El advenimiento republicano de España.

España al día de hoy está históricamente en mejor disposición de iniciar un proceso de cambio para la implantación de un modelo de Estado republicano que durante la II República o “La Transición“.

1864_1

86 años después el republicanismo aún recuerda con añoranza la República tricolor y su modelo totalmente obsoleto soñando con el advenimiento de la Tercera pero el sentido común manda empezar la casa por los cimientos y no por el tejado…

Para que el republicanismo avance en España tiene la obligación de adaptarse a los nuevos tiempos y modificar su mensaje en base a la esencia de la corriente de pensamiento ilustrado, del propio republicanismo obviando partidismos, forma organizativa y tendencias como las unionistas, centralistas, federalistas, separatistas, conservadoras y/o progresistas.

Lo primero que hay que entender es que el republicanismo no es una opción política, no es de izquierda ni de derechas, es un modo de entender y ordenar la vida socialmente bajo una filosofía o pensamiento fundamentado en un modo de gobierno determinado, opositor de los sistemas absolutistas, monárquicos, aristocráticos y teóricos apartando los sistemas de gobierno corruptos por el poder privilegiado u oligárquico. Aquí no caben modelos económicos, pues a estos los traerán las diferentes alternativas de gobernabilidad, las tendencias más progresistas con sistemas más o menos socializados y las opciones más conservadoras con arquetipos más capitalistas.

La caída demostrable en números de la percepción de los españoles sobre su monarquía es más que evidente, el índice más bajo de popularidad desde la llegada de la democracia pese al pequeño repunte logrado desde el 2014 con la abdicación del monarca y el relevo del actual rey Felipe VI. A los números me remito: Hasta el año 2004, la monarquía era, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), la institución mejor valorada por los españoles. En 1995, obtuvo 7,4 puntos sobre 10. En 1998, 6,72. En 2006, esta valoración descendió hasta un 5,19 y a partir de 2011, la monarquía solo cosechó un suspenso tras otro, un 4,89 en 2011, un 3,68 en 2013 y un 3,72 en abril de 2014. Actualmente se sitúa en 6,4 sobre 10 con la recuperación del actual jefe de Estado, eso indica que casi un 3.5 de españoles apoyarían una opción republicana, un 0.1 no se define y del 6.4 el 73% apoyan a Felipe VI no a la institución; es decir, 1.7 podrían ser opciones republicanas dejando el baremo en 5.2 posibles votos por un sistema de república. Claro está que esto son sólo datos teóricos, porque dentro del republicanismo con el modelo actual sus votos no suman más que casi el 25% de los sufragios, o lo que es lo mismo, no llegan a 1/4 de la población con derecho de voto, dado que las alternativas son casi todas de corte representativo de partidos de izquierda radical y algunos moderados.

1482576613_303488_1482674423_noticia_fotograma

El Monarca español, Felipe VI

Esta caída en la consideración de la institución fue de la mano de una serie de escándalos que afectaron a la imagen institucional, especialmente la corrupción en el que están involucrados algunos miembros como la infanta Cristina, y su marido, Iñaki Urdangarín. Pero también las fotografías de Juan Carlos I en una cacería de elefantes en Botsuana en la cual se fracturó la cadera en 2012 y por la que pidió disculpas  y,  obviando las corredurías de rey emérito, que mucho tienen que ver con la nueva caída en los datos de recuperación que  estaba consiguiendo el actual monarca. En paralelo a este  deterioro de imagen del monarca emérito, la institución que representaba y de algunos casos más aislados de posibles corruptelas de delfines o afines al mismo, la opción de una república como forma de gobierno fue ganando fuerza según las encuestas.

De acuerdo con un estudio realizado por Metroscopia para el diario El País, mientras que en 1996, la ventaja de la monarquía sobre la república era de 53%, en 2012, esta diferencia se había reducido a un 16% y por primera vez en los casi 40 años de reinado de Juan Carlos I, la disyuntiva entre monarquía y república –que hasta entonces había sido una cuestión minoritaria- llegó a convertirse en un tema de debate social y real.

