Las niñas ya no quieren ser princesas…¿Qué quieren ser las niñas?

feministas

El opresor no sería tan fuerte sino tuviese cómplices entre los oprimidos (Simone de Beauvoir)

Mucho han luchado y siguen luchando las mujeres para conseguir equipararse en derechos al hombre, algo que van consiguiendo día  a día, para lograr ser iguales social y económicamente algo que lleva más trabajo que la supuesta igualdad legal o jurídica

Desde el preciosismo barroco de François Poullain de la Barre (el filósofo cartesiano y feminista) o de la filóloga y filósofa escritora, poetisa y traductora Maride Le Jaros de Gournay en el que las líneas de sus pensamientos crearon la corriente cultural feminista de ilustrar secretamente a la mujer y buscar los espacios emancipatorios de la misma hasta el inicio del movimiento feminista de finales del siglo XVIII, que nació con la toma de conciencia de las mujeres como grupo y colectivo humano de ser seres de segunda clase; oprimidas y dominadas, explotadas y vejadas o maltratadas en muchos casos por la mayor parte del patriarcado del colectivo masculino, moviéndolas así a la acción para conseguir la liberación de su sexo con todas las transformaciones que la sociedad requiriese para tal fin, hasta el día de hoy y, pasadas las tres revoluciones industriales que cambiarían totalmente al mundo y sus sociedades, llegando a la era de la tecnología y la información, donde la mujer está más preparada que nunca y es mayoría en los ámbitos de la educación, la formación superior y, aun por desgracia, no llega a serlo a nivel de conseguir el poder económico, el poder de dirección en las grandes corporaciones y oligarquías y, por supuesto, a nivel político; aunque haya avanzado mucho; ejemplo de ello es que la mal llamada mayor democracia del mundo libre nunca ha tenido una  presidenta y ahora acaba de perder su mayor oportunidad para haberlo conseguido, independientemente de otras circunstancias, dejando que otros países le tomen la delantera en algo tan significativo e importante para la democracia, igualdad y los derechos desde hace tiempo como: Alemania, Dinamarca, Eslovenia, Lituania, Noruega, Suiza, Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Jamaica, Trinidad Tobago, Bangladesh, Corea del Sur, Tailandia, Liberia y Malawi. Es decir, sólo 17 países en el mundo de los 190 países reconocidos hasta la fecha, o sea, sólo un 8.9% están dirigidos por mujeres.

78741dfca55254ea985ef53d1037c5d7

1916 el movimiento sufragista se manifiesta en Nueva York solicitando el voto femenino al Presidente Thomas Woodrow

