Sin sexo, mentiras y cintas de vídeo…

images

Una vez más queda demostrado que el PP no tiene palabra; y que las palabras se las lleva el viento, pero lo que no tienen en cuenta Mariano y sus adláteres es que a diferencia del siglo XIX ahora hay hemerotecas y vídeotecas para refrescar la memoria.

Y a las mismas me remito para recordar la batería de declaraciones efectuadas tanto por el presidente del Gobierno como por sus distintos compañeros y acólitos del ejecutivo y partido: Sáenz de Santamaría, Cospedal, Pons, Alonso, Gallardón, etcétera, etcétera, apelando a la transparencia de su partido, repitiendo hasta la saciedad y negando la mayor por la claridad de sus cuentas, acusando a la oposición de acoso y derribo y señalándoles como instigadores e incitadores de todos sus males.

Todo lo dicho queda en agua de borrajas ante los hechos, y una vez más, insisto, el PP hace todo lo contrario a lo que dice que va a hacer. Para empezar todavía no ha habido iniciativa del partido ante el caso Bárcenas, todo lo contrario, la iniciativa la ha tomado el ex tesorero del PP denunciando por partida doble a su ex partido: una por despido improcedente y dos por el robo de sus ordenadores de la sala que ocupaba en la sede de calle Génova. No sólo deja en evidencia a todo el partido, sino que además se mofa de todos, de sus votantes, de la judicatura, de Hacienda y lo peor de todo, de todo el pueblo español. ¿Qué tienen los papeles de Luis Bárcenas que le otorgan tanto poder? Está claro, independientemente de las fuentes, filtraciones y documentación más o menos veraz (está por demostrar), los papeles del ex tesorero del PP demuestran “casi” sin duda (dejemos algo para la presunción de inocencia) irregularidades en la financiación del Partido Popular, demuestran una contabilidad más manipulada que la masa de un pan, más opaca que una política dictatorial bananera y fraudulenta como la salida de Ricky Martín del armario y el perro con mermelada que casi todo el mundo vio; y sobre todo una cantidad de errores (forzados o no) en el sistema contable que ponen en evidencia la capacidad de control y gestión tanto como la santidad pepera.

Las prestigiosas consultoras Price Waterhouse, KPMG y Deloitte han rechazado el encargo de auditar externamente al PP… ¿tan turbio ven el tema que corre peligro hasta su prestigio? O se curan en salud por aquello de qué… “cuando el río suena agua lleva”. Pero lo peor no es eso, encima Mariano Rajoy decide que no se haga auditoría externa alguna de la época Bárcenas y no presentará tampoco demanda particular contra su ex tesorero, lo harán a título del partido y contra el mensajero que no el presunto autor que recordemos fue avalado y ratificado durante las salpicaduras de la trama del caso Gürtel. ¿Tanto miedo le tienes Mariano, tan grave es el tema?

Lo que es cierto es que entre el maremágnum desafortunado de declaraciones de unos y otros miembros del PP, no han conseguido aclarar nada, al contrario, sólo han creado más penumbra sobre un caso que clama al cielo y que hay que resolver jurídicamente de todas todas para poder salvaguardar los sistemas democrático y jurídico, defender los intereses del pueblo y el erario público, ya que difícilmente se puede arreglar la percepción de oscurantismo y poca transparencia política; y en este caso, la del partido gubernamental y mayoritario.

Insisto que una vez más, trabalenguas de Cospedal incluido, el PP ha vuelto a utilizar el… “donde dije digo, digo Diego”, maltratando de este modo la confianza de sus electores, las esperanzas de todo el pueblo y convirtiéndose legítimamente por más que voceen lo contrario en el partido de la MENTIRA o la excusa EUFEMÍSTICA.

El pueblo es sabio, el pueblo elige, y aunque jueguen con el paso del tiempo para provocar la desmemoria colectiva, el rédito ventajoso lo han perdido en dos años de legislatura, el crédito está agotado y la crispación popular va en aumento. Y es que se pueden perdonar errores si se reconocen, se pueden olvidar los hechos nefastos si se compensan de algún modo, pero no se pueden ni se deben pasar por alto tantos desprecios y mentiras a todo un pueblo. Así lo único que se consigue es que un bufón (como en Italia) llegue a la presidencia, porque siempre será mejor un cómico, un inútil, un indeciso que un mal mentiroso cómplice de ladrones y chorizos.

Os estáis cargando la democracia y las ilusiones de todo un pueblo, y eso no está bien. Mariano hoy en día las palabras no se las lleva el viento, quedan escritas o grabadas y algún día tendrás que enfrentarte a ellas. Ya no vale aquello de que por más que se grite una mentira ésta termina convirtiéndose en verdad.

La dinámica de nuestra vida política ya es o está bastante complicada para rizar el rizo con actitudes y hechos que hacen que la ciudadanía se agite, agote y pierda la fe en sus dirigentes. Ya no valen las palabras sino los hechos, no valen las declaraciones de intenciones sino las acciones que se llevan a cabo, no valen ya las falacias e injurias que nos hacen de menos sino el respeto y la transparencia, porque si no, nuestras relaciones con la política serán relaciones sin sexo (metafóricamente hablando), mentiras y cintas de vídeo entre los políticos y los electores ciudadanos.

Jordi Carreño Crispín

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s