FOSAS

En esta página iréis encontrando información relativa a los documentos referentes a informes forenses, protocolos forenses, protocolos de ADN  para la identificación de fosas, informes de excavaciones, directorios y mapas de fosas, etc.

En honor a los 13 de Priaranza, la primera fosa común con víctimas republicanas abierta con técnicas arqueológicas y forenses.

INFORME FORENSE DEL EQUIPO NIZKOR SOBRE LOS 13 DE PRIARANZA:

EQUIPO NIZKOR

Información

DERECHOS

28oct00


Informe forense acerca de los trece de Priaranza.


Los restos de los “trece de Priaranza” fueron exhumados el 28 de octubre de 2000, en la localidad leonesa de Priaranza del Bierzo. Habían sido asesinados de dos disparos en la nuca el 16 de octubre de 1936. Sus restos se encuentran en fase de identificación. Hasta ahora sólo se conocen los nombres de nueve de ellos. El arqueólogo Julio Vidal y la antropóloga forense, María Encina Prada, han dirigido los trabajos para devolver la identidad a aquellos hombres que fueron asesinados y desaparecidos por soñar un mundo más justo. La Asociación trabaja para que todas esas fosas sean abiertas y la memoria de todos los que lucharon por la democracia y sus familiares sea reconocida por la historia.Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica


HERIDAS POR ARMA DE FUEGO EN UNA FOSA COMUN DE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA EN PRIARANZA DEL BIERZO (LEÓN)

Prada Mª E.1, Etxeberría F.2, Herrasti, L.2, Vidal, J.3, Macias, S.4, Pastor, F.5

  • 1. Antropóloga física. León.
  • 2. Sociedad de Ciencias Aranzadi.
    Alto de Zorroaga. 20014 Donostia- San Sebastián
  • 3. Arqueólogo Territorial.
    Junta de Castilla y León. Servicio de Cultura.
    Av. Peregrinos s/n. 24071 León,
  • 4. Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.
  • 5. Radiólogo. Hospital Universitario Río Hortega, Valladolid.

Resumen:

La Paleopatología abarca el estudio de todos los restos humanos con valor patrimonial, incluyendo los que pertenecen a la historia contemporánea. Si bien no son frecuentes las investigaciones en restos esqueléticos recientes, en los últimos años se han planteado congresos específicos que analizan estos casos desde la perspectiva forense e histórica. Así, por ejemplo, se puede citar el 1st International Conference on Osteoarchaeology of the napoleonic battlefiels celebrado en camerino (Italia) en 1999. De igual modo se vienen publicando trabajos monográficos que demuestran  la importancia de la Paleopatología como disciplina histórico-médica que utiliza una metodología propia de las ciencias forenses.

En esta comunicación, se exponen los resultados de la intervención en una fosa común de la Guerra Civil Española, situada en Priaranza, localidad que se encuentra en la comarca leonesa del Bierzo, en la que se han exhumado trece esqueletos completos. Para ello se utilizó la metodología arqueológica con especialistas en este ámbito, además de especialistas en antropología y en paleopatología. Las tareas de búsqueda de la ubicación exacta de la fosa se iniciaron en octubre del 2000 y permitieron, después de la realización de varios sondeos con medios mecánicos, la localización de la fosa de unos 10 m de longitud y aproximadamente 1 m de anchura. Junto con los cuerpos esqueletizados se recuperaron diversos objetos asociados, vestigios de la vestimenta (botones, cremallera, hebillas, zapatos…) y parte de la munición que les causó la muerte.

En este trabajo se describen las características de los 13 varones exhumados, de edades comprendidas entre los 20 y 50 años, los cuales fueron asesinados en la madrugada del día 16 de octubre de 1936. Todos los cráneos excepto uno, presentaban numerosas fracturas radiadas que han imposibilitado su completa reconstrucción. La mayoría de ellos recibieron el impacto de dos proyectiles, cuyas perforaciones son compatibles con la utilización de munición de calibre 7,65 mm Browning y 9 mm largo, ambos correspondientes a arma corta.


HERIDAS POR ARMA DE FUEGO EN UNA FOSA COMUN DE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA EN PRIARANZA DEL BIERZO (LEÓN)

INTRODUCCIÓN.

A raíz de una noticia publicada en el periódico “La Crónica- El Mundo” (Silva, E., 2000), nos enteramos de que los hijos y nietos de Emilio Silva Faba, querían recuperar el cuerpo de su padre de una fosa común sita en Priaranza, localidad que se encuentra en la comarca leonesa del Bierzo. Contactamos con dicha familia, promotora de esta iniciativa, con el fin de colaborar en la exhumación de los restos aplicando la metodología arqueológica y de la antropología forense, evitando así que la excavación

se realizara exclusivamente con medios mecánicos utilizando una máquina excavadora, como ya había ocurrido recientemente en Arganza (León).

Se sabía que 13 personas habían sido asesinadas el 16 de octubre de 1936, con motivo de la represión que siguió a la sublevación del General Franco el 18 de julio de ese mismo año. Los cuerpos fueron enterrados en una pequeña parcela que hay a la entrada de Priaranza, en el Km. 8 de la carretera comarcal en dirección Ponferrada-Orense, justo en el punto de bifurcación de ésta con un camino vecinal.

Para localizar la ubicación exacta de la fosa se realizaron sondeos mediante medios mecánicos, levantado con ayuda de una máquina excavadora decapados del terreno de aproximadamente unos 20 cm de profundidad, abriéndose una trinchera paralela a la carretera de unos 2 m de anchura y 1,5 m de profundidad. En un principio la búsqueda resultó infructuosa, por lo que se continuó prospectando el terreno haciendo zanjas más pequeñas, en este caso perpendiculares a la carretera. En una de ellas, al retirar la tierra del cazo de la excavadora salió una suela de un zapato, indicio que nos puso sobre la pista del hallazgo. Habíamos, por suerte, interceptado la fosa a la altura de los pies de las primeras inhumaciones. El nivel de enterramiento se encontraba a 1,20 m de profundidad. Para facilitarnos el trabajo, la máquina excavadora siguió rebajando el perfil, con un cazo de limpieza, hasta llegar a una cota próxima al nivel de inhumación, quedando así preparado el terreno para proceder a una excavación manual con metodología arqueológica. Se intentó que la excavación fuese lo más minuciosa posible, para lo cual se cribó toda la tierra en contacto con los esqueletos, evitando así la pérdida de algunas evidencias como dientes, pequeños fragmentos óseos, botones, hebillas, restos de munición etc., que suelen extraviarse con mucha facilidad.

En la figura 1 se puede apreciar la forma rectangular de la fosa con un trazado irregular, que medía unos 10 m de longitud y 1m de anchura que variaba según el tramo. Las inhumaciones aparecieron dispuestas de forma aleatoria y por grupos de 2 o 3 sujetos colocados en paralelo. Esta distribución contradice la versión que nos había proporcionado un testigo que participó en el enterramiento, y que según recordaba, estaban colocados en hilera, imbricados unos a continuación de otros. En el dibujo realizado con el programa Designer de Micrograf 6.0, se observa como la mayoría de los cuerpos se disponían en posición decúbito supino, los menos en decúbito lateral y dos de ellos, el 4 y el 6, en sentido prono (figura 2). Podemos decir que los esqueletos se encontraban en bastante buen estado de conservación, si exceptuamos la región del cráneo que presenta fracturas generalizadas por el impacto de los proyectiles de arma de fuego, librándose de tal suerte el cráneo del individuo 11, al no haber sido alcanzado por los disparos. La mayoría de los cráneos recibieron dos tiros, cuya trayectoria generalmente se dirigía de atrás hacia delante, lo que ha provocado el estallido del macizo facial, siendo la cara la parte más deteriorada. Solo se han recuperado 7 proyectiles de arma de fuego, la mayoría muy deformados por haber impactado contra una superficie dura como es el hueso. Presentan una composición bimetal, con la envuelta externa de latón y el núcleo de plomo. Todos los restos de munición corresponden a arma corta (pistola) en dos calibres: 9 mm Largo (8,80 x 23) y 7,65 mm Browning (7,65 x 17R). Los de 9 mm Largo, probablemente son de fabricación nacional, dado que este arma sólo fue reglamentaria en España durante la Guerra Civil.

Los del calibre 7,65 mm Browning corresponden a armas de uso civil, muy extendidas en aquellos años. A la hora de establecer paralelismos con otros estudios de ámbito nacional con implicación bélica, se podrían citar los trabajos de Serrullo y Etxeberría, 1995, Etxeberría, 2000, Prada y Etxeberría, 2000, en los que también aparecían lesiones por arma de fuego en los cráneos.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se han exhumado 13 esqueletos de la fosa común de Priaranza, todos ellos de sexo masculino y de edades comprendidas entre los 18-20 años y los 50-55 años. Como en cualquier contexto forense, el requisito previo para llegar a una identificación positiva de la persona radica en la determinación de la edad, sexo, estatura y tipología racial. Sin embargo, esta información inferida a partir de la interpretación de los datos de la antropología biológica no nos proporciona más que una impresión general del aspecto de la persona, sin permitirnos ser más precisos. Actualmente, son utilizados muchos rasgos clínicos para realizar una identificación positiva, incluyendo entre estos el estado de la dentición, pruebas radiográficas y lesiones patológicas del esqueleto, tanto activas como cicatrizadas, las cuales pueden indicar enfermedades específicas. Cuando estos métodos no tienen éxito, se utilizan otras técnicas como el análisis de ADN o la reconstrucción facial, aunque el uso de estos métodos más sofisticados no suele estar muy difundido en el ámbito de la arqueología o de la antropología debido a la falta de pericia y sobre todo de financiación (Roberts, 1997).

Como no disponíamos de un registro dental ni radiográfico de las personas, empezamos por determinar las características básicas de filiación. Para diagnosticar el sexo, a priori ya conocido, se aplicaron los criterios clásicos que recoge Ferembach et al. (1979), facilitándonos la labor el buen estado de conservación del cinturón pelviano. Para la determinación de la edad se han manejado distintos métodos, haciendo al final una valoración sumatoria de los mismos: el  grado de desgaste de la superficie oclusal de los dientes (Lovejoy, 1985), el estado de osificación del esqueleto (Brothwell, 1987), el estado de remodelación de la sínfisis púbica (Todd, 1920), la calcificación de los extremos esternales de las costillas (Isçan et al., 1984a) y del cartílago tiroides (Cerný, 1983), así como la presencia de artropatías en la columna vertebral (Stewart, 1958).

La estimación de la estatura se ha calculado a partir de las fórmulas de Pearson, las tablas de Manouvrier y de Troter y Glesser (Olivier, 1969) y las ecuaciones de regresión para población actual (Mendonça, 2000), comprobándose en la tabla 1 como existen pequeñas variaciones dependiendo del método empleado.

