La Crispación en las redes sociales: Los perros de los “Perroflautas” y los polluelos de las “Águilas Imperiales”

Sin ánimo de ofender más que aquellos que se puede, porque sólo ofende quien puede y a quien se puede y no quien quiere, me gustaría dejar una pequeña reflexión a colación de esas pequeñas discusiones o mini debates de las redes sociales donde el argumento más común es el radicalismo; sea de izquierdas o derechas, el insulto fácil y la descalificación personal. Se perdió el gusto por las flechas irónicas y analogías metafóricas para uso del lenguaje fundamentalista y soez. La libertad de expresión es otra cosa.

Expresiones como “facha”, “fascista”, “rojo de mierda”, “basura capitalista”, “capullos pseudoprogres”, “perroflautas”, nazi hijo de p…” etc., etc. No son más que, uno, falta de argumentos antes las objeciones a las que son sometidos con razonamientos y argumentos contrarios a los suyos, dos, total desconocimiento del interlocutor, y de ahí las apreciaciones o desprecios personales sin más, y tres, y la más preocupante, la debilidad emocional e intelectual del que necesita certezas rotundas de otros para encontrar un motivo para vivir asimilando sin ningún tipo de duda la verdad absoluta o pensamiento de otros. La incapacidad de autocrítica y menos la de reconocer, no un error, sino la posibilidad de que haya otras opciones diferentes, mejores, iguales e incluso peores a las suyas pero tan lícitas y válidas como las suyas hacen que  estos sentencien de manera categórica y única con insultos. Su único argumento. Aquí mueren el eufemismo y la ironía como herramientas del debate inteligente.

390115

Gente que ladra consignas y que cuando lo hace no se dan cuenta de que, los demás piensan o pensamos que, “…sus estridentes ladridos sólo son señal de que cabalgamos” tal y como plasma en su poema Johann Wolfgang von Goethe “Ladran” (Kläffer).  The dicho bien, sí, porque la expresión “Ladran, luego cabalgamos” no aparece en el Quijote como la mayoría piensa.

Me dan pena, siento verdadera lástima por ellos, por la incapacidad de poner en duda su única verdad, pues como expuso Descartes en sus “Meditaciones metafísicas” la primera verdad es… “pienso, existo” y éste es un método de razonamiento que lleva a plantearse o replantearse más motivos de duda que de certeza pues se propone investigar a fondo toda cuestión a fin de determinar si hay algo verdadero en la misma o, en caso contrario, obliga al menos a buscar la verdad alternativa, el convencimiento o el precepto de que en la certeza no hay nada absoluto o ninguna verdad. Que esta es relativa. Y eso crea inseguridad, miedo y pereza.

Pues nada, entre jaurías de niños y no tan niños ladrando consignas marxistas, bolcheviques, trotskistas, etc., y otros rememorando aspiraciones con gañidos de futuro nacionalsocialista o IV Reich, o como mínimo al amparo de un Caudillo,; unos, hablando de libertades mientras quieren cercenar las de los demás, de democracia apoyando a regímenes autocráticos, dictatoriales, represores o como mínimo faltos de libertades, y otros, soñando con sátrapas salvapatrias que reordenen sus vidas y mentes obtusas, para no tener que pensar, es más fácil sólo obedecer, anda el juego de la inquina, descalificación, odio y enfrentamiento que marca la crispación de lo que siempre fue el mejor ejercicio de la democracia, el debate. Y así nos va… Ladran o gañan  unos y otros Sancho, pero no sé si cabalgamos.

Las sociedades que consideramos democráticas o más avanzadas en derechos y libertades se han enfrentado históricamente a variedad de conflictos teniendo que  resolver y reconocer que las personas que las conforman son diversas y plurales. Por ello se crearon e instauraron estamentos y mecanismos populares que permitieran llegar a acuerdos, consensos, transacciones y pactos promoviendo como método el conflicto regulado como algo provechoso para el aprendizaje colectivo. Uno de estos mecanismos es el debate.