En resumen, el planteamiento de un debate político verdadero sobre el futuro de la monarquía depende mucho del desgaste del bipartidismo político actual y, de que se profundice en un cambio del sistema político y de Estado que evite el actual modelo lleno de corrupciones, abusos e instauraciones casi perpetuadas y, para ello se hace necesario romper las barreras e imagen que representa el republicanismo anticuado y arcaico que con el modelo de la II República que por otro lado total e históricamente demostrado, éste no sirvió, fue ineficiente, lleno de disensiones y luchas internas y está al día de hoy caduco. Basta ver las sociedades de modelo socializado cómo van desapareciendo al menos que sean autocracias.

Republicanismo en España

Proclamación de la II República española el 14 de abril de 1931

La oportunidad pasa por el retorno de los partidos más moderados, o de sus miembros con ideario republicano vivo, creando nuevas opciones de inspiración basada en los preceptos republicanos para conseguir una transmisión del propio pensamiento razonado, como una alternativa real, veraz y no como un sistema de enfrentamiento. Pasa también por el hecho de aprovechar la inercia y fuerza del objetivo común con la modificación de la actual Constitución a fin de que permita, una, la posibilidad de referéndum para decidir ése cambio,  dos, el cambio en sí de la misma para poder llegar a la elección o no del modelo de Estado por sufragio universal. O sea, decidir sobre la del cambio constitucional y de modelo de jefatura de Estado en las urnas.

Posibilidades que hoy en día no están tan lejos si las alternativas tienen miras de futuro y son capaces de adaptarse a las nuevas sociedades tecnológicas, globalizadas y cambiantes por sí mismas. No se pueden cambiar las cosas haciendo lo mismo de siempre, la evolución viene a través del cambio y, éste, es el único medio para conseguir el advenimiento del republicanismo en nuestro país.

Manifestación_República_2012

Manifestación por la III República española

La pregunta ahora es… ¿Seremos capaces los republicanos de buscar y consensuar el objetivo común sobre los intereses de las diferentes facciones y corrientes para ser una alternativa única y real por medio de la fuerza legal del voto? A esa pregunta, al día de hoy, yo no me atrevería a darle respuesta. ¿Podría Podemos – porque es la opción mayoritaria de representación republicana al día de hoy – llegar a acuerdos con PSOE, IU, PNV, ER y otras opciones menores? para llegar a incluir la de los conservadores no monárquicos de Ciudadanos y del PP  en opciones futuras por un objetivo superior que el de gobernabilidad y con el que se sumasen en la cámara más del 1/3 real de republicanos al día de hoy. Ahora mismo lo dudo. Pero también no dudo que nunca tuvo el republicanismo español el campo también abonado para su aspiración.

@JordiCris

De cuando el miedo mató a las libertades.

No hay peor dictadura que la del miedo, capaz de justificar lo injustificable en cuanto a libertades se refiere…

54961968-k5aB--620x349@abc

Zona 0 de los atentados del 11S World Trade Center (NY- EEUU)

Como sentenció el periodista, escritor y pensador español Ramiro de Maeztu…”La libertad no tiene valor en sí misma: hay que apreciarla por las cosas que con ella se consiguen“.

El 11S cambió las cosas en lo que a las libertades del individuo y sociales se refiere y, el miedo causado por sus consecuencias fue el inicio del fin de todas las libertades conseguidas desde la caída de los absolutismos e imperialismos hasta el desarrollo de los sistemas democráticos occidentales durante los siglos XIX y XX.

El escritor alemán y auto declarado anarquista sin objetivos Rudolf Rocker escribió que, “la libertad no es un concepto filosófico abstracto, sino la posibilidad concreta de que todo ser humano pueda desarrollar plenamente en la vida las facultades, capacidades y talentos de que la naturaleza le ha dotado, y ponerlas al servicio de la sociedad.” La libertad individual al servicio de la colectiva, es decir, la diferencia entre la LIBERTAD y el DERECHO como: – libertad es tener derechos – derecho es algo que se puede exigir cuando haces o cumples con tu deber social; o mejor dicho, el derecho de uno termina cuando empieza el derecho del otro, puesto que tienes la libertad de protestar o hacer algo pero ése algo no te da derecho a hacer vandalismo o terrorismo (como dañar a tu contrario, diferente o a la propiedad pública o privada). Por ejemplo: Tienes libertad de escuchar música, pero no a todo volumen  perturbando la tranquilidad del otro. etc.

estatua-de-la-libertad

Estatua de La Libertad

Hoy, las libertades conseguidas por nuestros antecesores van siendo recortadas, modificadas, suprimidas o eliminadas en pos de una causa mayor, la seguridad. Pero cuando se pierden derechos fundamentales como las libertades de: vivir, expresión, movimiento y elección fracasamos como seres humanos y no tienen sentido los protocolos creados para garantizarnos precisamente esas libertades y derechos tal y como ordena el  Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales. Roosevelt lo sintetizó en lo que llamaba el discurso de las «cuatro libertades humanas esenciales» cuyos objetivos para el mundo libre de post guerra eran: la libertad de expresión, la libertad religiosa, la libertad de vivir sin penurias (con unos mínimos como trabajo, vivienda, educación y salud) y, el último y más importante, la libertad de vivir sin miedo.