Asimismo, también puede ayudar a una identificación positiva la presencia de lesiones patológicas, denotando los esqueletos examinados numerosos indicios morbosos, algunos de los cuales se han podido adscribir a una enfermedad específica.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que los objetos asociados al cuerpo pueden ser igualmente valiosos en los casos forenses para llegar a la identificación positiva de la persona. De los materiales recuperados en el proceso de excavación destacaríamos los vestigios de la vestimenta que llevaban las víctimas, como cremalleras, hebillas, cinta métrica, gemelos, calzado, monedas, entre los más representativos.

RESULTADOS.

A continuación exponemos las características antropológicas y patológicas de cada uno de los especimenes estudiados.

Individuo nº1.

Varón de 40-50 años, de estatura (1,53 m), cuyos pies se encuentran cortados por la zanja del sondeo que interceptó la fosa. El cuerpo se disponía en posición decúbito supino con los brazos sobre el tronco, el izquierdo flexionado tocando la mano el hombro derecho.

Se observan los incisivos centrales superiores separados, dejando un pequeño espacio entre ellos, lo que nos sugiere la existencia de frenillo. Presenta agenesia de los incisivos laterales superiores y de los cordales, siendo esta una característica que puede heredarse. Podría tratarse de una persona fumadora, a decir delas manchas oscuras que presentan los dientes, sobre todo en la cara lingual; estos también muestran un abundante acúmulo de sarro.

En el cráneo se observan dos orificios redondeados en la región occipital. El que está situado a la altura del inion correspondería al punto de entrada del proyectil, con una trayectoria de atrás adelante, que alcanza el esplacnocráneo provocando la fractura generalizada. El orificio de salida se encuentra en la sutura lambdoidea derecha, presentando la abertura un aspecto redondeado con los bordes irregulares y con fractura radiada.

La madurez del sujeto queda reflejada en los signos de artrosis de las vértebras lumbares con un notable desarrollo de los osteofitos en el borde de los cuerpos vertebrales. Destacamos como rasgos identificadores, la presencia de una fractura sin consolidar en la región diafisaria media del cúbito izquierdo, con signos de inicio de cicatrización por formación de callo primario. Por ello suponemos que el sujeto llevaría el brazo en cabestrillo. Esta fractura puede ser atribuida a un traumatismo directo producido en un plazo aproximado de 15 días antes del fallecimiento.

Se ha recuperado una cremallera, cuya longitud es propia de una funda o mono, así como las suelas de unas botas, complementos todos ellos atribuibles a una indumentaria de trabajo.

Individuo nº 2.

Varón de 30-40 años y estatura mediana (1,65 m), cuyo esqueleto se encontraba paralelo al nº 1 y en posición decúbito supino. Sobre el cuello tiene el zapato del individuo 5.

Presenta una dentición fuerte, apreciándose en el maxilar superior la pérdida del incisivo central derecho, cuya evidencia se reduce al apéndice radicular que habría podido servir de anclaje a una prótesis (según información proporcionada por la familia, sabemos que Emilio Silva llevaba una prótesis que fue realizada en EE.UU). La mandíbula es muy ancha con los gonios evertidos, dando un aspecto cuadrangular que la hace compatible con la mandíbula robusta que exhibe Emilio Silva Faba en una fotografía de archivo.

Debido a los impactos de bala presenta una fractura generalizada de la bóveda del cráneo y del esplacnocráneo. Se trataría de dos disparos por arma de fuego efectuados desde la región occipital y temporal derecha con una dirección de atrás hacia delante, de abajo arriba y ligeramente de derecha a izquierda.

Individuo nº 3.

Se trata de un joven de 18-20 años, de elevada estatura (1,74 m). El cuerpo aparece en decúbito supino, con los pies cortados por la zanja del sondeo.

El rasgo físico más específico de esta persona es la amputación del antebrazo izquierdo a nivel medio, con signos de remodelación ósea de larga evolución. El húmero izquierdo es muy grácil como consecuencia de la escasa funcionalidad del brazo.

La fractura generalizada del cráneo y del esplacnocráneo se justifican  por el paso de dos proyectiles de arma de fuego. Ambos orificios son característicos de la entrada de sendos proyectiles. Uno de ellos se sitúa en el parietal derecho próximo a la sutura temporal, penetrando con una trayectoria muy perpendicular a dicho hueso y en dirección hacia el lado izquierdo. El otro se sitúa en la entrada del oído izquierdo, y se relaciona con el orificio de salida del proyectil por el lado derecho de la mandíbula, provocando la rotura de los dientes correspondientes al maxilar en ese lado.

Individuo nº 4.

Varón adulto de unos 30 años, de baja estatura (1,59-1,62 m), que se hallaba en posición decúbito prono con las piernas semiflexionadas. Su edad viene avalada por la ausencia de lesiones degenerativas en la columna vertebral, salvo en la articulación atlanto-axoidea. El contorno mandibular dibujaría una barbilla de aspecto ligeramente cuadrangular. Los incisivos inferiores están algo apiñados y las manchas oscuras en dos dientes sugieren que podría tratarse de un fumador. Entre los objetos asociados al cuerpo se han recuperado las suelas de goma de una botas y restos de tejidos sobre el tronco. Todas estas características lo hacen compatible con la persona de Cesar Fernández Méndez.

Las fracturas craneales se justifican por el paso de un proyectil de arma de fuego, que penetra por la región media del hueso occipital, debajo del inion, y sale por la cara, provocando el desprendimiento de parte de la región media del hueso frontal y  de los arcos superciliares, así como la fractura del maxilar superior en la línea media de su lado derecho. El disparo sigue una trayectoria de atrás adelante, ligeramente descendente y siguiendo la línea media. Cabe la posibilidad de que se haya realizado a cañón tocante a la vista de la pérdida de hueso en la tabla externa e interna.

Individuo nº 5

Joven de 20-22 años, que no superaría los 25 años, de mediana estatura, 1,64 m, cuyo cuerpo yacía en decúbito supino con los brazos estirados a ambos lados del tronco.

Se han recuperado dos proyectiles, uno de ellos junto al parietal derecho y el otro en el área del cuello, que poseen un calibre semejante, correspondiente a 9 mm Largo. Uno de los disparos (orificio 1) penetra por la región alta del hueso frontal, produciendo una fractura radiada. Este pudo ser efectuado a cañón tocante a tenor de la pérdida de hueso que provoca en la tabla externa.  El orificio 3, situado en el borde del techo de la órbita derecha, corresponde a la salida del proyectil. El otro disparo (orificio 2) entraría por la zona media del cuerpo mandibular del lado izquierdo con arrancamiento de la tabla interna. El orificio 4, de salida, muy irregular y agrandado, lo encontramos en el lado contrario de la mandíbula con arrancamiento de la tabla externa (figura 3).

Entre los objetos asociados encontramos un anillo metálico en el abdomen, que podría formar parte de la esfera de un reloj que llevaría el individuo 4, ya que la mano izquierda de este sujeto se apoyaba sobre el vientre de aquel. También se encontró en el tronco restos de tejidos de las prendas de vestir, además de unos gemelos de buena factura y unos zapatos, que nos podrían indican que se trataba de una persona de cierto estatus social. Estas características podrían adscribirlo a la persona de Enrique González Miguel, alias “el madrileño”.

Individuo nº 6

Varón de 35-40 años, de mediana estatura (1,64 m), que aparece colocado en posición de decúbito prono, con las piernas rectas y los brazos separados del tronco, los cuales se apoyan sobre los individuos 7 y 8. A partir de los pies comienza un área de concentración de cal, debido a que uno de los cadáveres fue recuperado por sus familiares a los pocos días de ser enterrado, sellando el hueco con cal viva.

Los incisivos centrales se encuentran algo separados y el cuerpo mandibular describe un contorno cuadrangular. No hay lesiones degenerativas en la columna vertebral. El cráneo ha recibido un solo disparo de arma de fuego que penetra por el lado izquierdo del occipital, a 10 mm del agujero magno, y sale por la eminencia frontal derecha.

Se conservan los zapatos propios de una persona que calza abundante. Además, se encontraba en su proximidad una cinta métrica, apropiada para un sastre o un comerciante. Este hecho junto con los otros rasgos físicos le hacen compatible con la persona de Emilio Silva Faba, que tenía un comercio.

Individuo nº 7

Es el varón de mayor edad, entre 45-50 y no más de 55 años, a decir de la osificación del cartílago tiroides. El cuerpo, de mediana estatura (1,64 m), se disponía en decúbito lateral izquierdo ocupando un lateral de la fosa.

Conserva la sutura metópica y presenta lesiones degenerativas en la columna vertebral, con osteofitosis generalizada en las vértebras lumbares, mostrando un mayor desarrollo la L4, L5 y el promontorio del sacro, con fusión parcial de las facetas posteriores del lado derecho de la articulación L4-L5.

El cráneo ha recibido el impacto de dos proyectiles con entrada de uno de ellos por el hueso occipital y salida por la escama del temporal derecho provocando fractura radiada múltiple. El segundo disparo penetra en la mastoides izquierda y sale produciendo arrancamiento y pérdida de hueso en el cuerpo mandibular del lado derecho.

Como rasgo físico característico, destacamos un apreciable prognatismo dento-maxilar, manifestando una llamativa prominencia de los dientes superiores.

Individuo nº 8

Varón de 25-30 años, de baja  estatura (1,57 m), con el cuerpo en posición decúbito supino. Los brazos se encuentran flexionados con las manos sobre el tórax y las piernas rectas, tocando el pie derecho la cabeza del individuo 6.

Las manchas oscuras de los dientes nos sugieren un hábito de fumador.

Presenta un llamativo acortamiento y ensanchamiento del cuello en ambos fémures, con aplanamiento de las cabezas femorales, algo mayor en el lado izquierdo. Esta malformación se identifica con una coxa vara (Esteve de Miguel y Esteve de Miguel, 1989), producida probablemente por sobrecarga de la articulación, lo que le podría provocar además de alguna molestia, una forma peculiar de caminar.

Las lesiones del cráneo se justifican  por el paso de dos proyectiles de arma de fuego que alcanzan el territorio cefálico en el área temporo-occipital derecha, con una trayectoria que va de atrás adelante, fracturando uno de ellos, al salir, el maxilar superior y dejando adheridos restos de la munición ?latón- en el arco zigomático, dando lugar al típico cardenillo; la salida del otro proyectil produce una fractura en el lado izquierdo del cuerpo mandibular.

Individuo nº 9

Joven de 18-20 años, de estatura media-alta (1,66-1,70 m), que se encontraba dispuesto en decúbito supino, con los pies cruzados, descansando el izquierdo sobre el derecho y ambos debajo del zapato del individuo 6.