Como escribió ayer Rosa Montero en su fabuloso artículo de El País, LOS RINCONES DE LA ESTUPIDEZde lo que estoy segura es de que los humanos chillamos muchísimo y nos golpeamos el pecho como gorilas para alardear de nuestras opiniones, y en realidad somos pequeños, irresponsables, contradictorios y lerdos (no hay más que asomarse al griterío de las redes para comprobarlo). No somos nada.” Touché Rosa Montero.

@JordiCris

Una izquierda sin caudillos ni vasallos, una izquierda que no de miedo.

La transformación de la sociedad puede llevarse a cabo desde una democracia parlamentaria y no necesariamente desde la revolución…

3-politicos

Enrique Tierno Galván, Ernest Lluch y Julio Anguita

La crisis existencial e ideológica del PSOE ha iniciado el proceso de la nueva izquierda, la izquierda vieja, radical y revolucionaria, la izquierda del vasallaje y caudillos encadenados a viejas doctrinas de corte dictatorial, las llamadas “democracias del pueblo”, que son de todos, menos del pueblo. Las democracias bananeras o de hoz y martillo militarizadas que tienen como denominador común las colas, la falta de abastecimientos y el pensamiento libre que va en una misma dirección porque si piensas diferente, es que eres enemigo del pueblo. Todos a una como en Fuenteovejuna detrás del que más grita y ondea banderas y soflamas incitadoras del hartazgo popular y ejerciendo como los antiguos líderes religiosos: “haced lo que yo digo y no lo que yo haga”.

¿Pero qué democracia es aquella que no cree más que en un solo modelo de Estado y en una única ideología y, que pese a sus matices termina por ser el vivo retrato de sus caudillos? Desde Stalin a Mao, desde Fidel Castro a Maduro, desde Pol Pot a Kim Jon II o desde Idi AminRobert Mugabe¿Qué Estado gobernado por la izquierda no ha sido una dictadura? ¿Qué pueblos han vivido en libertad y democracia bajo la proclama de “democracias del pueblo”? La respuesta es más que obvia. Ninguno a excepción de los democráticos.

marx

Karl Marx, el Viejo topo.

El ideario utópico del marxismo choca con dos realidades plausibles, una, el carácter propio del hombre y su ambición donde termina por prevalecer el predominio de los más fuertes sobre los más débiles, adulterando el dogma, igual como pasa con las religiones, y, dos, la incompatibilidad de la economía de mercado con los intereses productores y la generación de riqueza, la competitividad que por ende, al mismo tiempo que crea bienestar también genera desigualdad ampliando la franja diferencial entre ricos y pobres con la disminución de las clases medias o intermedias. Eso es así, es un hecho irrefutable que la historia universal nos confirma.

¿Cómo se pueden vencer estas dos circunstancias adversas para generar políticas de izquierdas o sociales sin obviar lo obvio (valga la redundancia)?

Sólo hay un modo bajo mi punto de vista. La democracia. El menos imperfecto de los sistemas de libertades y que se fundamenta en el poder que ejerce el pueblo, o la mayoría de él. Pero que debe ser aceptado y protegido por todos, es decir, no vale jugar al juego de la democracia y, si el resultado del juego no me conviene, lo cambio. Sus debilidades son también sus propias fortalezas y por ello deben protegerse con solidaridad, honorabilidad y honestidad por todos los actores. Las libertades se ganan día a día con dificultad y tiempo y se pierden con rapidez fácilmente.

Para la izquierda solo veo una opción válida en su totalidad, la de huir del dogma o dogmas para extraer un nuevo principio ideológico adaptable a los nuevos tiempos, a las nuevas sociedades y a las necesidades de estas independientemente de sus matices ideológicos. Y eso pasa por la adaptación y remodelación de los sistemas sociales, de los modelos de estado y los conceptos de economía y productividad hacia prácticas y organizaciones más sostenibles, razonables y solidarias que gestionen mejor y equitativamente los recursos haciendo que las diferencias sociales se mantengan en máximos mínimos, es decir, acortar las diferencias entre clases sociales altas y las más bajas haciendo crecer las clases medias. ¿Qué modelo de estado sería entonces el más óptimo? Es difícil apostar por un solo arquetipo o patrón, ya que las características intrínsecas de cada cultura, demografía, creencias, geografía e historia darán el resultante de tipos productivos diferentes. Pero ello no es óbice para que estos no puedan ser globales y solidarios con los demás. Trabajar para el futuro de la humanidad, sus razas y culturas es una obligación común.

