Reflexión sobre la locura de histeria histórica nacionalista por la autodeterminación de Cataluña.

Todos los pueblos del mundo tienen derecho, tal y como reconoce la “Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales” aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 1514 (XV) del 14 de diciembre de 1960.   a la independencia.

Esta carta, que es una declaración universal, hace referencia a la proclama solemne y necesidad de poner fin, rápida e incondicionalmente, al colonialismo en todas sus formas y manifestaciones. Pero claro, deja a libre interpretación, semántica  jurídica, el fundamento a, uno, el reconocimiento de ser una colonia o estar bajo subyugación, dominación y explotación extranjera; y dos, a la indefinición, todavía al día de hoy, del concepto universal de “pueblo” jurídicamente según la Declaración Universal y las Naciones Unidas, donde, en su parte dispositiva en el artículo 1, se mencionan los “pueblos”, sin otra calificación más -ni siquiera con el artículo indeterminado. de lo que  es como tal, y que le da un grado de generalización más amplia a los conceptos de naciones, Estados y miembros de ambas. Es decir, no necesariamente un pueblo es una nación, un país y menos un Estado.

El nacionalismo es la ideología política basada en el principio de que cada nación tiene derecho a formar su propio Estado para realizar los objetivos o aspiraciones sociales, económicas y culturales de un pueblo bajo la aspiración de independencia o autodeterminación y que entiende en su concepción que la autodeterminación parte de la nación y no del pueblo, tal y como reconocen la jurisprudencia internacional y los derechos universales, y es lícito que así sea, y además, debería ser un derecho inalienable siempre y cuando el mismo esté sujeto a, primero, los conceptos ya declarados de subyugación, dominación y explotación extranjera o por colonización, sea o no histórica; y que, segundo, representen a la voluntad mayoritaria de los miembros de un orden territorial determinado y reconocido -porque cumple con la disposición y el mandato de titularidad de derechos soberanos en su parte dispositiva del artículo 1 que incorpora el concepto de “pueblo del respectivo Estado”-.

nacionalismo

ConceptoDefinicion.de  En otras zonas de Europa el nacionalismo surgió en parte debido a los mismos ideales liberales de la revolución

Una vez puntualizadas estas disposiciones y conceptos, que como ya he explicado dejan de modo muy subjetivo -en lo que a derecho internacional se refiere- la catalogación de pueblo, país, nación y Estado en referencia a la relación entre pueblo-país, pueblo-nación y pueblo-Estado podríamos estar discutiendo eternamente, según el punto de vista de cada cual e intereses cuál es la que define a Cataluña y a los catalanes, que, indudablemente son un pueblo, tanto por sus características históricas, lengua y costumbres. Otra cosa es que sean un pueblo-país, pueblo-nación o un pueblo-Estado. Y aunque así fuera y alguna de estas definiciones encajase, no hay que olvidar que se pierde el primer y fundamental paso y voluntad para ello, “que represente a la voluntad mayoritaria de los miembros de un orden territorial determinado” Algo que hoy no se da; y por tanto, no puede obtener el reconocimiento internacional tan deseado y buscado por el nacionalismo catalán.

Además de que, en el punto 5º ya se hace mención a que “En los territorios en fideicomiso y no autónomos y en todos los demás territorios que no han logrado aún su independencia deberán tomarse inmediatamente medidas para traspasar todos los poderes a los pueblos de esos territorios, sin condiciones ni reservas, en conformidad con su voluntad y sus deseos libremente expresados, y sin distinción de raza, credo, ni color, para permitirles gozar de una libertad y una independencia absolutas”. Es decir, la recomendación de acceder a la voluntad soberana de los pueblos excluye de facto los pueblos autónomos. Creo que Cataluña lo es, históricamente, jurídicamente, geopolítcamente, económicamente, etc.