Se trata de una persona que padecía terribles dolores de muelas, a decir de las grandes caries que presenta en los molares. En la columna vertebral se aprecia un ligero aplastamiento, en forma de cuña, en el cuerpo de las vértebras D8 y D9 y signos evidentes de osteolisis en el borde anterior de las superficies discales. Estas lesiones podrían responder a un problema de tipo infeccioso, posiblemente de naturaleza tuberculosa o atribuirse a la enfermedad de Scheuermann o cifosis juvenil (Ortner y Putschar, 1985).

El cráneo denota el impacto de al menos dos proyectiles, uno de los cuales tiene su entrada por el área occipital, provocando, a su paso, la rotura del peñasco temporal y la mastoides del lado izquierdo. El otro penetra por la parte más alta del cuello, con una trayectoria de atrás adelante, de derecha a izquierda y de forma subhorizontal, produciendo la fractura de C1 y C2, y la destrucción casi total de la apófisis odontoides del axis. Al salir, intercepta la rama mandibular izquierda, ocasionando una fractura radiada y el arrancamiento del hueso.

Las características consignadas hacen los restos óseos compatibles con Sergio Prada Cobo, un joven de 19 años.

Individuo nº 10.

Joven adulto de 25-30 años, alto, de 1,71 m de estatura, con el cuerpo colocado algo lateralizado al apoyar la espalda en la pared de la fosa. Tanto el cráneo como el hombro izquierdo son alcanzados por el parche de cal.

Presenta algunas caries interproximales y un problema inflamatorio crónico en el lado derecho de la mandíbula, por caries, que afecta al segundo premolar y primer molar. La mandíbula muestra unos tubérculos mentonianos bien marcados. No hay signos degenerativos en la columna vertebral, como correspondería a una persona de su edad. Tiene una fractura consolidada en el tercio proximal de la diáfisis del peroné izquierdo.

El cráneo ha sido atravesado por el paso de un proyectil, con una trayectoria de atrás adelante, entrando por el lado izquierdo del occipital, junto al agujero magno, con arrancamiento del cóndilo occipital y saliendo por la boca, provocando la fractura del maxilar superior y del segundo molar inferior derecho.

Los restos de este individuo podrían atribuirse a la persona de Manuel Lago.

Individuo nº 11

Es el único cráneo que no presenta impactos de bala, conservándose en perfecto estado. El tronco y la cabeza aparecen lateralizados al apoyarse el cuerpo en el margen de la fosa. Se trata de un varón de 40 ? 50 años, con el cartílago tiroides parcialmente calcificado, y lesiones degenerativas en la columna vertebral, con mayor afectación del área lumbar, en el sector L3, L4 y L5. Presenta una baja estatura entre 1,55-1,57 m.

Los dientes inferiores muestran un ligero apiñamiento. Y como secuelas ya olvidadas de un traumatismo, muestra una pequeña erosión en la eminencia frontal derecha y un callo de fractura bien consolidada en el tercio proximal del cúbito izquierdo. Ambas lesiones son antiguas y sin relación alguna con la causa de fallecimiento que debe atribuirse a una herida por arma de fuego en el área del cuello, que no deja evidencias en el hueso, localizándose el proyectil en la zona de las cervicales.

Hemos encontrado junto al cuerpo un peine en perfecto estado de conservación, de la marca hercules kamm, con una inscripción que dice Hamburgo, New York, 1935,y las suelas bastante gastadas de lo que podían ser unas zapatillas.

Individuo nº 12

Adulto de 40-50 años, con calcificación del cartílago tiroides y fusión del hueso hioides. Su cuerpo de mediana estatura (1,61 – 1,64 m) aparece con el tronco lateralizado, apoyado sobre el lado izquierdo. Había perdido en vida el incisivo lateral derecho, a decir de la reabsorción que muestra el alveolo. Presenta una fusión de las vértebras C2 y C3 de forma generalizada, que parece ser de carácter congénito. También se observa dehiscencia del arco posterior en la línea media del sacro (espina bífida).

Esta persona recibió dos disparos de arma de fuego. Uno de ellos penetra por la escama del temporal izquierdo con una trayectoria de izquierda a derecha, ligeramente descendente, con fractura radiada, que sale por la mastoides de ese mismo lado. El otro disparo entra de forma perpendicular a la eminencia frontal izquierda, también con fractura radiada, siendo imposible reconstruir su trayectoria. Así mismo se consignan fracturas de los arcos vertebrales torácicos que parecen del perimortem, al igual que en la escápula derecha.

Entre los objetos personales se han recuperado, además de botones y presillas, una hebilla de un cinturón, en la que se atisba un trazado romboidal, prácticamente desdibujado, que recuerda a los modelos militares, y también conserva  restos de unos zapatos.

Individuo nº 13

Varón joven adulto de unos 25 años y de baja estatura (1,55 m), que se encontraba en la fosa ligeramente lateralizado sobre el lado derecho.

Presenta grandes caries en los molares que quedan reducidos a las raíces. En la mandíbula se aprecian unos tubérculos mentonianos bien marcados.

El cráneo solo presenta un impacto de bala, que entra por el área de la sien, en la sutura fronto-parietal del lado izquierdo, y sale por el parietal derecho, dejando una típica fractura radiada (figura 4). La presencia de una lesión con arrancamiento de la epífisis proximal de la clavícula derecha, y la localización de un proyectil en el cuello de la víctima pueden justificar la existencia de un segundo disparo.

Conservaba en la zona del cuello una cremallera pequeña de 11cm, posiblemente de un jersey, y a la altura de lo que sería el bolsillo derecho del pantalón se encontró un objeto recubierto con restos de tela que resultó ser un puñado de monedas de la época. Las monedas fueron restauradas por el equipo de Proceso Arte (Astorga) y catalogadas por D. Luis Grau del Museo de León. Se trata de 5 monedas, a saber: una peseta de plata del gobierno provisional de la I República (1869); dos monedas de cinco céntimos de bronce del gobierno provisional de la I República (1868-74); una moneda de 25 céntimos de la II República (1931-39) y otra de 20 reales de bronce acuñada en Portugal gobernando Luis I (1884).

En las suelas poco desgastadas de los zapatos, todavía se podía ver la figura de una cuadriga, anagrama que representaba la marca de calzado venur.

Estas características lo hacen compatible con la persona de Juan Francisco Falagán.

DISCUSIÓN.

La aplicación de una metodología arqueológica en la exhumación de los restos ha sido un planteamiento metodológico que consideramos imprescindible para recabar toda la información que acabamos de reseñar, ya que el éxito en este tipo de investigaciones dependerá del cuidado que se tenga en el manejo de las evidencias, para que la información no sea alterada, destruida o ignorada (Naciones Unidas, 1991).

A pesar de la abundante información obtenida y de la amplia difusión que de ella hicieron los medios de comunicación, prensa, radio, televisión, no ha provocado una respuesta por parte de los familiares, elemento, este último, que considerábamos fundamental. La información sobre las características físicas de cada individuo podría servir por si sola para llegar a una identificación positiva, sin recurrir a otras técnicas más sofisticadas, como el análisis de ADN o la reconstrucción facial. Pero como ya queda dicho, no hemos obtenido los resultados deseados por falta de testimonios o de testigos directos que pudieran recordar aquellos pequeños detalles que, muchas veces, son la clave de la identificación.

Los 64 años transcurridos desde que ocurrió aquel hecho hasta nuestros días son demasiados para que hubiéramos podido contar con la aportación valiosísima de las propias viudas o madres, que hoy, por desgracia, ya no están presentes. Y aunque se han consultado numerosas fuentes documentales como los Registros Civiles del Bierzo, La Cabrera, Laciana y Babia, además del Archivo Militar de A Coruña, teniéndose en cuenta también las fuentes orales -que no por menos fiables deben ser despreciadas-, sólo hemos podido obtener una filiación de carácter provisional en 6 de los 13 individuos. Por consiguiente, esta investigación sigue abierta, a la espera de que próximamente se realicen las pruebas de ADN, gracias al Proyecto Fénix a cargo del Dr. Llorente de la Universidad de Granada.

El valor de este trabajo no debería calibrarse solo por el interés de los resultados sino que podría servir como intento de aplicación de la metodología antropológica y arqueológica a la recuperación de la Historia Reciente de nuestro país, sin olvidar, que dicha metodología tiene sus limitaciones e imprecisiones.

Agradecimientos.

Queremos expresar nuestro más sincero agradecimiento a las siguientes personas: Daniel Fernández , Alcalde de Priaranza del Bierzo, por su amparo institucional y la aportación de medios humanos y materiales; María Luz González Fernández y Venancio Carlón García, por su amistad y valiosa asistencia en los trabajos de campo. Al gabinete de restasuración “Proceso Arte” y al director del Museo de León por su buena disposición siempre que necesitamos su colaboración. Finalmente, queremos agradecer a la Familia Silva los inolvidables momentos vividos, en los que pudimos compartir tantas emociones.