El futuro de las políticas de izquierdas o sociales pasan por moderar sus mensajes y criterios adaptándolos a los tiempos modernos. Es incongruente aplicar ideologías del siglo XIX al siglo XXI y venideros, pero tampoco pueden olvidar su mensaje, el de socialización, por ello deben conjugar la misma con el concepto de economía, y hoy, con el de economía global. Sigo creyendo en el modelo adaptado de socialdemocracia que aplicaron Olof Palme en Suecia o la socialdemocracia alemana de Willy Brandt, y que postularon en España políticos como Tierno Galván, Ernest Lluch o el propio Julio Anguita. La transformación de la sociedad puede llevarse a cabo desde una democracia parlamentaria y no necesariamente desde la revolución. Es decir, la izquierda sin caudillos ni vasallos, una izquierda que no de miedo. Una izquierda garante y vigilante de los sistemas democráticos, una izquierda siempre crítica pero no radical.

Jordi Carreño Crispín   @JordiCris.

Opinión: “El despotismo de Sánchez y la ceguera de la izquierda. Entre todos la mataron y de nadie fue la culpa”

Nos llevarán a unas terceras elecciones, no por el interés general, sino por el suyo propio haciendo oídos sordos a las papeletas. El pueblo no es escuchado en las urnas.

pablo-iglesias-escucha-pedro-sanchez-durante-reunion-congreso-1459330303638
MADRID 30 03 2016 Pedro Sánchez PSOE y Pablo Iglesias Podemos durante la reunión que han mantenido hoy en el Congreso de los Diputados FOTO JOSÉ LUIS ROCA (foto de elperiodico.com)

Pocas veces se da la oportunidad de conseguir desde la oposición dominar a un gobierno. El PSOE la ha tenido dos veces en la mano y parece que las quiere desperdiciar dándole una tercera oportunidad al PP para conseguir la mayoría simple o absoluta llevándonos a unas terceras y repetitivas elecciones que, no solo desestabilizarán los mercados en una de las mejores temporadas turísticas desde hace muchos años, si no que frenando probablemente la recuperación (nimia y defectuosa, pero recuperación al fin) económica, haciendo que la C.E. nos sancione por no cumplir los plazos con los 6.100 millones de euros que aumentarán más el gasto público, creando más incertidumbre política, social y económica y, lo que es peor, dejando al pueblo hastiado de sus peroratas y palabras vacías con la falta de hechos y acciones concretas causadas por ambiciones y dogmatismos personalizados.

Una abstención no es darle poder gratuito al PP ni patente de corso, es permitirle ejercer un derecho ganado en las urnas, pero, con las riendas estiradas para tener el control del mismo y al hacerlo en minoría, lo que evitará el uso y abuso del Gobierno tal y como ha venido siendo política y norma habitual del Partido Popular hasta ahora.

Les da la oportunidad de gestionar con miras de Estado (a todas las formaciones) y gestionar los grandes pactos para los temas nacionales que más preocupan a los ciudadanos y que afectan a su día a día, después del paro,  y, que no implican condiciones de partido, cánones ideológicos o normas dogmáticas: vivienda, sanidad, seguridad y educación son independientemente de las políticas económicas, de las fórmulas empleadas por cada gobierno y por el interés partidista, los asuntos que deberían sufrir las menores modificaciones posibles por cambios en el poder y tendrían que ser pactados con grandes acuerdos mayoritarios.

La ambición de Pedro Sánchez, su despotismo y la ceguera de la izquierda anquilosada al no reformar sus visiones, modernizándolas y adaptándolas a las necesidades de un mundo de economía, globalizado y tecnológico hacen que se pierda por primera vez en democracia una verdadera oportunidad de acción y corrección de las políticas sociales con el estricto control al gobierno desde la oposición y, teniendo además en cuenta que éste habrá de pactar cada acción con las fuerzas opositoras. Y aun así, si no se puede avanzar siempre quedan opciones de control como la cuestión de confianza o moción de censura.