Pues después de tanta lucha de ver llegar mujeres a los puestos de mayor influencia mundial, no sólo mandamases de gobiernos, sino cargos como los de Janet Yellen (Presidenta/Reserva Federal/EU); Sheryl Sandberg (COO/Facebook/EU); Susan Wojcicki (CEO/YouTube/EU), Ana Patricia Botín (Presidenta/Banco Santander/España); Indra Nooyi (CEO/PepsiCo/EU); Oprah Winfrey (Comunicadora en Medios y Empresaria/EU); Helen Clark (Administradora/Programa de Desarrollo de la ONU/Nueva Zelanda); Arundhati Battacharya (Presidenta/Banco Central de India/India); Elvira Nabiullina (Gobernadora/Banco de Rusia/Rusia), etc., etc. entre las 100 personas féminas más influyentes del Mundo, obviando a las mujeres que aparecen en la lista Forbes y/o a la sombra de los apellidos y actividades de sus maridos (sin desmerecer sus labores y aportaciones) como la propia Hillary Clinton, Michelle Obama, Melinda Gates, etc… o a las esferas relacionadas con el arte, la cultura e intelectualidad, resulta que, un estudio realizado por Adecco de que quieren ser nuestros jóvenes, indica que las mujeres españolas sueñan con ser profesoras en un 28,4%, a mucha distancia, médicos un 8,2%, veterinarias el 6,6% y policías el 4,5% –sobre todo policías de homicidios y CSI-. y lo más flagrante, es lo qué piensan las propias mujeres, un informe sobre las Identidades de género en la Adolescencia, realizado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud muestra que el 52,6% de las adolescentes creen que en una relación el hombre debe proteger a la mujer (no está mal pero si hablamos de que el estudio habla de qué quieren para su futuro, bajo mi punto de vista, es una perspectiva dependiente), que el 80% de las adolescentes conocen algún acto de violencia entre parejas de su edad y lo consideran normal en más de un 50%, que el 62,9% de los encuestados conocen a chicas que le revisan el móvil a sus novios, que más del 50% de las mujeres se definen el carácter femenino futuramente con el estereotipo de sensibles, tiernas, responsables, trabajadoras y preocupadas por la imagen y por ser amas de casa, y lo más escandaloso, que un tercio de ellas, es decir, el 33% consideran aceptable el control de horarios de sus parejas, impedir que vean a sus familias o amistades, no permitirles que trabajen o estudien o decirles lo que pueden o no pueden hacer lo ven como algo natural. Es la conclusión más llamativa de un estudio elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) por encargo del Ministerio de Sanidad para conocer cómo perciben la violencia de género los adolescentes y jóvenes. Si a eso le sumamos que de la llamada generación “millenian”, la más preparada teóricamente de nuestras generaciones, ya que un 54% tienen estudios superiores, dicen cosas como qué… más del 50% prefieren no trabajar y ser mantenidos si no encuentran un trabajo que les haga feliz o que odien, siendo ellas más del 50%, considerándose mujeres preparadas, libres, independientes, adaptadas a las tecnologías, críticas, exigentes pero que consideran el trabajo como un medio y no un fin, preocupa, tanto o más que la otra generación, los “ninis”, los que no estudian ni trabajan  de los cuales más  el 80% declaran sentirse satisfechos con su vida y, en el segmento femenino su aspiración es encontrar a alguien que las mantenga y aspiran a ser madres o a tener una oportunidad para ser estrellas de TV, más del 70% participarían en un reallity show o harían cualquier cosa por ser estrellas televisivas. Me queda muy claro que a las mujeres de verdad y a los hombre de bien, nos queda mucho trabajo generacional para conseguir esa anhelada igualdad de verdad, arduo trabajo nos espera cuando las niñas ya no quieren ser princesas prefieren perseguir el mar dentro de un vaso de ginebra o ser chonis televisivas… ¿Qué dirían mujeres como Simone de Beauvoir, Emmeline Pankhurst, Betty Friedan o Rebecca Walker viendo este panorama desde el prisma de la lucha de los derechos de la mujer? No creo que estuvieran muy satisfechas del resultado al llegar aquí.

un-granjero-en-busca-de-esposa

Candidatas del Reallity televisivo “Granjero busca esposa” – Fotografía de El Condidencial-

Antropológicamente el hombre lleva en su ADN la supremacía de la fuerza bruta y el cazador que alimenta la tribu, la del sometimiento por estos motivos y, cuesta mucho cambiar más de 5 millones de años de evolución ( o involución) desde los primeros homínidos. Pero eso no es óbice para que sea la propia mujer la que renuncie a ser la cazadora, la fuerza de la inteligencia y la aspiración a superar a su congénere masculino como mejor argumento para demostrar ésa igualdad tan anhelada. Hay que evitar el machismo desde dentro del propio sexo femenino con la aceptación de órdenes y cánones sociales, de la educación igualitaria, exigiéndole a ambos las mismas tareas, obligaciones y responsabilidades; y sobre todo, la no aceptación de conductas retrógradas y vejatorias, de sumisión y de obnubilación de la persona por ser mujer. El ser que crea la vida no debería verse sometido a la vida de nadie.

Jordi Carreño Crispín   @JordiCris.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s