Características de las víctimas

Nº de individuos

Longitud del fémur

Pearson

Troter y Glesser

Manouvrier

Mendonça

1

380 mm

1,53 m

1,52 m

1,54 m

1,48 m

2

426 mm

1,61 m

1,62 m

1,65 m

1,60 m

3

491 mm

1,74 m

1,78 m

1,80 m

1,77 m

4

411 mm

1,59 m

1,59 m

1,61 m

1,56 m

5

431 mm

1,62 m

1,64 m

1,66 m

1,61 m

6

439 mm

1,64 m

1,65 m

1,.68 m

1,63 m

7

441 mm

1,64 m

1,66 m

1,68 m

1,64 m

8

401 mm

1,57 m

1,56 m

1,59 m

1,53 m

9

449 mm

1,66 m

1,68 m

1,70 m

1,66 m

10

477 mm

1,71 m

1,75 m

1,77 m

1,74 m

11

390 mm

1,55 m

1,54 m

1,57 m

1,50 m

12

424 mm

1,61 m

1,62 m

1,64 m

1,59 m

13

392 mm

1,55 m

1,54 m

1,57 m

1,51 m


BIBLIOGRAFÍA

· Brothwell DR. Desenterrando huesos. La excavación, tratamiento y estudio de restos del esqueleto humano. Fondo de Cultura Económica: México; 1997.
· Cerný M. Our experience with estimation of an individual’s age from skeletal remains of the degree of thyroid cartilage ossification. Acta Universitatis Palackianae Olomucensis, 3: 121-144; 1983.
· Etxeberría F. Surgery in the Spanish War of Independence (1807-1813), between Desault and Lister ?Chirurgia nella Guerra di Indipendenza (1807- 1813), tra Desault e Lister. Journal of  Paleopathology 11: 25-40. Chieti; 1999.
· Esteve de Miguel C, Esteve de Miguel R. Coxa vara. Coxa valga. Epifisiólisis. En: J.L. Balibrea Cantero .Tratado de Cirugía. Tomo III.. Ed. Toray. Barcelona; 1989.
· Ferembach D, Schwidetzky I, Stloukal M. Raccomandazioni per la determinazione dell?età e del sesso sullo scheletro. Rivista di Antropologia. Vol. LX. Istituto Italiano di Antropologia. Roma. pp.5-45; 1978.
· Iscan MY, Loth SR, Wright RK. Metamorphosis at the sternal rib end: A new method to stimate age at death in White males. Am. J. Phys. Anthropol, 65: 147-156; 1984a.
· Lovejoy CO. Dental wear in the Libben population: its functional pattern and role in the determination of adult skeletal age at death. Am J. Phys. Anthrop., 68: 47-56; 1985.
· Mendonça  MC De. Determinación de la talla a través de los huesos largos. Am. J. Phys. Anthrop., 112 (1): 39-48; 2000. http://www.terravista.pt/Bilene/2553/
· Naciones Unidas. Cuidados básicos para el rescate de restos óseos humanos. Manual de la Investigación y Prevención de Ejecuciones Extra Legales, Arbitrarias y Sumarias: Manejo de Restos Óseos; 1991.
· Olivier G. Practical Anthropology. Charles C Thomas Publisher. Illinois; 1969.
· Ortner D, Putschar W. Identificatión of Pathological Conditions in Human Skeletal Remains. Smithsonian Institution Press. Washington; 1985.
· Prada ME,  Etxeberría F. Perforaciones craneales en Palat del Rey. Actas del X Congreso de la Sociedad Española de Antropología Biológica, 233- 242. León; 2000.
· Roberts CA. Forensic anthropology 2: Positive identification of the individual; cause and manner of death. In: Hunter J, Roberts C, Martin A. Studies in Crime: An Introduction to Forensic Archaeology. Ed. Routledge. London. 122- 138; 1997.
· Serrulla Rech F, Etxeberría Gabilondo F. Estudio antropológico forense de los restos óseos aparecidos en cova Arcoia (O Caurel, Lugo). Boletín Galego de Medicina Legal e Forense 1: 9-13. Verín; 1995.
· Silva Barrera E. Mi abuelo también fue un desaparecido. La Crónica. El Mundo, domingo 8 de octubre de 2000. El Bierzo. pp. 26-27; 2000.
· Stewart TD. The Rate of development of Vertebral Osteoarthritis in American Whites  and its Significance in Skeletal Age Identification. The Leech, Vol. 28, nº 3, 4, 5, pp. 144-151; 1958.
· Todd TW. Age Changes in the Pubic Bone: I, The Male White Pubis. Am. J. Phys. Anthrop., Vol. 3, nº 3: 285-334; 1920.




Este documento ha sido publicado el 23mar02 por el Equipo Nizkor y Derechos Human Rights

PROTOCOLOS PARA LA EXHUMACIÓN DE CUERPOS HUMANOS EN FOSAS COMUNES y

CUADERNILLOS FORENSES PARA LA IDENTIFICACIÓN DE RESTOS HUMANOS EN FOSAS:

http://www.foroporlamemoria.info/noticia.php?id_noticia=1116

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1135-76062004000400004&lng=es&nrm=

Exhumaciones – Protocolo

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN ARQUEOLÓGICO-FORENSE

ARMH VALLADOLID

Este documento representa el marco general en el que se encuadran las normas de actuación de las actividades de la

Comisión de Arqueología y Antropología de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Valladolid. Todas estas actividades tienen una finalidad principal que debe ser la recuperación y dignificación de las víctimas de la Represión Franquista en nuestra provincia. Nuestro trabajo lo realizamos por ellas, tanto por los asesinados, como por sus familiares, que llevan muchos años también siendo víctimas. Es por ello que merecen el mejor trato, que no es otro que realizar las exhumaciones y análisis posterior de los restos obtenidos con los métodos científicos validados de la Arqueología y la Antropología Forense.

Es únicamente en el momento de la excavación y posterior análisis forense cuando se pueden conseguir las pruebas o evidencias de que esas personas que exhumamos fueron asesinadas. Así como conducir las tareas de la forma más exquisita posible para llegar a una identificación de las víctimas. Es por tanto, que esta Asociación actúa con estos métodos científicos, adaptando el Protocolo Modelo de Exhumación y Análisis de Restos óseos, incluido en el Manual sobre Prevención e Investigación Eficaces de las Ejecuciones extralegales, arbitrarias y sumarias de Naciones Unidas (Nueva York 1991), así como la bibliografía internacional que existe sobre este tema.

La metodología de trabajo está claramente definida, el trabajo arqueológico y antropológico no es más que una continuación del trabajo de investigación de la Comisión de Documentación.

– En primer lugar es la Comisión de Documentación quien realiza todo el trabajo previo de investigación de la fosa y del lugar de procedencia de los individuos inhumados en ella. Concretamente, la obtención de testimonios para la localización de la fosa, siempre que sea posible contando con testigos directos. Datos de identidad de las víctimas como su nombre, oficio, filiación política, cargos de representación, testimonios de forma de la muerte, etc, recopilando al mismo tiempo todos los datos físicos de estas personas así como documentos gráficos tales como fotografías. Este trabajo previo es fundamental tanto para el Arqueólogo con la finalidad de localizar la fosa así como para el Antropólogo forense a la hora de confirmar la identidad y forma de la muerte de los cadáveres para lo que deberán disponer de todos estos datos previamente a las labores de exhumación y análisis.

– No se exhumarán restos, salvo en casos muy excepcionales (cualquier peligro de pérdida por exposición de los huesos a la intemperie o intervenciones urbanísticas sobre las fosas), sin este trabajo previo de investigación, de tal manera que será la Comisión de Documentación quien informe de las fosas preparadas para su excavación, pasandocopia del expediente completo para el conocimiento de la Comisión de Arqueología y Antropología. Esta preparación incluye el permiso de los familiares y del propietario del terreno donde se ubique la fosa.

– Entre ambas Comisiones se elabora un calendario de catas y exhumaciones. Aquí comienza también la labor de información al familiar de cómo se realiza la recuperación y análisis de los restos de su ser querido. Es por tanto, que todos los miembros de nuestra Asociación debemos informar a ambas Comisiones, de la ubicación de las fosas. Nunca, y, sobre todo, por respeto a las víctimas, se debe actuar en nombre de la Asociación sin seguir este protocolo de actuación que garantiza el rigor científico.

– Se procederá a realizar una serie de catas con la finalidad de localizar exactamente la fosa, a ser posible siempre con la presencia de testigos directos.

– La apertura de la fosa se realizará siguiendo las técnicas propias de la Arqueología y bajo la dirección del Arqueólogo que asignará los trabajos a los miembros del equipo. Se establecerá una precinto de seguridad en torno a la fosa no pudiendo ser traspasado más que las personas autorizadas por el director de la excavación al igual que ocurrirá en el área de trabajo arqueológico forense.

– En la exhumación de una fosa el arqueólogo y el antropólogo trabajan codo con codo. Siguiendo el Protocolo de Naciones Unidas, la excavación arqueológica de cada tipo de enterramiento tiene problemas y procedimientos específicos. Todo se debe recoger en el informe final de forma narrativa y completado con dibujos y fotografías. De esta forma quedará constancia de todas las pruebas encontradas durante las labores de exhumación y análisis de los restos. Se entregará resumen del mismo a petición de los familiares, al igual que se transmitirá a los familiares de las víctimas la posible devolución de los objetos claramente identificados de una persona o si están de acuerdo en que queden en custodia por la misma Asociación.

– El antropólogo forense mide y compara datos sobre el esqueleto. Para ello, en el momento de la excavación se recoge toda la descripción de los aspectos generales y datos de interés in situ acompañado de las pertinentes fotografías y mediciones (longitud total de los restos, cráneo, etc.), así como de la presencia de fracturas u otras alteraciones óseas.

– Una vez realizado todo este trabajo se procede al levantamiento de los cadáveres, uno por uno, en cajas independientes con sus objetos asociados

– En cuanto al análisis en laboratorio, lo primero que se realiza en un lavado de los restos óseos. Posteriormente con el esqueleto se realiza un inventario de todos los restos así como de los dientes y se realizan fotografías seriadas y detalladas de todos los restos. En el análisis de los restos se procede a obtener las pruebas que permitan estimar la edad, el sexo, estatura y otras características para su identificación, así como la presencia de traumatismos y datos que puedan orientar hacia la causa de la muerte. Por último se prepara el informe final con todos los procedimientos y resultados, un resumen de las conclusiones y las respectivas fotografías de las pruebas que apoyen las mismas.

– Nos quedamos con una muestra para un posible análisis de ADN, aunque tal y como podemos ver por todo lo anteriormente expuesto, siguiendo esta metodología de trabajo, es decir, de una buena investigación oral y  documental, unos rigurosos procesos de excavación y análisis forense, se puede llegar a identificar al individuo sin necesidad de este costoso y largo método. Sin olvidar que será una prueba adicional al informe antropológico. Aún así, es nuestro compromiso informar a las familias de las posibilidad de este método, con los laboratorios que realizan esta prueba y sus tarifas, porque por supuesto, la Asociación no puede realizarlo y ninguno de estos centros se ha ofrecido ha realizarlo gratuitamente.

– Posteriormente procederemos a una puesta en común de la investigación documental y oral del caso, el informe arqueológico y el informe antropológico forense y elaborar un estudio completo multidisciplinar.

– Los restos son entregados en cajas de reducción independientes a las familias. Nuestro deseo es que esto no acabe aquí, sino que se aproveche la nueva inhumación de los restos para realizar un merecido acto de homenaje institucional de reconocimiento público de que esas personas fueron asesinadas por defender la democracia y la libertad, involucrando lo máximo posible a las instituciones públicas (Ayuntamientos, Diputación, Junta, etc).

– Este protocolo se seguirá de la misma forma a la hora de actuar esta comisión en otra provincia a petición de cualquier otra asociación análoga.

– Ante todo no hay que olvidarnos que todo este trabajo es realizado por especialistas, que como el resto de los socios, trabajamos de forma voluntaria, altruista y con todo nuestro corazón.

VER EL VIDEO DEL FÒRUM PER LA MEMÒRIA DEL PAÍS VALENCIÀ:

Extraordinario video.repotaje de FMPV. Os recomiendo visualizarlo.

Logo

Logo


www.espaialternatiu.org/article.php3?id_article=1458

Logotipo Foro Social Sierra de Guadarrama

Logotipo Foro Social Sierra de Guadarrama

No he podido resistir la tentación de incluir a estos compañeros del Foro Social de la Sierra del Guadarrama por la labor realizada hasta la fecha, espero y no dudo que continuarán haciéndola viendo el activismo que del que hacen gala. Impresionante trabajo. ¡Enhorabuena compañeros…!