Una mala elección del socialismo por el supuesto bien común, lo dicho, el despotismo de Sánchez y la ceguera de la izquierda nos llevarán de nuevo a las urnas para darle una nueva oportunidad al partido más corrupto de la historia de la democracia. Entre todos la mataron y de nadie fue la culpa.

@JordiCris

Gira il mondo gira

Pikemon.png

Parece que el juego de la humanidad está entre cazar pokémons y vidas de verdad

Mientras algunos cazan pokémons otros se preocupan por la actualidad siguiendo las noticias de CR7, Messi, o, el supuesto lío del Conde Lequio con la ex concejala de los Yébenes y como decía la canción… “gira il mundo gira, Il mondo…  Non si é fermato mai un momento… La notte insegue sempre il giorno… Ed il giorno verrà”… y, pasan cosas a diario cuando sale el sol cómo: un millonario neoyorquino medio ido, endiosado y engreído, listo como el hambre, intenta el asalto democrático a la Casa Blanca mientras su país se tirotea; o Al Qaeda intenta la conversión infiel del mundo no fundamentalista musulmán para monopolizar el negocio de las almas, el terror y el dinero sucio sembrando el miedo en vez de alimentos y cultura en sus dominios manchados de petróleo, campos de opio y suvenires de balas y explosivos; o Rusia intenta volver con cortinas de humo a la Guerra Fría y al Telón de Acero con un discurso nacionalista de su Jefe de Estado que no puede obviar su pasado de ex espía; o las mujeres y niños son explotados y maltratados en África, Sudeste Asiático y la India como ganado, moneda de cambio o ciudadanos de tercera mientras los hombres seguimos ejerciendo nuestro poder y supremacía en conflictos como Somalia, parque temático para los señores de la guerra; la Guerra Civil de Siria y la mayor diáspora de refugiados de la era moderna, el conflicto territorial y religioso palestino-israelí y un sinfín más de conflictos étnicos y religiosos que llevan siglos emponzoñando la humanidad entre otras muchas desgracias. Lo dicho, unos cazan pokémons, otros ejercen la inhumanidad y el gran resto miramos anonadados a unos y otros entre selfies, teléfonos más listos que nosotros, día a días rutinarios y con mucha vacuna anti sufrimiento con dosis de egoísmo saludable para nuestras mentes dispuestas a luchar por nuestros micro mundos en activismos de redes sociales como lavadoras de nuestras propias vergüenzas, y es qué… “gira il mundo gira”…

Jordi Carreño Crispín @JordiCris

La muerte de Jesús: un hecho sobre el que no sabemos casi nada…

La única certeza que rodea la crucifixión de Cristo, que se conmemora en Semana Santa, es que fue “una operación romana”.

“Los testimonios bíblicos que acusan a los judíos son una distracción que trata de lanzar a los historiadores por el camino equivocado”

Via Crucis.jpg

La muerte de Jesús en la cruz, que se conmemora en Semana Santa, es uno de los acontecimientos más importantes de la historia. Sin embargo apenas sabemos nada sobre él. Casi ningún investigador niega que el fundador del cristianismo fuese un personaje histórico, crucificado por Roma en Jerusalén. El resto se mueve en un enorme espacio en el que confluyen la fe, la historia y el misterio. Cada nuevo hallazgo arqueológico relacionado con ese momento es analizado a fondo. El descubrimiento en una tumba de aquella época del cadáver de un reo crucificado, que recibió sepultura en vez de dejar que se pudriese a la vista de todos como solía ser habitual, hace plausible el entierro de Jesús. Una inscripción hallada en “Caesarea Maritima” confirma la existencia de Poncio Pilatos como gobernador romano en época de Tiberio. Pero el relato bíblico sigue muy alejado de cualquier confirmación histórica. Como escribió el periodista de EL PAÍS Juan Arias, uno de los grandes conocedores de la figura de Cristo, autor del libro Jesús. Ese gran desconocido, “aún no sabemos quiénes, ni por qué mataron a Jesús“.

Una de las pocas certezas que comparten los historiadores es que la muerte de Jesús tuvo lugar durante la Pascua judía (Pésaj), en la que se conmemora la liberación de la esclavitud en Egipto y que es una de las fiestas más importantes del calendario hebreo. Como la Semana Santa cristiana, Pésaj depende de las fases lunares y el equinoccio de primavera.

