocupado por diversos “Viejos de la Montaña” que siguieron practicando sus creencias y sus asesinatos.   Pero la decadencia de la secta llegó cuando los mamelucos tomaron el poder en Egipto y dirigidos por Baybars, consiguieron diezmar sus fortalezas.  

El último Jeque de la secta fue Rukn al-Din Khurshah, bajo cuyo mandato las últimas fortificaciones, incluída la legendaria fortaleza de Alamut, fueron destruidas por los mongoles descendientes de Gengis Kan en su larga marcha hacia la conquista de todo Oriente Medio.

Por Jordi Carreño.

Fuentes de información:

es.wikipedia.org/wiki/Asesino

brendayenerich.escritoresdepinamar.com/etimologiaasesi.

www.actuallynotes.com/Actually%20Notes%20Las%20Ra

www.todomisterios.com/Hassan-I-Sabbah-y-la…/174

www.mundohistoria.org 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s