Memoria
y Justicia

Volver a la Página de Inicio

Volver a la Página de Inicio

En esta sección de la página web del Foro Social pretendemos reflejar aspectos de la memoria ocultada de las luchas en nuestra Sierra. Un primer apartado está dedicado a las fosas comunes localizadas en el Cementerio Parroquial de San Lorenzo de El Escorial, donde fueron ejecutados al menos 78 luchadores antifranquistas y a los actos realizados en su memoria. Un segundo apartado esta destinado a recopilar fotos de la defensa de la Sierra y testimonios de las luchas y de los luchadores y luchadoras de nuestra comarca.

Tercer Homenaje a los luchadores antifranquistas, realizado el 27 de abril de 2008
Segundo Homenaje a los luchadores antifranquistas, realizado el 17 de diciembre de 2006
Primer Homenaje a los luchadores antifranquista, realizado el 117 y 18 de diciembre de 2004
Foto aérea del Cementerio Parroquial de San Lorenzo de El Escorial
Lista de 78 antifranquistas que fueron asesinados y enterrados en las fosas comunes del Cementerio de San Lorenzo
Testimonio de Guillermo Elvira, un represaliado que estuvo preso en el convento de Las Carmelitas
Fotos de la exposición Arte, Cultura y Luchas Sociales en la Sierra de Guadarrama, realizada del 2 al 7 de mayo de 2006
Fotos de la defensa de la Sierra de Guadarrama


Cartel y fotos del III Homenaje, realizado el 27 de abril de 2008

Cartel del III Homenaje

Videos del III Homenaje (si quieres verlos haz clic sobre la palabra)

Nuevo vídeo

Vídeo 1º

Vídeo 2º

Vídeo 3º

Recordatorio entregado en el Acto de Homenaje


Las zona de las placas con los nombres y el monolito con la poesía de Almudena Grandes, con las banderas republicana, del PSOE, comunista y anarcosindicalista, una hora antes de comenzar el acto


El monolito con flores y algunas fotos que llevaron los familiares


Vistas del acto


Alba tocando el violonchelo y Claudia, sobrina de la poetisa portoriqueña Julia de Burgos, recitando un poema de su tía



Se cantaron y siguieron A las barricadas, La Internacional y el Himno de Riego
Familiares de los luchadores y luchadores también ellos. Asistentes al Homenaje

Una pancarta del Foro, en el exterior, junto al desastre constructivo en el monte Abantos y la pancarta que elaboraron en el Centro Social Okupado Autogestionado La Fábrika de Villalba

Pedro y Santiago, las dos personas que más han hecho por investigar los datos de la fosa

Haz clic aquí para descargar el Comunicado del Foro Social de la Sierra de Guadarrama con motivo del III Homenaje, en pdf


Fotos y cartel del Segundo Homenaje, realizado el 17 de diciembre de 2006


Nota de prensa del Foro con motivo del 2º homenaje

Volver a la parte superior de la pantalla


LAS FOSAS DE SAN LORENZO, 63 AÑOS EN EL OLVIDO Fotos del cementerio parroquial de San Lorenzo de El Escorial, en el que, en fosas comunes, están enterrados un numeroso grupo de luchadores republicanos fusilados por la dictadura franquista entre 1939 y 1941, acusándoles de “rebelión militar”. Entre ellos están los alcaldes republicanos de El Escorial, Collado Villalba, etc

En la primera fosa existe una placa puesta por los familiares de uno de los asesinados.

Convento de las Carmelitas, en San Lorenzo de El Escorial, que sirvió de prisión y centro de tortura en los años posteriores a la derrota de la República.

Barranco frente al cementerio parroquial, en el que fueron fusilados los republicanos

Fotos del primer homenaje a los republicados fusilados, organizado por familiares y por el Foro Social de la Sierra el 18 de diciembre de 2004.


Cartel del Primer Homenaje, realizado el 17 y 18 de diciembre de 2004


Nota de prensa del Foro Social de la Sierra, con motivo del primer homenaje

Decenas de personas permanecen enterradas de forma anónima en el cementerio parroquial.

Homenaje a las personas fusiladas tras la Guerra Civil en San Lorenzo de el Escorial

Las semanas siguientes a la finalización de la Guerra Civil, el 1 de abril de 1.939, tuvo lugar un fuerte episodio de represión en la localidad serrana de San Lorenzo de El Escorial, por entonces cabeza de partido judicial de la comarca.

Decenas de prisioneros republicanos, que habían permanecido encerrados en el actual mercado público, o en el Convento de las Carmelitas Descalzas fueron ajusticiados. Algunos lo fueron mediante garrote vil en el patio del propio convento, si bien la mayoría fueron fusilados en un barranco arcillero situado a una veintena de metros de la entrada del cementerio parroquial. En muchos casos previamente sufrieron torturas y vejaciones de diversa índole.

Durante los dieciocho primeras días de represión franquista, se contabilizaron al menos 23 fosas comunes a la entrada del cementerio, pero se sabe de la existencia de alguna más, aunque se desconoce su ubicación exacta. De ser así la cifra de ejecutados podría elevarse a varios cientos, conociéndose la identidad de 93 hasta el momento.

La represión fue de tal magnitud, que aún hoy, cuesta hablar del tema y es difícil encontrar testigos directos a causa del tiempo transcurrido, o del miedo que aún tienen a hablar de lo sucedido en el pasado. Por algunos testimonios se sabe que solo de Collado Villalba hay al menos 80 muertos. Los hay de todos los pueblos de la zona noroeste de la sierra madrileña, así como de varios pueblos colindantes de la provincia de Ávila: Cercedilla, Guadarrama, Collado Villalba, San Lorenzo, El Escorial, Valdemorillo, Cebreros, Las Navas del Marques, Peguerinos, Hoyo de Pinares…

Parece increíble que en pleno siglo XXI, en un estado democrático de la Unión Europea, y a poco más de 50 kms. de la capital, se encuentren sepultados los restos de decenas de personas sin que se conozca en la mayoría de los casos su identidad, o cuyas familias quizás desconozcan su paradero.

Reconstruir la memoria histórica, es una deuda moral para los muertos ignorados durante todos estos años, y una obligación moral para el futuro. Por ello, un grupo de personas formadas por familiares y descendientes de los represaliados, miembros de foros ciudadanos, o interesadas en rescatar estos hechos del olvido, están investigando en archivos oficiales, buscando testimonios de testigos directos… Para restituirles la memoria, que se les haga justicia, y dar a conocer a la sociedad civil una realidad que no debe olvidarse, los organizadores de los actos que tendrán lugar los próximos días y en el futuro, recogen la cita que afirma que los pueblos que no conocen su historia están condenados a cometer los mismos errores, y están convencidos del tremendo error y la gran injusticia que supone ignorar a los que murieron y donde se les dio tierra.

Este colectivo, convoca como primeros actos de homenaje unas jornadas que tendrán lugar los próximos días 17 y 18 en San Lorenzo de El Escorial, de la siguiente forma:

Viernes 17 de diciembre. 18:30 H. Charla Coloquio “Las fosas de San Lorenzo”

Con la intervención de:

Alfonso Domingo. Escritor y documentalista. Director del documental “Las fosas del olvido”

Emilio Silva. Presidente de la “Asoc. Para la Recuperación de la Memoria Histórica.”

Un familiar de represaliado.

Lugar: Librería “Lauviah”, C/ Juan de Leyva, 19. San Lorenzo de El Escorial.

Sábado 18 de diciembre. A partir de las 12:30 H. Actos de Homenaje frente al cementerio parroquial de San Lorenzo de El Escorial.

Volver a la parte superior de la pantalla


Foto aérea del Cementerio Parroquial de San Lorenzo de El Escorial (Paseo Miguel de Unamuno, 38), en el que se hayan las fosas con los republicanos asesinados por la dictadura. Frente al cementerio está el barranco arcillero donde fueron fusilados los represaliados.

Volver a la parte superior de la pantalla


LISTA PROVISIONAL DE LAS PERSONAS QUE FUERON FUSILADAS FRENTE AL CEMENTERIO PARROQUIAL DE SAN LORENZO DE EL ESCORIAL Y ENTERRADAS EN FOSAS COMUNES, TODAVÍA SIN LEVANTAR, EN SU INTERIOR (LISTA ORDENADA POR PUEBLOS)

Nombre

Fecha de la muerte

Lugar

Hora

Causa

Causa judicial

Edad

Est. civil

Natural de

Profesión

Regis-tro y folio

Otros datos

José Jorge Villagroy

6 mayo 1939

C

id

Fusilamiento

E.S.J.S.

43

C

¿?

Empleado

93/112

Empleado de banca

Simón Canales López

14 oct 1941

C

5,00

Fusilamiento

E.S.J.

21

S

¿Torballes? (Ávila)

Jornalero

235/20

Ángel Ramírez García

23 junio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

30

C

Alpedrete

Conductor

152/141

Luis Cuellar Rodríguez

26 feb 1941

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S.

52

C

Añover del Tajo (Toledo)

Guardia C.

170/286

Guardia Civil

Vicente Jiménez del Pozo

14 oct 1941

C

5,00

Fusilamiento

E.S.J.

21

C

Ávila

Tejero

234/20

José Hernando Rascones (al parecer está enterrado en el Cementerio del Este de Madrid)

6 sept 1941

?

¿?

Fusilamiento

J.M.

52

C

Burgos

Empleado

225/15

Fallecido 28 mayo 1940

Desiderio Rosado Mateos

17 mayo 1939

P

6,15

Garrote

C.P.C.I.

22

?

Cebreros

Tipógrafo

107/119

Felipe Sánchez Sáez

26 agosto 1939

B

7,30

Fusilamiento

E.S.J.S

31

S

Cebreros

Jornalero

221/176

Restituto Mateos Espinosa

17 mayo 1939

C

19,40

Fusilamiento

E.S.J.S

39

C

Cebreros (Ávila)

Jornalero

110/120

Mariano Rodríguez Rubio

25 mayo 1939

C

¿?

Fusilamiento

E.S.J.S

46

?

Cebreros (Ávila)

Pastor

124/127

Emilio Villalba Rosado

25 mayo 1939

C

¿?

Fusilamiento

E.S.J.S

30

?

Cebreros (Ávila)

Carpintero

125/128

Felipe González Blazquez

2 junio 1939

B

19,00

Fusilamiento

E.S.J.S

54

S

Cebreros (Ávila)

Jornalero

134/132

Higinio Reviejo González

2 junio 1939

B

19,00

Fusilamiento

E.S.J.S

35

C

Cebreros (Ávila)

Jornalero

135/133

Marcos Montalvo Romero

29 julio 1939

B

20,00

Fusilamiento

E.S.J.S

49

C

Cercedilla

Albañil

200/165

Agustín Sánchez Ballesteros

14 oct 1941

C

5,00

Fusilamiento

E.S.J.