La única libertad fiable es la que puede vivirse en sociedad, la que se conquista en sociedad, la que no nos limita más que en el respeto y se ordena por sentido común, ni tan siquiera por las leyes, pues estas mismas muchas veces son injustas o coartan las propias libertades, como sucede ahora a causa del miedo. Occidente teme a Oriente, concretamente al choque cultural que le supone aceptar en sus conceptos otras culturas, a la invasión, sea demográfica o económica de las mismas y, a su propia historia, la que hizo que el imperialismo o religiones occidentales subyugasen al sur y oriente,  teóricamente civilizándolos. Las consecuencias las pagamos hoy a groso modo con reacciones como las del fundamentalismo musulmán que mal entiende su propio dogma y lo radicaliza en base a un enemigo común, occidente. Creando un supuesto Estado Islámico que sólo es la fachada de un capital y negocio escondido tras el dogma religioso y la demonización del infiel occidente, mal de todos los males y que subyuga no sólo las libertades de sus confesos por la ceguera de la incultura, sino por la culpa de la pérdida de sus propias libertades, del miedo al demonio infiel y, que además coarta las de los  propios enemigos en una sinergia perfecta a causa del horror y el miedo. O la invasión del dragón amarillo que se ha despertado y supone la caída y pérdida de supremacía económico-demográfica del propio Occidente, lo que crea barreras en las libertades con un proteccionismo inoperante que intenta controlar una invasión incontrolable y sólo rota por la avaricia del propio sistema capital, puesto que el dinero es lo único que no teme a invasiones o pérdidas de libertades, es más, más bien las agradece.

ISIS_WikipediaEstadoIslamicoDominioPublico_240216

Miembros del grupo terrorista de Estado Islámico (ISIS)

La lucha por las libertades se perdieron en el momento en que temimos por nosotros mismos sin tener en cuenta a los demás. Aceptamos perder nuestras libertades por miedo, aceptamos nuestras propias dictaduras por seguridad, por dinero y por la indiferencia hacia lo que le ocurra al vecino siempre y cuando no nos afecte como individuos. El 11S fue la excusa, la razón era más poderosa, el miedo de Occidente a perder su dinero fue mayor que el miedo a perder sus libertades. Y en esa causa creamos nuestras propias flaquezas y eso lo saben ahora quiénes nos atacan ahora con tanta saña.

De cuando el miedo se cargó a las libertades no es más que la secuencia de la propia historia del hombre, primero con las religiones para ordenar al hombre a través de la superstición y el miedo a un ser superior y divino creando un orden de fe, después al miedo de la diferencia, superior a la virtud del entendimiento y como causa la imposición, y así sucesivamente para llegar a las consecuencias de aquellos lodos a estos barros.

La libertad es el mayor anhelo y aspiración del ser humano y por eso es frágil, por miedo a que sea conseguida.

@JordiCris

El comunismo o el comunismo vicevérsico…

Idealizar un mundo mejor fundamentado en conceptos que parten de la base de que todo el mundo es bueno, solidario, honesto y generoso es como pensar que las guerras son la única herramienta eficaz para llegar a la paz.

5ac6f-aaaaaaaaaaaaaaa

¿Capitalismo y Comunismo ésa es la cuestión?

El comunismo como doctrina económica, política y social que defiende una organización de sociedad en la que no existe la propiedad privada, ni las diferencias de clases, y en la que los medios de producción están únicamente garantizados por el Estado, y, que éste, es precursor y encargado de  distribuir la riqueza de los bienes productivos de manera equitativa y según las necesidades de cada uno, es una bella idea romántica de un mundo mejor que nada tiene que ver con la realidad.