 “Existe una conexión muy sólida entre la Pascua judía y la pasión”, asegura Carl Savage, profesor de arqueología bíblica en la Universidad de Drew (Estados Unidos) y que ha trabajado en diferentes yacimientos como Bethsaida, en Galilea. “Es muy plausible que ocurriese durante ese periodo, aunque incluso los propios Evangelios aportan calendarios ligeramente diferentes sobre los acontecimientos de la última semana de vida de Jesús”, prosigue.

¿Cuándo murió?

Preguntado sobre las certezas históricas que rodean la muerte de Jesús, Douglas Boin, investigador de la Universidad de Saint Louis (Estados Unidos), que acaba de publicar un estudio sobre los cristianos bajo el imperio romano, Coming Out Christian in the Roman World: How the Followers of Jesus Made a Place in Caesar’s Empire, responde: “No muchas. Jesús fue ejecutado en la provincia romana de Judea por el prefecto de la provincia, Poncio Pilatos. Eso es todo. Incluso la fecha, probablemente en torno al 28 después de Cristo, es una suposición informada”. Muchos investigadores barajan la fecha del 14 de Nisán, esto es, el viernes 3 de abril. Pero ni siquiera los Evangelios se ponen de acuerdo: Marcos, Lucas y Mateo hablan de un día y Juan de otro. En su libro sobre Jesús, el papa Benedicto XVI apoya la tesis de Juan, lo que adelantaría un día la condena y la muerte.

Son las fuentes no cristianas, sobre todo Tácito, las que permiten establecer un calendario más o menos preciso. El historiador romano habla de la muerte en la cruz de una persona a la que su gente llamaba Mesías bajo el reinado de Tiberio por el gobernador Poncio Pilatos. “Estas fechas son especialmente útiles para los historiadores”, explica Savage. “El emperador Tiberio gobernó Roma entre el 14 y 37 después de Cristo, sabemos que Jesús nació entre el 7 y 4 antes de nuestra era al final del reinado de Herodes. Sabiendo que vivió unos 30 años, podemos fechar su muerte entre el 26 y el 28”. Flavio Josefo también habla de la condena de Cristo a la cruz por Pilatos, pero la autenticidad del pasaje, conocido comotestimonium Flavianum, ha sido puesta en duda por numerosos eruditos. Como explica la historiadora Mireille Hadas-Lebel en su biografía Flavio Josefo, algunos estudiosos creen que todo el pasaje es falso, mientras que otros opinan que “algún piadoso lector cristiano de principios del siglo IV” agregó algunas frases.

19 (25bis) (6).JPG

En Getsemaní, en el Monte de Los Olivos (T. Barcala/J.Carreño)

“Aquellos que hemos sido educados en la tradición católica imaginamos el recorrido a través de Jerusalén, el enfrentamiento con los líderes judíos, las palabras pronunciadas en la cruz”, prosigue Boin. “Muchos de estos detalles provienen del relato de los autores de los Evangelios, que se guían por agendas teológicas. Como historiador los considero importantes, pero deben ser analizados con cautela”. El huerto de Getsemaní, la traición de Judas, la última cena, la negación de Pedro, Poncio Pilatos dando a elegir entre Barrabás y Jesús o lavándose las manos: ninguno de estos episodios están confirmados y, en el caso de los dos últimos, son una clara manipulación a juicio de la mayoría de los investigadores.

“La respuesta corta es que no sabemos nada más allá de lo que cuentan los Evangelios y algunas otras referencias”, explica Carl Savage. “Sin embargo, sí sabemos algunas cosas que hacen plausibles por lo menos algunas partes del relato bíblico. Por ejemplo, fue encontrado un hueso de talón con un clavo en una tumba del área de Jerusalén. Eso nos permite confirmar que la crucifixión era practicada como forma de ejecución en Judea en la época de Jesús. También que la forma de enterramiento descrita en los Evangelios coincide con evidencias históricas. Por lo tanto, estas evidencias nos permiten pensar en la muerte de Jesús como un evento real y no como una construcción teológica”.

¿Por qué? ¿Quién?