22

S

Chozas de la Sierra (Madrid)

Albañil

236/21

Julián Molinillo Cadalso

23 junio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

28

C

Collado Mediano

Cantero

155/143

Mariano de las Heras Álvaro

23 junio 1939

B

6,30

Fusilamiento

E.S.J.S

22

S

Collado Mediano

Jornalero

161/146

Feliciano Esteban González

23 junio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

26

S

Collado Mediano

Cantero

163/147

José Abascal Carrascal

17 mayo 1939

C

19,45

Fusilamiento

E.S.J.S

27

C

Collado Villalba

Albañil

112/121

Manuel Alonso Pena

17 mayo 1939

C

19,45

Fusilamiento

E.S.J.S

29

C

Collado Villalba

Chofer

113/122

Luis Maures Simón

17 mayo 1939

C

19,45

Fusilamiento

E.S.J.S

27

C

Collado Villalba

Albañil

114/122

Francisco del Burgo González

25 mayo 1939

C

¿?

Fusilamiento

E.S.J.S

39

C

Collado Villalba

Jornalero

122/126

Alberto Salinas Sanz

2 junio 1939

B

19,00

Fusilamiento

E.S.J.S

33

S

Collado Villalba

Cantero

131/131

Ángel Cuesta González

2 junio 1939

B

19,00

Fusilamiento

E.S.J.S

27

C

Collado Villalba

Zapatero

132/131

Felipe Herranz Cabrero

10 junio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

45

C

Collado Villalba

Ferroviario

139/135

Guarda de agujas

Marcelino Molinillo Cadarso

10 junio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

27

S

Collado Villalba

Jornalero

140/135

Alejandro Alonso Pena

19 junio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

33

C

Collado Villalba

Albañil

149/140

Luis Crespo González

14 julio 1939

B

6,30

Fusilamiento

E.S.J.S

40

C

Collado Villalba

Albañil

182/156

José Campos González

29 julio 1939

B

20,00

Fusilamiento

E.S.J.S

34

C

Collado Villalba

Ferroviario

197/164

Emilio Rubio Martínez

29 julio 1939

B

20,00

Fusilamiento

E.S.J.S

36

C

Collado Villalba

Cartero

198/164

Cecilio García

29 julio 1939

B

20,00

Fusilamiento

E.S.J.S

41

C

Collado Villalba

Adoquinero

202/166

Máximo Mateos Rubio

17 mayo 1939

P

6,00

Garrote

¿?

28

?

El Escorial

Albañil

106/118

Alfonso Medrado Hernández

17 mayo 1939

P

6,30

Garrote

C.P.C.I.

35

?

El Escorial

Albañil

108/119

Dionisio Hernández Salinero

23 junio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

38

?

El Escorial

Carpintero

156/143

Benito Alonso Castro

23 junio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

27

C

El Escorial

Cantero

160/145

Eugenio Couto Castro

23 junio 1939

B

6,30

Fusilamiento

E.S.J.S

31

C

El Escorial

¿?

162/146

Fernando del Valbraso

14 julio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

24

S

El Pardo

Jornalero

175/153

Moisés Arcones González

14 julio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

22

S

El Pardo

Albañil

178/154

Emiliano Montero Benito

25 mayo 1939

C

¿?

Fusilamiento

E.S.J.S

43

?

Fuencarral

Carpintero

123/127

Tomás Barrio Herranz

17 mayo 1939

P

6,45

Garrote

C.P.C.I.

26

C

Gilet (Valencia)

Albañil

109/120

Eduardo Hernán Gómez Cano

19 junio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

38

C

Guadarrama

Conductor

145/138

Félix Hernán Gómez

23 junio 1939

B

6,30

Fusilamiento

E.S.J.S

33

S

Guadarrama

Campesino

164/147

Julio Domínguez Fernández (al parecer está enterrado en el Cementerio del Este de Madrid)

3 febrero 1940

?

¿?

Fusilamiento

¿?

43

S

Guadarrama

Jornalero

14/208

Fallecido 17 nov 1939

Vicente García García

29 julio 1939

B

20.00

Fusilamiento

E.S.J.S

37

C

Hernani

Carpintero

199/165

Santiago Valle García

14 julio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

26

S

Hervás

Chofer

176/153

Ramón Ayuso Organista

25 mayo 1939

C

¿?

Fusilamiento

E.S.J.S

34

C

Hoyo de Pinares

Jornalero

126/128

Esteban Díaz Organista

26 agosto 1939

B

7,30

Fusilamiento

E.S.J.S

36

C

Hoyo de Pinares

Jornalero

220/175

Florencio Moral Esteban

20 abril 1939

C

6,00

Fusilamiento

25

C

Las Navas del Marqués (Ávila)

Resinero

78/104

Fosa 23, patio nº 3, fila 2ª

Jesús Rosado Pascual

6 mayo 1939

C

id

Fusilamiento

E.S.J.S

46

?

Las Navas del Marqués (Ávila)

Labrador

97/114

Gregorio Alonso Martín

23 junio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

36

C

Los Molinos

Albañil

157/144

Anastasio Aparicio Ortega

23 junio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

52

C

Los Molinos

Jornalero

158/144

Enrique Molero Herrero

29 julio 1939

B

20,00

Fusilamiento

E.S.J.S

23

S

Los Molinos

Albañil

201/166

Hay otra inscripción

Fernando Comendador del Hoyo (al parecer está enterrado en el Cementerio del Este de Madrid)

20 enero 1940

?

¿?

Fusilamiento

S.P.M.

20

C

Madrid

Músico

7/204

Juan Martínez Monseñano (al parecer está enterrado en el Cementerio del Este de Madrid)

9 marzo 1940

¿

¿?

Fusilamiento

S.P.M.

46

C

Madrid

Broncista

26/214

Fallecido 15 nov 1939

Julián Rapado Repollo

22 feb 1941

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S.

21

S

Madrid

Plateador

169/285

Plateador de lunas

Tomás Labrandero Montero (al parecer está enterrado en el Cementerio del Este de Madrid)

20 enero 1940

?

¿?

Fusilamiento

S.P.M.

42

C

Majadahonda

Jornalero

5/203

Manuel Pulido Nieto

2 junio 1939

B

19,00

Fusilamiento

E.S.J.S

43

C

Martos

Carnicero

136/133

Abundio Nieto Gallego

23 junio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

40

C

Mingorria (Ávila)

Ferroviario

153/142

Gabriel Ramos Martínez

14 julio 1939

B

6,30

Fusilamiento

E.S.J.S

29

C

Morón

Jornalero

179/155

Amalio Pintos Sacristán

23 junio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

28

S

Muñoz

Jornalero

154/142

Juan Barbero Vicente

14 julio 1939

B

6,30

Fusilamiento

E.S.J.S

28

S

Navas del Marqués (Ávila)

Chofer

180/155

Bernardino Barbero Vicente

14 julio 1939

B

6,30

Fusilamiento

E.S.J.S

23

S

Navas del Marqués (Ávila)

Molinero

181/156

Mariano Vázquez Zapatero

6 mayo 1939

C

id

Fusilamiento

E.S.J.S.

48

?

No consta

Interprete

95/113

Manuel Ruiz González

19 junio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

25

S

Ocaña

Carrero

148/139

Leoncio Rodríguez Rodríguez

6 mayo 1939

C

id

Fusilamiento

E.S.J.S.

¿?

C

Peguerinos (Ávila)

Albañil

92/111

Cirilo Aparicio Benito (al parecer está enterrado en el Cementerio del Este de Madrid)

22 feb 1940

?

¿?

Fusilamiento

S.P.M.

34

V

Peguerinos (Ávila)

No consta

22/212

Dictada pena 10 oct 1939

Fabián Camisón Cabello

17 mayo 1939

C

19,45

Fusilamiento

E.S.J.S

25

C

Plasencia (Cáceres)

Mosaista

111/121

Rufino Soto Camacho

23 junio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

21

S

Poyales del Hoyo

Jornalero

159/145

Arturo Sánchez García

20 abril 1939

C

id

Fusilamiento

E.S.J.S.

22

S

Robledo de Chavela

No consta

79/105

Fosa 23, patio nº 3, fila 2ª

Julián Hoya Martín

19 junio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

43

C

Robledo de Chavela

Jornalero

146/

Causa 13581

Damián Rodao Arribas

6 mayo 1939

C

id

Fusilamiento

E.S.J.S.

34

C

San Lorenzo de El Escorial

Albañil

94/112

Vicente González García Carrizo (al parecer está enterrado en el Cementerio del Este de Madrid)

3 febrero 1940

?

¿?

Garrote

¿?

39

C

San Lorenzo de El Escorial

Empleado

12/207

Fallecido 17 nov 1939

Honorato Vázquez Moroto

2 sept 1941

C

4,30

Fusilamiento

E.S.J.

28

S

San Lorenzo de El Escorial

Jornalero

220/13

Niceto García García

2 sept 1941

C

4,30

Fusilamiento

E.S.J.

31

C

San Lorenzo de El Escorial

Carpintero

221/13

Rodrigo Herrero Moreno

2 sept 1941

C

4,30

Fusilamiento

E.S.J.

27

C

San Lorenzo de El Escorial

No consta

222/14

Alberto Redondo Pastor

3 sept 1941

C

5,00

Fusilamiento

E.S.J.

34

C

San Lorenzo de El Escorial

Pintor

223/14

Carmelo Jiménez Giménez (al parecer está enterrado en el Cementerio del Este de Madrid)

6 sept 1941

?

¿?

Fusilamiento

J.M.

28

C

San Lorenzo de El Escorial

Albañil

227/16

Fallecido 28 mayo 1940

Félix Esteban Callejo (al parecer está enterrado en el Cementerio del Este de Madrid)

6 sept 1941

?

¿?

Fusilamiento

J.M.

31

S

San Lorenzo de El Escorial

Albañil

228/17

Fallecido 28 mayo 1940

Agapito Gómez Pastor (al parecer está enterrado en el Cementerio del Este de Madrid)

18 sept 1941

?

¿?

Fusilamiento

S.P.M.

22

C

San Lorenzo de El Escorial

Albañil

230/18

Fallecido 6 nov 1940

Tomás Cobeña de la Peña

14 oct 1941

C

5,00

Fusilamiento

E.S.J.

36

C

San Lorenzo de El Escorial

Cantero

237/21

Francisco Rubio Benito

14 oct 1941

C

5,00

Fusilamiento

E.S.J.

27

C

San Lorenzo de El Escorial

Chofer

238/22

Vicente Trabanca Durán

14 julio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

31

C

Sanchidrian

Albañil

174/152

Julián Pizarro Herrnaz (al parecer está enterrado en el Cementerio del Este de Madrid)

25 enero 1940

?

¿?

Fusilamiento

¿?

24

C

Santa María de la Alameda

Jornalero

8/205

Fallecido 17 nov 1939

Domingo Blanco Muñoz

2 junio 1939

B

19,00

Fusilamiento

E.S.J.S

38

C

Segovia

No consta

133/132

Eugenio González Rubio

6 mayo 1939

C

id

Fusilamiento

E.S.J.S.