Con estas premisas del derecho internacional y sin mediar en otras disquisiciones históricas. o de otro carácter, Cataluña no cumple las condiciones para la tan ansiada autodeterminación de una parte de su sociedad, primero, por no contar con la voluntad soberana y popular de la mayoría de esta, y segundo, por ser un territorio autónomo dentro de un país-nación y Estado reconocido internacionalmente. Que la lícita aspiración de una parte de la sociedad o pueblo catalán sea atendida por considerarse un pueblo independiente, por lengua, historia, costumbres; e incluso por la discutida territorialidad “dels Països Catalans” no es suficiente para adquirir el carácter de pueblo colonizado, subyugado, dominado y explotado por una nación o país extranjero. Es así de simple, pese quien le pese y guste o no a quien no guste.

Cat Paisos Catalans.jpg

Enciclopèdia.cat  els Països Catalans. Mapa dels Països Catalans

Que con ello una parte del nacionalismo catalán, además quiera malear y adulterar la historia su pueblo y del propio Estado español, para conseguir sus objetivos, no es más que una estrategia manipuladora para demostrar su carácter de pueblo-Estado. Ejemplo serían los argumentos históricos como los propuestos por el historiador catalán Víctor Cucurull, miembro de la Asamblea Nacional Catalana, afirmando que, Cataluña descubrió América 15 años antes que España en una expedición marítima catalana dirigida por “Colom” –Colón-, de origen catalán este – cuando al día de hoy todavía se discute y debate la nacionalidad del personaje histórico, aunque la hipótesis histórica más reconocida y aceptada es la del origen genovés – o que Cervantes era catalán, y por tanto, “el Quijote” y el “siglo de Oro español” serían el siglo de Oro catalán. Si bien no se ha podido determinar el lugar y  la fecha exacta de su nacimiento, sí sabemos que, desde mediados del siglo XVIII la patria de Cervantes fue -Alcalá de Henares-, así como el día en que fue bautizado, el 9 de octubre de 1547, por tanto, el aprovechamiento de certificación documental hacen que se pueda elucubrar y manipular el origen como así hace susodicho historiador con el caso del más famoso de nuestros literatos y que el Sr. Cucurull, en sus peregrinas aseveraciones, no ha dudado en hacer catalan por imperativo legal, amén de que se olvida que en la época colonizadora de ultramar  como en el medioevo hablar en castellano antiguo, latín, árabe, catalán, hebro, etc. era más común, de lo que es hoy en día la pluralidad lingüística. Pero que Cervantes hablaba y escribía en castellano antiguo, eso está más que documentado, al igual que Colón parece ser que era multilingüe y hablaba en latín y castellano indistintamente.

O hablar de que Cataluña es la primera nación histórica del mundo cuando todos los que hemos estudiado historia sabemos que el concepto de estado nace de las ciudades-Estado mesopotámicas entre 3.200 a.C. a 2.900 a.C, en el conocido como “período de Uruk” – en el que se desarrollan la agricultura, contabilidad, escritura cuneiforme, sello cilíndrico y otros avances de civilización, tal como ahora-  ;y que, posiblemente iniciara su andadura con “el período de El Obeid” hacia el 5300 a.C. y el 4574 a.C.  según las muestras de carbono 14 encontradas en diferentes excavaciones arqueológicas.

O pretender según el profesor Jaume Guillamet que Quim Torra sea el 131º presidente de la Generalitat, cuando en realidad es el décimo president. Esta afirmación adulterada, viene de la corriente historiográfica que defiende el origen centenario de la Generalitat según la obra De Berenguer de Cruïlles, “Els 125 presidents de la Generalitat de Catalunya” (Pagès, 2000), donde se argumenta que la Generalitat, pese a las evoluciones experimentadas a través del tiempo, nació en 1359. Dato erróneo, pues aquella Generalitat medieval, llamada Diputación General, poco tiene que ver —más allá del nombre—, con la Generalitat actual, – ya que esta institución, La Diputación General, fue creada para recaudar impuestos y ya existían organismos similares en los reinos de Aragón y Valencia, así que, el concepto actual nace de la II República (aunque en Cataluña han habido 3 proclamaciones republicanas más – 1641, 1873 y 1934- )  proclamada por Francesc Macià el 14 de abril de 1931 como “República catalana”. Tres días después de esta proclamación tres ministros del Gobierno provisional, entre ellos, los catalanes Lluís Nicolau d’Olwer y Marcelino Domingo, viajaron a Barcelona para ofrecer a Macià abandonar la idea de República Catalana por la de República Española a cambio de “la elaboración de un Estatut de Catalunya que refrendase el modelo de República autonómica en España. Macià aceptó y nació la actual Generalitat. En fin, podría continuar rebatiendo hipótesis históricas o jurídicas, pero no valdría de nada, porque hay un concepto que no entiende ni de historia ni de razonamientos, sean jurídicos, históricos o simplemente lógicos que es el de los sentimientos, y si estos son de carácter nacionalista, entonces hablamos de un acto o sentimiento fundamentalista por su carácter sectario, por concepto de supremacía por consanguinidad o raza. Y eso es algo que, como en la religión o cualquier otro dogma carece de la más lógica que el propio acto de pertenencia o fe.