Vídeo gráfico de Los Imperialismos (Muy recomendable verlo)

Nacida en pleno siglo XIX por el pensamiento de dos filósofos prusianos, Karl Marx y Friedrich Engels en pleno desmoronamiento de los Imperialismos, el nacimiento de la Revolución Industrial y bajo un fuerte crecimiento demográfico a causa de esta; la población mundial pasó de 889 millones de personas en 1800 a 1.186 en 1850, alcanzando  los 1.571 millones en 1900, siendo Europa la que experimentó el ritmo más alto de crecimiento: de los 187 millones de habitantes que tenía en 1800 pasamos a 401 en 1900;  digamos que tenía unas bases más que suficientes para su aparición y desarrollo como un modo de reordenar las nuevas sociedades industrializadas a través de las filosofías socialistas y el sindicalismo, ya que los obreros (ya había distintas clases: especialistas o nuevos oficiantes técnicos, capataces, etc.) y mano de obra (obreros, aprendices y mujeres o niños), vivían bajo unas condiciones pésimas (de salubridad, explotación laboral y económicas desmesuradas) por parte de las diferencias sociales de las clases privilegiadas más pudientes y la nobleza, que desarrollaron la industria y, por ende, las propias sociedades cambiando el panorama social, geográfico, económico, político y social creando una nueva clase obrera o proletaria que era mucho mayor que las clases medias o nueva burguesía (creadas por los hombres de negocios, comerciantes, profesionales independientes, militares, etc.) y por supuesto, que la nobleza y el clero.

revolucion-industrial-collage

Con La Revolución Industrial llegó el socialismo y el sindicalismo

Resumiendo, tuvo un motivo razonado,  práctico, lógico y de sentido común, que de un modo u otro reorganizarían el mundo, de tal manera que sería el embrión de la concepción del mundo actual pasando por sus diferentes etapas. Desde su nacimiento a su declive, no superado todavía hoy.

Bajo esta romántica visión del mundo proletario, éste, ha vivido el desarrollo del siglo XIX y su expansión e inicio de declive y caída en el XX con la desaparición de la URSS y sus países satélites a causa de los nacionalismos europeos por un lado, la incapacidad del sistema en conseguir la igualdad tan ansiada proletariamente y creando un modo de vida social de bajos recursos y nuevas clases sociales privilegiadas, corruptas y dictatoriales y que, bajo la bandera proletaria subyugaron más a las clases trabajadoras con la hoz y el martillo que con la explotación capital. El nuevo desarrollo tecnológico y la llegada de la nueva sociedad de la información terminaron por derribar el castillo de naipes del sueño comunista. La Globalización es el último agente que hace que sea imposible una sociedad comunista, amén de la propia condición humana. Capital, información, comercialización sin barreras, facilidad de los flujos migratorios, legales e ilegales y el mestizaje de cultural son hándicaps que difícilmente pueden superar estas románticas filosofías igualitarias.

¿Por qué no han sido capaces de adaptarse a los nuevos tiempos?

Entre otros muchos factores, por las diferentes corrientes creadas dentro de los propios sistemas de pensamiento socialista y comunista, sus diferencias y debates les ha llevado más a luchar por lo que los separaba que por lo que les unía, el pueblo. Por la incapacidad de ver hacia adelante los propios cambios socioeconómicos producidos por el desarrollo tecnológico mirando únicamente hacia atrás en el dogma, es decir, modificar sus planteamientos primigenios hacia una adaptación del concepto, por ejemplo el de la propiedad privada, el primer gran obstáculo. Hizo que el mundo occidental hiciese causa común contra el sistema, incluyendo los a los trabajadores de las democracias. Por ejemplarizar sociedades obsoletas y fracasadas como la propia URSS, Alemania Oriental, los países satélites como Polonia, Checoslovaquia, Yugoslavia, Hungría, etc. donde el desarrollo tecnológico quedó obsoleto, atrasado y fueron y son, un claro ejemplo de la falta de necesidades básicas. Fue, el miedo a ir hacia atrás en una involución contraria al desarrollo. Y a este segundo punto me refiero con, puedes dar educación o sanidad pública e igualitaria a todo el mundo, pero si no lo acompañas de neveras y estómagos satisfechos por racionamientos, falta de alimentos y productos básicos, colas para conseguirlos, y mercados negros para obtener algún producto extra o considerado de lujo,  lo primero, desaparece el efecto beneficioso de igualitario y común (nadie quiere ser igual de pobre que otro) y la prioridad pasa a ser, las carencias; si tenemos en cuenta que la información y adoctrinamiento forman parte del pensamiento, las mentes más clarividentes, se rebelan, las revoluciones siempre viene por pensadores libres. Y por último, si pese a todos sus defectos, las democracias occidentales presentan un sistema de vida más atractivo, aun trabajando y viviendo en condiciones mínimas, con sus corruptelas y vidas controladas y dirigidas en el engaño de la democracia, está claro cuál es la opción entre Guatemala (las democracias) y Guatepeor (el comunismo). (de Guatemala a Guatepeor, es una frase del refranero español que no quiere indicar ofensa alguna al pueblo Guatemanteco, es un juego de palabras)