30

?

Serranillo

Jornalero

96/113

Fernando Ortiz Asensio (al parecer está enterrado en el Cementerio del Este de Madrid)

20 enero 1940

?

¿?

Fusilamiento

S.P.M.

33

C

Sevilla

Practicante

6/204

Manuel Ballesteros Moragón (al parecer está enterrado en el Cementerio del Este de Madrid)

6 sept 1941

?

¿?

Fusilamiento

J.M.

53

C

Toledo

Comerciante

226/16

Fallecido 28 mayo 1940

Valentín Martín Garcimartín (al parecer está enterrado en el Cementerio del Este de Madrid)

3 febrero 1940

?

¿?

Fusilamiento

¿?

22

S

Tornadizos

Militar

13/207

Fallecido 10 marzo 1939

José Hernández López

6 mayo 1939

C

6,30

Fusilamiento

E.S.J.S.

24

S

Valdemorillo

Arriero

91/111

Manuel Sebastián Edo

14 julio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

24

C

Valencia

Chofer

177/154

Eulogio Grande Rivas

2 junio 1939

B

19,00

Fusilamiento

E.S.J.S

38

C

Villalba

Vaquero

130/130

Tomás Bravo Montero (al parecer está enterrado en el Cementerio del Este de Madrid)

25 enero 1940

?

¿?

Fusilamiento

¿?

20

S

Villanueva del Pardillo

Jornalero

9/205

Fallecido 4 sep 1939

Justo Sánchez Pastor

19 junio 1939

B

6,00

Fusilamiento

E.S.J.S

33

C

Zarzalejo

Cantero

147/139

En noviembre de 2006 hemos sabido que quince de las personas que aparecen en esta lista y en los documentos del Juzgado de San Lorenzo del Escorial, en realidad fueron fusilados en Madrid y están enterrados en el Cementerio del Este, pero que aparecen en los archivos del juzgado de San Lorenzo, porque estaban empadronados en alguno de los pueblos de ese partido judicial.

También tenemos noticias de que en Colmenar Viejo existen otras fosas en las que estarían enterrados los represaliados de pueblos como Navecerrada, Becerril, Moralzarzal, etc. que pertenecían a ese partido judicial.

Volver a la parte superior de la pantalla


Acta del fusilamiento de uno de los luchadores antifranquistas que está enterrado en las fosas de San Lorenzo


Testimonio de Guillermo Elvira, un represaliado que estuvo preso en el convento de Las Carmelitas Descalzas. Detenido con 17 años de edad al término de la Guerra Civil:

Yo creo que en todo el Escorial podría haber en esos meses alrededor de 500 presos. Allí todo espacio que hubiera libre y que tuviera un poco de seguridad, lo llenaban de presos, porque como tenían mucha gente para vigilar, soldados, guardias civiles y falangistas… Así según venían los hombres del frente que andaban como perdidos por el Escorial con la manta, los cogían y al talego.
En el convento no había contacto ni con curas, ni con monjas. Allí no iba nadie a ver que pasaba, allí mandaban ellos, los militares que eran los que fusilaban, pasaban lista y todo, la guardia civil y los falangistas.
Pero lo peor era cuando ibas a juicio a declarar y te pegaban, tanto que te ponían morao para ver si culpabas a alguien: “Usted conocía a fulano, o a mengano, sabe de alguno que detuviera a alguien de derechas, y cuantos eran en las juventudes en la directiva… “
A mí me metieron cuatro o cinco días en el sótano lleno de agua; durante cuatro o cinco días, y así estuve después mas de seis meses con una ciática que para ir al water me tenían que llevar entre dos a rastras.
Yo fui a juicio con Carrizo el alcalde del Escorial que lo mataron a la semana y no sé dónde le enterraron, porque a él le sacaron y yo me quedé.
A mí me detuvieron unos militares canarios, me tuvieron unos días en unos toriles, sin poder hacer ni siquiera las necesidades, y luego de allí, atados con cuerdas, a la estación de ferrocarril hacia El Escorial.
El seis de septiembre de 1939 el Alcalde Carrizo que era diputado del Frente Popular, fue esposado conmigo. A los dos nos llevaron juntos a declarar, y los falangistas del Escorial y los guardias civiles se tiraban a él tanto, que estaba más tiempo en el suelo que de pie, y a la semana o así de condenarle a muerte, le fusilaron y tiene que estar enterrado en el cementerio de San Lorenzo. Carrizo dejó un hijo y una hija.
Todas las mañanas sacaban una tanda y los fusilaban. Sacaban a cuatro o cinco cada vez. Traían una lista los nombraban y todos allí sentados en la manta, con un miedo…, con los pelos de punta y hambrientos, porque no te daban mas que una media bolita de pan de ese de borona, que es de maíz, como el que dan en Asturias, y unas lentejas cocidas llenas de bichos, que no había quien las comiera. La gente estaba todo el día en el water y se cagaban fuera porque no daba tiempo…

¿Torturas?
Palizas, barbaridades. Me acuerdo a un tal Sanchís que era familia de la fabrica de embutidos que había en la Cañada, en la provincia de Ávila, que se volvió loco. En el convento, debajo de donde estábamos nosotros, había un patio y allí había un arcón de madera grande donde metían las monjas cosas y que entonces esta vacío, y allí le metieron y le cerraron con candados y daba unos gritos…

¿Quiénes pegaban?
Más que nada los falangistas y uno que nosotros le llamábamos el motorista, que iba con un traje de cuero y que daba muchos palos.

¿Se oía cuando los fusilaban?
Claro, los fusilaban detrás de la ventana en el patio. Yo estaba en el segundo piso, era era como una nave y en la ventana del water se veía todo. Pero tenías que estar con cuidado porque un día a uno le volaron la mano. Cuando iban a fusilar a unos cuantos el hombre fue a orinar y puso la mano en la ventana y le quitaron la mano derecha.
Dormíamos en el suelo directamente con una manta.
Allí al principio estábamos juntos mujeres y hombres, hasta que nos empezaron a distribuir. Allí dio a luz a una niña la mujer de Marcelino Molinillo, uno de los que fusilaron, que era de Los Molinos. Pero a la niña se la llevaron, porque les mataron a ella y a él y a un hermano. Los mataron a los tres. A la niña se las llevaron. ¿Las monjas? No, yo allí no vi monjas. Si vi a otras mujeres, que serían, me supongo, de la Obra Sindical del Hogar, de Falange.
Yo sé que les fusilaban en el patio de atrás del convento que da a la montaña y luego se los llevarían al cementerio, digo yo. A no ser que haya también fosas en el patio del convento.
Yo de los de garrote vil no puedo decir nada, sé que se comentaba, pero no los vi. Pero sí de los fusilamientos, porque teníamos la ventana y lo veíamos cuando apuntaban y cuando caían. No había cristales en la ventana y desde ahí se veía todo.
El trato que se daba allí a la gente no era humano. Yo no pensaba nunca salir vivo de allí.
Antes de amanecer entraba un hombre con una lista en la mano y decía: “fulano de tal, de pie” y se los llevaban para fusilarles. Luego lo triste y lamentable era que cuando iba la familia a verles, les sacaban la manta que tenían… porque ni siquiera les avisaban de que les habían matado. De alguno de los fusilados yo me despedí con un abrazo.
De la cárcel no se escapó nadie, sólo un guerrillero que le llamaban El Murallas, pero se escondió en una alcantarilla y le encontraron y le mataron allí mismo.
En las Carmelitas ya no se cabía, aquello hasta olía mal y decidieron quitar el espectáculo y empezaron a llevarnos de un sitio al otro.
En el mes de octubre y noviembre ya empezaron a trasladar a la gente de las Carmelitas a Madrid a un convento de monjas que estaba dividido en dos partes. Una de ellas para las monjas y otra parte para los presos. También trasladaron a condenados a muerte, que ya mataron en Madrid. Era gente de Guadarrama, de Galapagar, de Alpedrete, de Los Molinos, de Villalba, de El Escorial.

Volver a la parte superior de la pantalla


Fotos y aspectos de la Exposición con motivo del 75 aniversario de la proclamación de la 2ª República

Volver a la parte superior de la pantalla


Fotos de la defensa de la Sierra de Guadarrama


Caballería republicana en la Sierra de Guadarrama. Foto de Santos Yubero


Milicianos en un puesto de control en Collado Villalba

Largo Caballero y Wenceslao Carrillo en el Alto del León

El tren blindado en la estación de Los Molinos (Santos Yubero)


Alto del León


Barriles de resina ardiendo en Las Navas del Marqués


Bombardeo de artillería en la Sierra


Marzo del 37, posición republicana

Milicianos en Gascones

Milicianos en la Sierra de Guadarrama

Milicianos en Somosierra

Milicias

Milicianos y tropas republicanas

Posción republicana en la Sierra


Milicianos en la batalla de la carretera de La Coruña


Milicianos en Brunete


Milicianos en Brunete


Posición republicana


Milicias en Guadarrama


Columna miliciana subiendo hacia la Sierra

Volver a la parte superior de la pantalla

Atendiendo la solicitud de las familias de los familiares de los fusilados en la fosa de San Cristóbal en Navarra para la difusión del listado que

proporcionan a través de la red, con la finalidad de que los familiares de los mismos se sumen a la petición de exhumar la misma, os dejo el

listado para que lo vayáis haciendo público; y así colaboramos con los mismos. Cuantos más difundamos el mismo, mucho mejor.