MIguel-de-Cervantes

Miguel de cervantes y Saavedra, ilustre catalán según la hipótesis del nacionalismo en versión de su historiador Víctor Cucurull

Como escribió el filósofo francés Joseph Ernest RenanLo que constituye una nación, no es ni el hablar una misma lengua, ni el pertenecer al mismo grupo etnográfico, sino el poseer en común grandes cosas en el pasado, y la voluntad de hacer otras más grandes en lo futuro.”  Por eso, y como en cualquier tipo de nacionalismo, el carácter es selectivo y sectario, de ahí que se genere un semi estado de locura  e histeria histórica para justificar el mismo para y por la autodeterminación, y en Cataluña no es diferente.

El carácter de universalidad cantado desde Marx a otros grandes humanistas, pensadores, filósofos, etc. como Geroge Orwell, Stefan Zweig, José Ortega y Gasset, Ryszard Kapuściński, etc. independientemente de tendencia política, vieron como el nacionalismo sólo es un modo de exclusión y dominación que impide como escribió Isabel Allende que… “La humanidad pueda vivir en un mundo unido, donde se mezclen las razas, lenguas, costumbres y sueños de todos los hombres. El nacionalismo repugna a la razón. En nada beneficia a los pueblos. Sólo sirve para que en su nombre se cometan los peores abusos”.

Por Jordi Carreño Crispín @JordiCris.

 

Anuncios

Claves de desmemoria: “Daños colaterales modernos de La Guerra Civil, posguerra y dictadura franquista”.

1508514039_177535_1508514922_noticia_normal

La guerra civil es un hecho en el pasado y en la historia, y se puede interpretar con una perspectiva de lejanía. Para los que la hemos vivido puede ser motivo para la curiosidad, pero también un recuerdo que duele. Pero me parece bien esta recuperación. Que cada uno reaccione frente a los acontecimientos históricos como los sienta. Y que sea capaz de expresar su particular visión de ellos”. – Francisco Ayala-.

21057_1089943385534_1734983576_172886_7318984_n

La Memoria Viv@ (Asociación Independiente La Memoria Viv@) es una asociación para la investigación  y recuperación de la memoria histórica de la Guerral Civil, la posguerra y dictadura franquista…

En España políticamente todo va relacionado aun con aquellos pretéritos lodos del siglo XX que nos traen los modernos barros del siglo XXI.

Ochenta y un años después en España todavía pagamos las consecuencias de la factura del derrocamiento de la II República y el coste total del mal llamado históricamente “Alzamiento Nacional”, pues los instigadores y sublevados fueron la camarilla de militares africanistas y no el pueblo (militares cuyo denominador común fueron su prolongado servicio en Marruecos (Rif desde 1912 hasta 1922) y los rápidos ascensos por méritos de guerra, y que iban perdiendo contra los nuevos militares de academia y criterio del Presidente de la República Manuel Azaña, el de promocionar gente formada, y no de acción. Militares poyados las clases sociales altas, caciquiles y especuladoras ultra conservadoras, monárquicos Carlistas y algunos Borbónicos y como no, la mayoría de la Iglesia –

Resumen de los Hechos Históricos:

Los generales africanistas Emilio Mola, Francisco Franco (el Gral. más joven de Europa en 1932), Manuel Goded, Queipo de Llano, Yagüe, Alonso Vega, Millán Astray, José Sanjurjo, Enrique Varela, José Fernández de Villa-Abrille, etc., etc., vieron la oportunidad de recuperar su posición y prestigio perdidos derrocando al gobierno republicano – que hasta ese momento había sufrido ya 5 golpes de Estado más -desde 1931 hasta el del 18 de julio de 1936, que fue el sexto (incluyendo a las facciones republicanas como el de 1934 promovido en Catalunya por ERC o el de mayo de 1936 del PSOE de Gil Robles)- primero promocionando actos de insurrección y después provocando el Golpe de Estado o “Alzamiento Nacional”.

14683256045771

Generales africanistas precursores del Golpe de Estado a la II República española en 1936

La defensa popular de la República fue insuficiente por la baja preparación de los distintos ejércitos populares, la falta de ayuda internacional por miedo al avance comunista en Europa y las continuas disensiones y diferencias de las mismas facciones republicanas, si a eso le sumamos que, el apoyo internacional de Alemania, Italia y Portugal (Hitler, Mussolini y Salazar) a los golpistas fue decisivo -como así demuestran el bombardeo de Guernica y otras acciones-, que la indiferencia de Francia e Inglaterra y otros países al caso español – controlando fronteras y evitando la llegada de armamento y medios a la república- por causa del creado Comité de No Intervención, y que, además, estaban más preocupados por ver qué pasaba con los avances del nacionalsocialismo y del comunismo que lo que sucedía en España, o que el propio Vaticano, que veía con buenos ojos la restitución del credo, la confesionalidad y posición  predominante de la Iglesia en España bendiciendo a los golpistas como salvadores de la fe y la patria, el resultado estaba escrito.

1369308420_570004_1369309124_noticia_normal

A la izquierda, el general Vicente Rojo, jefe del Estado Mayor Central del ejército

La dictadura de Franco, que fue totalmente totalitaria y represiva y tuvo tres fases: posguerra, Apertura Exterior y Final del Régimen (mal llamado dictablanda  y ocupael  período final de la apertura hasta la muerte del dictador) con la que moldeó un nuevo sistema político de Gobierno militarista que abolió las libertades individuales y sociales civiles bajo una fuerte represión política que llevó a los perdedores al paredón, a prisión, a la pérdida de todos sus bienes o al exilio en su mayoría, mientras los demás compatriotas sufrían las consecuencias de un país destruido y sin recursos, en plena miseria mientras Europa avanzaba en la Revolución Industrial y Tecnológica, después de tres años de guerra. La dictadura dejó un saldo de cifras escalofriantes, cifras desgraciadamente documentadas porque la sinrazón siempre se enorgullece de sus actos y control dejando constancia de ello (ver el Archivo de Guerra de Salamanca con 3.5 millones de fichas, Valencia 400 mil, etc.) apuntan a casi 4 millones de documentos de represaliados de algún modo, más de 750.000 mil víctimas según los datos oficiales del propio Gobierno de España http://pares.mcu.es/victimasGCFPortal y más de 140.000 muertos desaparecidos al día de hoy.

fransisco_franco_y_adolf_hitler

Dos grandes dictadores de la historia de moderna universal de la humanidad… Hitler y Franco

El final del Régimen franquista vino promovido por la crisis económica de 1973 que llegó a España con toda su virulencia  a causa de la  crisis del petróleo. Carrero Blanco, el presidente del Gobierno y principal figura política del régimen después del propio Franco, era asesinado por ETA en diciembre de 1973. Y el 20 de noviembre de 1975 fallecía Franco que,  había preparado su traspaso de poder hacia la monarquía pactando con el Conde de Barcelona, D. Juan de Borbón haciendo que su hijo, D. Juan Carlos de Borbón fuese su protegido y delfín como futuro sucesor. Haciéndole jurar fidelidad al Movimiento Nacional para después ser poder ser proclamado rey de España a su muerte.