1989-caida-del-muro-de-berlin

Año 1989. la “Caída del Muro de Berlín” es el inicio del fin del comunismo después de 27 años de Guerra Fría entre Occidente y Oriente

Si buscamos un mundo utópico, igualitario, de derecho y justicia teniendo en cuenta la condición humana yo abogaría por el COMUNISMO VICEVÉRSICO, me explico: un mundo basado en la doctrina igualitaria fundamentada en el desarrollo de la propiedad privada (con unos mínimos de accesos garantizados como la vivienda o desarrollo agrícola – tierras para explotación y desarrollo del medio agrícola y rural), la igualdad social del trabajo (derecho al puesto de trabajo, a la creación de pequeñas empresas o el desarrollo de autónomos y al imposición económico social de revertir beneficios de las grandes corporaciones en puestos de trabajo, ayudas económicas pago o ahorro de impuestos según el modelo de negocio escogido), al aprovechamiento de los recursos comunes con obligación a desarrollar estos sectores (agua, sol, viento y medios naturales) amén de otras políticas, el Estado como garante de los temas que afectan a toda su población en mayor medida para los menos favorecidos: seguridad, educación, sanidad, vivienda y trabajo, pero no de los modelos productivos, de la propiedad privada o de las opciones de la privacidad de servicios. Las dos opciones pueden pervivir juntas. Hay mucho temas más que resumiendo yo diría que el COMUNISMO VICERVÉRSICO debería acercar más en las diferencias socioeconómicas, todo el mundo con sus necesidades básicas cubiertas, unos más que otros, es inviable, pero todo el mundo con formación y educación, con sanidad y vivienda y, para que se entienda mejor, unos ejemplos: todo el mundo comiendo jamón, unos desde 19€ el kilo y otros, si lo pueden pagar de 269€Kg; unos con Mercedes y otros con Seat Ibiza, unos con pisos de 70m2 y otros con casas de 1.000m2, pero todos con comida y techo, con educación y sanidad, con libertad de elección para poder optar con más o menos facilidad a una clase u otra. Todos iguales en derechos y oportunidades, todos iguales desde unos mínimos establecidos hacia arriba, y eso  no lo puede traer dos siglos más tarde un concepto caduco que no se adecua a las sociedades modernas y sus necesidades. Este mismo concepto se puede ampliar a las ayudas internacionales para el desarrollo de las poblaciones o países más necesitados con convenios de colaboración internacionales para la inversión y recuperación de la autonomía de los mismos en sinergias e intercambios beneficiosos para todos. La Globalización hace que todos necesitemos recursos de todos.

Estoy firmemente convencido que la igualdad de derecho y económica se deben desarrollar desde la riqueza y libertad de las democracias, pero con unos mecanismos que permitan el acceso y el control del desarrollo del capital y los recursos. Demográficamente la población mundial crece, vive más y, por tanto los mercados están garantizados a priori, no buscar el equilibrio entre capital y socialización es el modelo de fracaso que las sociedades ya han vivido hasta la fecha de hoy. Yo soy un comunista vicevérsico convencido, como lo son muchos más aunque aboguen lo contrario, y si no pregunten a esos que van de comunistas  o socialistas y que viven en casas de 1.5 millones de euros, visten de Prada o Armani o simplemente ganan 150.000€ al año contra los 396€ de ayuda de otros… ¿Cuántos iban a repartir sus viandas y beneficios, sus propiedades e inversiones…?

1000 Ricos y comunistas.png

Personajes declarados socialistas o comunistas que se podrían considerar por sus rentas clases altas o millonarios. (Cosa que creo que no es incompatible)

Idealizar un mundo mejor fundamentado en conceptos que parten de la base de que todo el mundo es bueno, creo que no es lo adecuado, fundamentar un mundo desde la oportunidad y acceso a la riqueza de todos desde unos mínimos exigibles, es más viable si no posible.