Se busca a los familiares de 131 presos de San Cristobal, Navarra



Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra

affna36@yahoo.es

NOMBRES, APELLIDOS Y LUGARES DE PROCEDENCIA

Aceituno Adell Manuel Mequinenza Zaragoza
Acha Aldaiturriaga Mateo Llodio Álava
Alarcón Carrillo José Casasimarro Cuenca
Alfonso Santana Salvador Las Palmas Las Palmas
Alonso Martínez Teodoro Pamplona Navarra
Anguita Anguita Felipe Torres Don Jimeno Jaén
Antúnez Vázquez José O Grove-(Melojo) Pontevedra
Arcas Cintas Domingo La Carolina Jaén
Armenta Amor Félix Belalcázar Córdoba
Ayuso López Antonio Mérida Badajoz
Barquero Sanabria Juan Quintana de la Sierra Badajoz
Barrio Antón Irineo Fresno de la Polvorosa Salamanca
Beitia Landaluce Victoriano Berrosteguieta Álava
Belmonte Casanova Francisco Esparragal Murcia
Bringas Secades José Santander Santander
Broncano Cabanillas Matías Navalvillar de Pela Badajoz
Brunet Llo- Juan Sellent (?) Lérida?
Caballero Treviño Diego Zalamea de la Serena Bajajoz
Cáceres Tena Diego Quintana de la Serena Badajoz
Cadenas Martínez Narciso Guimare León
Calero Rodríguez Andrés Torrejón Cáceres
Camuñas Sánchez Daniel Almagro Ciudad Real
Cárdaba Benito Luis Bilbao Vizcaya
Catalán Luzón Dionisio San Clemente Cuenca
Cendrero Camacho Toribio Siruela Badajoz
Chacopino Manzanedo Antonio Alicante Alicante
Contreras Guerra Anselmo Villarubia de Santiago Toledo
Corredor López Juan Retuerto de Bullaque C. Real
Costa San Pedro Freixenet Gerona
Cubo Fernández Luis Nava de la Asunción Segovia
de los Ríos Muñoz Miguel Linares Jaén
del Río Rodríguez Florentino Feleches Asturias
Dópido Dópido Nicolás Almendralejo Badajoz
Eduardo Fonbona José Gijón Asturias
Esteban Benito Emiliano Madrid Madrid
Felipe Roya Sánchez Agustín Argamasilla de Calatrava C. Real
Ferrer Molina Antonio Valencia
Fuster Marcaros José Játiva Valencia
Gangoiti Cuesta Andrés Górliz Vizcaya
García Menéndez Santos Piñeres Asturias
García Montiel Francisco Almogia Málaga
Garín Moreno Jesús Jesús Benimamet Valencia
Garrido López Francisco Horna de Ebro Cantabria
Garrido Soriano Agustín Gamonal Toledo
Gil García Manuel Madrid Madrid
Gómez Borrego Manuel Fuente de Cantos Badajoz
Gómez Jiménez Tomás Granja de Torrehermosa Badajoz
González Bolaños Rafael Oquendo Ciudad Real
Gutiérrez Martín Emilio Fonseca Toledo
Hernández Sagüe Fernando Barcelona Barcelona
Hidalgo Villegas José Málaga Málaga
Jiménez Lozano Francisco Coín Málaga
Jiménez Pérez Juan Madrid Madrid
Jurado Delgado Manuel Campanillas Málaga
Lirón Ortiz Ramón Laredo Santander
Llamas Callejas Félix Trobajo de Cerecedo León
López Palomero Francisco Motril Granada
López Romo Basilio Castillejo del Romeral Cuenca
López Torres Daniel Ajofrín (?) Toledo
Luengo Gómez Antonio Cáceres Cáceres
Malagón Díaz Dimas Las Herencias Toledo
Marín Santos Pascual Cieza Murcia
Márquez Castillejo Francisco Fuenteovejuna Córdoba
Martín Díaz Aquilino Don Benito Badajoz
Martín Pascual Félix Fuentes de Nava Palencia
Martínez Cruz Antonio Benamaurel Granada
Martínez Gómez Vicente Toledo Toledo
Martínez Sánchez Juan José Caravaca Murcia
Martínez Toledo Santiago Henar Granada
Martínez Vázquez Manuel Villanueva Oviedo
Mena Gómez Ángel Los Villares Jaén
Merchán Sánchez Vicente Almadén Ciudad Real
Mesón Palomeque Aurelio Torres Madrid
Michilena García Eustorio Villasanta de Mena Burgos
Mira Pons Francisco Alcoy Alicante
Montero Sanz Juan Cuéllar Segovia
Moyano Romero Antonio Cañete de las Torres Córdoba
Muñoz Esteban Simón Alcalá de Henares Madrid
Muñoz Morlanes Francisco Valdepeñas Ciudad Real
Muñoz Santiago Arturno Baza Granada
Muñoz Vázquez Juan La Línea Cádiz
Nieto Lérida Manuel Valdepeñas Ciudad Real
Nombre Localidad de origen Provincia
Paños Cuélliga Antonio Hinojosa del Castillo Cuenca
Pascual Arriola Juan Antonio Buenos Aires Argentina
Pascual (o Bernal) Pantoja José Cieza Murcia
Pastor Herrero Modesto Sahagún León
Pastoriza Fariña Benito Cela Pontevedra
Pedrosa Raya Pascual Castillejar Granada
Peña Pérez Miguel Villanueva de la Serena Badajoz
Pérez López José Linares Jaén
Pérez Muñecas José Paterna Cádiz
Pintado Barrajón Juan Quintanar Toledo
Plaza Barrientos Antonio Valencia de Alcántara Cáceres
Raya López Antonio Guadix Granada
Rebollo Rodríguez Pablo Arganda Madrid
Redondo Cerdeiras Amador Madrid Madrid
Redondo Estévez Ildefonso Pozuelo de Alarcón Madrid
Riesco Arroyo Leonardo Somiedo Asturias
Rodríguez Adames José La Carlota Córdoba
Rodríguez Alcaraz José Algarinejo Granada
Rodríguez González Alfonso Béjar Salamanca
Rodríguez Martín Luis Torneros León
Rodríguez Moreno Antonio Azuaga Badajoz
Roldán Fernández Rafael Constantina Sevilla
Romero Arce Manuel Valdepeñas Ciudad Real
Romero Barrero Francisco Villagonzalo Badajoz
Romero Maqueda Gabriel Oliva de Mérida Badajoz
Romero Mena Manuel San Roque Cádiz
Romero Rodríguez Federico Alameda Salamanca
Royo Tena Vicente Tavernes Blanques Valencia
Rubio Romero Juan Torrecampo Córdoba
Ruiz Izquierdo José Linares Jaén
Ruiz Mata Jesús Alcázar Ciudad Real
Sánchez Menor Mariano Navahermosa Toledo
Sánchez Mingallón Pedro Manzanares Ciudad Real
Sánchez Roldán José Valdepeñas Ciudad Real
Sanz Soldevilla Delfín Arbeca Lérida
Sarceda Gómez Antonio Becerrea Lugo
Sospedra Villaplana Manuel Saladillo Castellón
Torres Corchado Manuel Torralba de Calatrava Ciudad R.
Torres Moreno Francisco Rincón de la Victoria Málaga
Torro Cardona José Barcelona Barcelona
Urrutia Anduaga José Arechavaleta Guipúzcoa
Vaíllo Pastor Ángel Madrid Madrid
Vega Villanueva Luis Cortes de la Frontera Málaga
Velasco Huertas Enrique Piedrabuena Ciudad Real
Vera Lombardo Manuel Campillo de Llerena Badajoz
Vidal Escolá Antonio Termens Lérida
Villán Díez Nemesio Valladolid Valladolid
Yubero Mondéjar Miguel Casas de Benítez Cuenca
Zapata López Carlos Cazorla Jaén

MAPA DE LAS FOSAS COMUNES EN CATALUÑA: (Fuente El mundo.es)

Mapa fosas comunes localizadas en Cataluña

http://estaticos03.cache.el-mundo.net/elmundo/imagenes/2008/04/05/1207318553_g_1.jpg

Ruta de enlace para ver el mapa ampliado (el mundo.es)

(Artículo publicado por La Vanguardia.es en abril del 2008 y de mi archivo de favoritos)

Expuesto por información solicitada sobre las fosas comunes en Cataluña

Lleida y Tarragona concentran la mayoría de las

fosas comunes halladas en Catalunya

Barcelona. (EFE).- Las provincias de Lleida y Tarragona, y en especial las zonas del frente de la Guerra Civil situadas en torno a los ríos Noguera Pallaresa, Segre y Ebro, concentran la mayoría de las 179 fosas comunes de contienda bélica detectadas en Catalunya por la Generalitat.

En rueda de prensa, el conseller de Relaciones Institucionales, Joan Saura, y la responsable de Fosas y Desaparecidos de la dirección general de Memoria Democrática, Queralt Solé, han presentado hoy los resultados de la investigación sobre este asunto iniciada hace cinco años y que continúa aún abierta.

El mapa de las fosas comunes en Catalunya identifica un total de 88 fosas certificadas a través de documentación municipal, registros de los cementerios y listados de difuntos de hospitales militares, entre otras fuentes, mientras que el resto de fosas (91) no están avaladas por documentos, pero su existencia se considera muy probable por la coincidencia de testimonios orales y datos historiográficos.

La investigación concluye que la mayoría de las fosas comunes en Catalunya corresponde a soldados anónimos y están situadas en cementerios (92 de las 179).

En cuanto a su localización, la mayoría se sitúan a lo largo del frente de la Guerra Civil estabilizado en diciembre de 1938, y sobre todo en puntos como la zona de la batalla del Ebro o bien en aquellos donde se registraron enfrentamientos militares.

Por áreas geográficas, la zona de Lleida es la que cuenta con más fosas comunes localizadas, un total de 64, de las cuales 32 están confirmadas y el resto son probables.

De las 64 fosas, 22 corresponden al Segrià, la comarca con más fosas detectadas, catorce a la de la Segarra y las mismas a las de la Noguera.

En especial, destaca el caso del pueblo de Seròs, en el que se han contabilizado hasta once fosas, dos en cementerios y el resto fuera de ellos.

Por otra parte, en el Alt Pirineu y Aran se han hallado 20 fosas, en Barcelona otras 23, en el Camp de Tarragona se han detectado 29, en la Catalunya central 22, un total de 13 en Girona y 10 en las tierras del Ebro.

Aunque en la Terra Alta no se ha detectado ninguna fosa común, Solé ha subrayado que se tienen constancia de muchos entierros, individuales y colectivos, dispersos (sobre todo en la sierra de Cavalls y de Pàndols).

Solé también ha animado a los ciudadanos que conozcan la existencia de otras fosas comunes a dirigirse a la Generalitat para ayudar a ampliar la investigación.

Por su parte, el conseller de Relaciones Institucionales, Joan Saura, ha justificado la elaboración de este mapa para “dignificar” a las personas enterradas en fosas y por un “compromiso ético” con los ciudadanos con familiares desaparecidos en la Guerra Civil o en la dictadura.

La información proporcionada por ayuntamientos y consejos comarcales, la documentación de archivos municipales, estatales y militares o bien los libros de historia local y los testimonios orales han servido para localizar todas estas fosas en Catalunya, de las cuales las correspondientes a civiles represaliados por el franquismo son una minoría.

El caso más habitual es el de una fosa común de soldados anónimos -con restos de dos o tres soldados e incluso hasta de cien- en el frente de guerra o, en el caso de soldados republicanos, en su retirada hacia la frontera con Francia.

En consecuencia, Solé ha precisado que la identidad de los soldados en la mayoría de los casos no se sabe, y ha explicado que en Catalunya lucharon soldados de toda España.

Aunque menos habituales que las fosas de soldados, la investigación ha hallado también fosas de hospitales militares, de civiles represaliados por el ejército franquista, otras nacidas de la represión republicana y otras creadas en los campos de trabajo gestionados por el Servicio de Información Militar.

MAPA DE FOSAS EXCAVADAS Y POR EXCAVAR:

*****

*****

ENLACE FOSA ASTURIAS:

FOSA COMÚN DE OVIEDO

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s