Sin embargo, la clave no está en cómo fue ejecutado, sino en el por qué y por quién. Los Evangelios acusan a los judíos, una afirmación que ha propiciado 2.000 años de antisemitismo, una de las más violentas, trágicas y perdurables lacras de la historia de la humanidad. Como recuerda Juan Arias, “fue el papa Juan XXIII quien en 1959 mandó quitar de la oración de Viernes Santo la expresión ‘pérfidos judíos’ y la de ‘obcecación de aquel pueblo’ que se negaba a reconocer la divinidad de Jesús”.

Son las fuentes no cristianas, sobre todo Tácito, las que permiten establecer un calendario más o menos preciso

Reza Aslan argumenta en El Zelote, una biografía de Jesús que se convirtió en 2014 en una éxito internacional, que los Evangelistas exculparon a los romanos porque “Roma se había convertido en el principal público del evangelismo cristiano”. Paul Winter (1904-1969) escribe por su parte en su clásico Sobre el proceso a Jesús que “el tribunal judío tenía autoridad para dictar y aplicar penas capitales, pero que, a pesar de ello, a Jesús no le condenó a muerte el Sanedrín”.

Para Douglas Boin, “los testimonios bíblicos que acusan a los judíos son una distracción que trata de lanzar a los historiadores por el camino equivocado”. De nuevo existe un consenso entre los investigadores: si Jesús fue condenado a la cruz, tuvo que ser por los delitos que provocaban un método de ejecución tan extremo: sedición, desafío al poder de Roma, insurrección contra el Estado. Y un gobernante romano como Poncio Pilatos no dudaría un instante en aplicar ese castigo. El hecho de que, según alguno de los Evangelios, fuese ejecutado junto ladrones, “podemos hablar también de rebeldes” precisa Savage, no hace más que confirmar esta tesis. Simon Sebag Montefiore escribe en su monumental historia de la ciudad de las tres religiones, Jerusalén. Una biografía: “Los Evangelios, escritos o enmendados después de la destrucción del Templo en 70, acusan a los judíos y absuelven a los romanos, deseosos de mostrar su lealtad al imperio. Sin embargo, los cargos contra Jesús y el castigo en sí cuentan su propia historia: fue una operación romana”.

22 (1bis) (44).JPG

Sexta parada del Vía Crucis (Jerusalem 2015. Tuñy  Barcala)

Nota: Las imágenes no corresponden al artículo original de El País

Artículo de Guillermo Altares: @galtares https://twitter.com/galtares

Fuente: El País 26/03/2016 : http://elpais.com/autor/guillermo_altares/a/

Fotografía nº1:  http://www.religionenlibertad.com

Restode Imágenes: Propiedad de J.Carreño Crispín

NO AL MACHISMO: Carta denuncia contra la impunidad periodística “Con nombre y apellidos que no todo el monte es orégano”.

Actitud e intransigencia machista del periodismo arcaico.

Artículo entrevista publicado a la empresaria Tuñy Barcala y objeto de la denuncia

Artículo entrevista publicado a la empresaria Tuñy Barcala y objeto de la denuncia

Poco importa la ofensa cuando la misma la produce alguien amparado impunemente en una profesión como el periodismo, su editorial, la inmunidad de su pluma, un ego desmesurado bajo un estilo prepotente, arcaico, machista y exhibicionista aprovechándose de la confianza prestada, inocencia e inconsciencia del uso que se iba a hacer de la misma y de la buena voluntad y disponibilidad de la entrevistada.

Hacer un favor a un amigo concediéndole una entrevista, después de sus insistentes llamadas telefónicas, para que ésta sea publicada totalmente fuera de contexto 18 meses después y, con resultado nefasto para la entrevistada, que por otra parte, nunca llegó a leer o conocerla previamente y que después de solicitarle al autor varias veces…cuándo iba a ser pública, ésta, quedó en el ostracismo del tiempo, hasta hace unas semanas en que fue informada de su publicación. Salió tal y como prometió el creador de la misma, pero salió descontextualizada, atemporalmente revisada y actualizada e incluyendo comentarios y sentencias cuanto menos provocativas y frívolas,  exhibiéndose el autor con un pavoneo quinceañero y ridículo de tono totalmente despectivo y machista que convierten el perfil de esta mujer emprendedora y luchadora en un mero objeto de puro deseo sexual o como florero de lujo y amplia sonrisa.