Jordi Carreño Crispín   @JordiCris

Eufemismos revolucionarios

Las revoluciones son situaciones donde todo da un giro y se transforma. Donde desde la tecnología hasta las situaciones políticas o sociales más complejas y relevantes cambian gracias a ellas.

fidel-castro-revolucion

El comandante Fidel Castro líder de la Revolución cubana fallecido ayer 25 noviembre de 2016

Les debemos mucho, pero no siempre el resultado es el esperado y paradójicamente han estado mayoritariamente vinculadas a eufemismos que contradicen sus significados primigenios. De las grandes revoluciones por la libertad de los pueblos, la historia de la humanidad nos revela otras realidades y hechos distintos a lo que las mismas pretendieron.

Podemos decir y apuntar claramente en la historia universal que las grandes revoluciones además de las industriales, tecnológicas para mi han sido nueve: La Revolución Francesa, La Revolución Norteamericana, La Revolución Haitiana, La Revolución Rusa de Octubre o Bolchevique, La Revolución China de Mao Zedong, La Revolución Cubana, La Revolución de los Jemeres Rojos, La Revolución de los Claveles y la Primavera Árabe. Todas ellas han cambiado  realidades, mapas políticos e incluso geográficos. No incluyo los “golpes de Estado“, que no dejan de ser revoluciones al fin y al cabo, pero motivadas y destinadas únicamente a los cambios de poder político, orquestados normalmente por corrientes o intereses imperialistas, militaristas, fascistas, etc. Interminable la lista.

Indudablemente la pretensión de todas han sido las de liberar o reconducir a sus pueblos de opresiones tales como monarquías, colonialismo, influencias religiosas o regímenes dictatoriales u opresores -según convengan- y que están pensadas y orquestadas con el leitmotiv de mejorar la vida de sus conciudadanos. Pero la realidad torna diferente cuando a excepción de la Revolución Francesa y Norteamericana, que instauraron los principios ilustrados del republicanismo que nos condujeron a la democracia moderna terminando con el llamado Antiguo Régimen, la caída de las monarquías absolutistas y coloniales (en el caso de Norteamérica) para llegar finalmente al modelo de libertades teóricas occidentales, y aun así tuvieron que padecer en nombre de las mismas las guerras entre jacobinos y girondinos, los Sans Culottes contra los jacobinos, hebertistas y enragés  o el imperialismo napoleónico o, en el caso de Norteamérica las guerras de independencia de los Estados y la propia Guerra de Secesión para llegar a su objetivo final. Quizá la Revolución pacífica de los Claveles sea la única con un coste y resultado óptimo a su origen e intención, porque las demás terminaron bajo el yugo de dictaduras personalistas y tanto o más opresoras que lo marcaban sus objetivos, la de liberar a sus pueblos. Rusia, China, Cuba y Camboya bajo las dictaduras de la hoz y el martillo, Haití bajo los gobiernos presidencialistas corruptos o la sangrienta dictadura de “Papa Doc“, la Primavera Árabe con guerras internas llevadas al ámbito internacional y contra occidente entre suníes, y chiitas y sus diferentes corrientes sufistas, jariyistas, salafistas, wahabistas, en definitiva, la lucha entre árabes, bereberes y las diferentes corrientes islamistas, desde las más democráticas hasta las más fundamentalistas.

revolucion-americana

Quiero decir con ello que bajo las palabras más usadas en el término revolución vienen casi siempre como sinónimos acepciones como “imposición”; en la de pueblo e igualdad “élite”, en la de libertad “control”, en la seguridad “represión”, en pensamiento libre “adoctrinamiento”, en la de enemigo “opositor”, en la de justicia “injusticia” y en la de imperialismo “absolutismo“. Y es que nunca se ha usado tan mal y con tantos eufemismos los términos que engloban a revolución, libertad, igualdad y justicia tantos eufemismos y argumentos que disfrazan lo contrario. Tanto es así que hasta Napoleón que se consideró un ilustrado y revolucionario las definió así: ” En las revoluciones hay dos clases de personas; las que las hacen y las que se aprovechan de ellas.” o frases como la de Stalin que terminó por fulminar a todas las corrientes de adversarios: leninistas, trotskistas, etc. ” No podéis hacer una revolución con guantes de seda”.

bastilla

Y es que el eufemismo parece algo intrínseco y arraigado en cualquier tema relacionado con el gobierno de los pueblos, en el hombre en sí, de ahí que no haya revoluciones que no lleven finalmente al dogmatismo del proteccionismo ideológico de un líder o doctrina, en definitiva, a un sometimiento de un modo u otro.

Sé que muchos no estarán de acuerdo, sobre todo la gente de la izquierda más radical que tiene héroes como Mao, Ho Chi Minh, Fidel, Chávez o Maduro ahora, pero si ésa es su libertad yo se la regalo por mi esclavitud occidental y capitalista que al menos me permite escribir y hablar tal y como pienso, y mis limitaciones son las propias de la ley y las circunstancias propias de los mercados, para bien y para mal. Y aun así, tengo la libertad de quedarme o irme si no me gusta.

Jordi Carreño Crispín  @JordiCris

Las niñas ya no quieren ser princesas…¿Qué quieren ser las niñas?

feministas

El opresor no sería tan fuerte sino tuviese cómplices entre los oprimidos (Simone de Beauvoir)

Mucho han luchado y siguen luchando las mujeres para conseguir equipararse en derechos al hombre, algo que van consiguiendo día  a día, para lograr ser iguales social y económicamente algo que lleva más trabajo que la supuesta igualdad legal o jurídica

Desde el preciosismo barroco de François Poullain de la Barre (el filósofo cartesiano y feminista) o de la filóloga y filósofa escritora, poetisa y traductora Maride Le Jaros de Gournay en el que las líneas de sus pensamientos crearon la corriente cultural feminista de ilustrar secretamente a la mujer y buscar los espacios emancipatorios de la misma hasta el inicio del movimiento feminista de finales del siglo XVIII, que nació con la toma de conciencia de las mujeres como grupo y colectivo humano de ser seres de segunda clase; oprimidas y dominadas, explotadas y vejadas o maltratadas en muchos casos por la mayor parte del patriarcado del colectivo masculino, moviéndolas así a la acción para conseguir la liberación de su sexo con todas las transformaciones que la sociedad requiriese para tal fin, hasta el día de hoy y, pasadas las tres revoluciones industriales que cambiarían totalmente al mundo y sus sociedades, llegando a la era de la tecnología y la información, donde la mujer está más preparada que nunca y es mayoría en los ámbitos de la educación, la formación superior y, aun por desgracia, no llega a serlo a nivel de conseguir el poder económico, el poder de dirección en las grandes corporaciones y oligarquías y, por supuesto, a nivel político; aunque haya avanzado mucho; ejemplo de ello es que la mal llamada mayor democracia del mundo libre nunca ha tenido una  presidenta y ahora acaba de perder su mayor oportunidad para haberlo conseguido, independientemente de otras circunstancias, dejando que otros países le tomen la delantera en algo tan significativo e importante para la democracia, igualdad y los derechos desde hace tiempo como: Alemania, Dinamarca, Eslovenia, Lituania, Noruega, Suiza, Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Jamaica, Trinidad Tobago, Bangladesh, Corea del Sur, Tailandia, Liberia y Malawi. Es decir, sólo 17 países en el mundo de los 190 países reconocidos hasta la fecha, o sea, sólo un 8.9% están dirigidos por mujeres.

78741dfca55254ea985ef53d1037c5d7

1916 el movimiento sufragista se manifiesta en Nueva York solicitando el voto femenino al Presidente Thomas Woodrow