Momento de la sesión fotográfica que acompañará el nefasto reportaje

Momento de la sesión fotográfica que acompañará el nefasto reportaje.

A los hechos me remito cuando inicia su entrevista con lo que él debe considerar un piropo y no es más que una falta de respeto a su trayectoria profesional: “Tuñy Barcala sigue siendo una mujer despampanante pese a sus cincuenta y cuatro años” (55 más que cumplidos a la publicación); o con la información relativa a sus hospitalizaciones (Ha sido operada tres veces extirpándole 12 tumores) y que él lleva al término de… ¿Lleva mucho plástico encima? en un alarde a su físico que ya anteriormente había señalado con uno de sus logros, informatizar a una de las mayores cadenas hoteleras de este país basándose en el comentario de que, ése éxito, era más por su físico que por sus conocimientos. Le recuerdo al Sr. Vicente Segura que Tuñy Barcala fue premiada en el año 1992 como la mejor mujer empresaria del año.

Pues bien, a raíz del aluvión de comentarios negativos y despectivos que aparecen en las redes sociales, primero contra el periodista, segundo contra el periódico y editorial y, tercero y en algún caso, contra la misma víctima por su permisibilidad, me veo en la obligación de: uno, exponer los hechos tal y como sucedieron al estar presente (en una mesa detrás de ellos oyendo la hora de conversación); y dos, defender como pareja la buena imagen y honor de la entrevistada ante el mal uso y abuso del periodista.

El Sr. Vicente Segura, porque tiene nombre y apellidos, es merecedor de ser denunciado públicamente a través de esta misiva no sólo por su mala praxis periodística saltándose cualquier código ético, estilo o libro blanco de esta insigne y necesaria profesión con su forma casposa, machista y arcaica de plantear y tratar los datos e informaciones proporcionadas en una teórica charla amigable; sino que también, por no suministrar a la interesada antes de su publicación el formato y entrevista redactada previamente a su edición, para su visto bueno, por hacerlo muchos meses más tarde de modo descontextualizado y, supuestamente vulnerando la Ley Orgánica 1/1982 del 5 mayo del Código de Protección Civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y al honor pese al consentimiento previo de la afectada, y sobre todo, por su negativa ante las diferentes peticiones de la misma de una rectificación o disculpa pública, excusándose en el mensaje de agradecimiento previo a la lectura por parte de Tuñy Barcala, que al hacerle referencia de que antes de editar da a conocer sus publicaciones en una mención a otro artículo a un conocido falangista local, le contesta éste por medio de un WatsApp: “Tú no eres el camarada Bonet”, dejando entrever que en su grabación tiene cosas más fuertes grabadas (le emplazo a que las publique o haga pública su grabación) y recriminándole en tono lastimero y ofendido que lamenta mucho que la entrevistada haya cambiado de opinión en cuanto a su trabajo se refiere.

Impresentable es el único adjetivo que se me ocurre para el trabajo, el modo y la persona que firman susodicho reportaje, y así deben opinar también algunos colegas suyos que han elevado dicha denuncia a la propia APM (Asociación de Prensa de Madrid) y han dado apoyo en la red y privadamente a la afectada.

DESCARGA TOTAL IPHONE JORDI 082015 1139

Dos momentos de la entrevista

Dos momentos de la entrevista

La imagen de esta mujer empresaria, emprendedora y conocida luchadora por los derechos de las mujeres queda totalmente afectada, frivolizada y desvirtuada por el nefasto proceder de Sr. Vicente Segura, y desde aquí, con la difusión de este texto yo le emplazo e invito a efectuar una rectificación o disculpa pública por el tratamiento dado, pese  a la percepción de éxito que él tiene de su propio reportaje, pues no puede estar bien algo que hace sentir mal a la protagonista, que la avergüenza hasta el punto de no enseñarle la entrevista a su madre de 88 años porque encuentra denigrante la publicación y, no puede sentirse orgullosa de todos sus triunfos, sino más bien abochornada por el trato dado.

Sr. Vicente Segura, estamos en pleno siglo XXI y no todo el monte es orégano.

por Jordi Carreño Crispín