Pues después de tanta lucha de ver llegar mujeres a los puestos de mayor influencia mundial, no sólo mandamases de gobiernos, sino cargos como los de Janet Yellen (Presidenta/Reserva Federal/EU); Sheryl Sandberg (COO/Facebook/EU); Susan Wojcicki (CEO/YouTube/EU), Ana Patricia Botín (Presidenta/Banco Santander/España); Indra Nooyi (CEO/PepsiCo/EU); Oprah Winfrey (Comunicadora en Medios y Empresaria/EU); Helen Clark (Administradora/Programa de Desarrollo de la ONU/Nueva Zelanda); Arundhati Battacharya (Presidenta/Banco Central de India/India); Elvira Nabiullina (Gobernadora/Banco de Rusia/Rusia), etc., etc. entre las 100 personas féminas más influyentes del Mundo, obviando a las mujeres que aparecen en la lista Forbes y/o a la sombra de los apellidos y actividades de sus maridos (sin desmerecer sus labores y aportaciones) como la propia Hillary Clinton, Michelle Obama, Melinda Gates, etc… o a las esferas relacionadas con el arte, la cultura e intelectualidad, resulta que, un estudio realizado por Adecco de que quieren ser nuestros jóvenes, indica que las mujeres españolas sueñan con ser profesoras en un 28,4%, a mucha distancia, médicos un 8,2%, veterinarias el 6,6% y policías el 4,5% –sobre todo policías de homicidios y CSI-. y lo más flagrante, es lo qué piensan las propias mujeres, un informe sobre las Identidades de género en la Adolescencia, realizado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud muestra que el 52,6% de las adolescentes creen que en una relación el hombre debe proteger a la mujer (no está mal pero si hablamos de que el estudio habla de qué quieren para su futuro, bajo mi punto de vista, es una perspectiva dependiente), que el 80% de las adolescentes conocen algún acto de violencia entre parejas de su edad y lo consideran normal en más de un 50%, que el 62,9% de los encuestados conocen a chicas que le revisan el móvil a sus novios, que más del 50% de las mujeres se definen el carácter femenino futuramente con el estereotipo de sensibles, tiernas, responsables, trabajadoras y preocupadas por la imagen y por ser amas de casa, y lo más escandaloso, que un tercio de ellas, es decir, el 33% consideran aceptable el control de horarios de sus parejas, impedir que vean a sus familias o amistades, no permitirles que trabajen o estudien o decirles lo que pueden o no pueden hacer lo ven como algo natural. Es la conclusión más llamativa de un estudio elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) por encargo del Ministerio de Sanidad para conocer cómo perciben la violencia de género los adolescentes y jóvenes. Si a eso le sumamos que de la llamada generación “millenian”, la más preparada teóricamente de nuestras generaciones, ya que un 54% tienen estudios superiores, dicen cosas como qué… más del 50% prefieren no trabajar y ser mantenidos si no encuentran un trabajo que les haga feliz o que odien, siendo ellas más del 50%, considerándose mujeres preparadas, libres, independientes, adaptadas a las tecnologías, críticas, exigentes pero que consideran el trabajo como un medio y no un fin, preocupa, tanto o más que la otra generación, los “ninis”, los que no estudian ni trabajan  de los cuales más  el 80% declaran sentirse satisfechos con su vida y, en el segmento femenino su aspiración es encontrar a alguien que las mantenga y aspiran a ser madres o a tener una oportunidad para ser estrellas de TV, más del 70% participarían en un reallity show o harían cualquier cosa por ser estrellas televisivas. Me queda muy claro que a las mujeres de verdad y a los hombre de bien, nos queda mucho trabajo generacional para conseguir esa anhelada igualdad de verdad, arduo trabajo nos espera cuando las niñas ya no quieren ser princesas prefieren perseguir el mar dentro de un vaso de ginebra o ser chonis televisivas… ¿Qué dirían mujeres como Simone de Beauvoir, Emmeline Pankhurst, Betty Friedan o Rebecca Walker viendo este panorama desde el prisma de la lucha de los derechos de la mujer? No creo que estuvieran muy satisfechas del resultado al llegar aquí.

un-granjero-en-busca-de-esposa

Candidatas del Reallity televisivo “Granjero busca esposa” – Fotografía de El Condidencial-

Antropológicamente el hombre lleva en su ADN la supremacía de la fuerza bruta y el cazador que alimenta la tribu, la del sometimiento por estos motivos y, cuesta mucho cambiar más de 5 millones de años de evolución ( o involución) desde los primeros homínidos. Pero eso no es óbice para que sea la propia mujer la que renuncie a ser la cazadora, la fuerza de la inteligencia y la aspiración a superar a su congénere masculino como mejor argumento para demostrar ésa igualdad tan anhelada. Hay que evitar el machismo desde dentro del propio sexo femenino con la aceptación de órdenes y cánones sociales, de la educación igualitaria, exigiéndole a ambos las mismas tareas, obligaciones y responsabilidades; y sobre todo, la no aceptación de conductas retrógradas y vejatorias, de sumisión y de obnubilación de la persona por ser mujer. El ser que crea la vida no debería verse sometido a la vida de nadie.

Jordi Carreño Crispín   @JordiCris.