La Transición política en España fue un complejo proceso que trato el cambio de la dictadura hacia la democracia basándose en, una situación económica desastrosa a causa de la crisis Mundial del petróleo, la necesidad de una apertura política hacia la democracia promovida por EE.UU (Estados Unidos en la Guerra Civil española); sobre todo porque desde el año 1953 se habían firmado acuerdos secretos comerciales con el gobierno de Franco con una supervisión sistemática y dirigida que facilitara sus intereses en un punto altamente estratégico para ellos – implantación de las bases americanas, empresas, etc.) y que, tal y como consta en los documentos depositados en la Biblioteca Presidencial del ex presidente Gerald R. Ford o en los Archivos Nacionales estadounidenses, así queda demostrado.

La necesidad de afianzar la monarquía tal y como había previsto el Caudillo la maquinaria con ayuda internacional se puso en marcha, pero el joven y futuro rey previó difícil su implantación si no conseguía un apoyo popular mayoritario, fue una de las claves  de la transición española, la internacionalidad de la misma; de ahí que contase con los más aperturistas políticos del régimen franquista, jóvenes como: Adolfo Suárez, Rodolfo Martín Villa, José Vilarasau Salat, Demetrio Carceller, Torcuato Fernández Miranda, etc. que ocuparían cargos de relevancia en el futuro gobierno e instituciones y/o empresas públicas estratégicas como Telefónica, Endesa, La Caixa, TVE y Radio Nacional de España, etc. y que, deberían llevar con un plan muy bien diseñado y estructurado a España a una democracia parlamentaria monárquica, bajo una Constitución pactada con todas las fuerzas políticas con la condición previa de aprobar los partidos ilegales como el Comunista a cambio de su renuncia a las proclamaciones republicanas.

Así se gestó el referéndum sobre el Proyecto de Ley para la Reforma Política que tuvo lugar en España un miércoles 15 de diciembre de 1976. Votando bajo una pregunta  única pregunta que daba opción solo al SI o al NO del cambio. Adolfo Suárez fue el encargado de ello y, para esa labor formó un partido político que debía dirigir el tránsito y asentar la democracia (UCD – Unión de Centro Democrático). Partido que fue apoyado por la Comunidad internacional (Sobre todo EE.UU, Alemania, Inglaterra, Arabia Saudí, Marruecos), las altas jerarquías, el capital y clases plutócratas y sociales altas, monárquicos de todo corte, conservadores y católicos como modo final de la perpetuación del plan ingeniado por Franco. Plan al que se le llama popularmente “atado y bien atado”, en supuesta frase atribuida o dicha por el mismo Caudillo para afianzar su legado e ideal. El resultado fue un aplastante SI con una participación del 77%, y casi un consenso del 94%, con una posterior victoria en las urnas de la UCD.

1108854001_740215_0000000000_noticia_normal

Referéndum sobre la Reforma Política (1976) | Edición impresa | EL PAÍS Adolfo Suárez vota.

El resto es conocido con la redacción de la Constitución encargada a la ponencia integrada por los políticos y juristas Gabriel Cisneros, Herrero y Rodríguez de Miñón, Pérez-Llorca, Fraga Iribarne, Peces-Barba, Roca i Junyent (abogado de la infanta Cristina en el caso Nóos) y Solé-Turà. Una vez perpetuado el plan se afianzó parlamentariamente con el voto a favor del 87.7% del Parlamento y Senado; y que se aseguró con los llamados Pactos de la Moncloa o “Acuerdo sobre el programa de saneamiento y reforma de la economía y Acuerdo sobre el programa de actuación jurídica y política” que blindaban casi el modelo y Constitución.

Conclusión:

Como siempre sucede con la historia, nada de lo que pasa hoy no tiene que ver con el pasado, al contrario, todo es una consecuencia lógica de los actos y decisiones tomadas en el tiempo. España llega al siglo XXI con una cuenta pendiente de principios del S. XX. Una cuenta que no tiene sólo números, sino que, por desgracia, lleva vidas con nombres y apellidos, historias no contadas de la represión y genocidio ideológico que la llegada de las libertades no supo afrontar por miedo y prefirió obviar, borrar de su propia historia edulcorándola, amnistiando y dejando pasar el tiempo de una herida abierta que sangra día a día sin que nadie haga nada.

Nada podrá cambiar lo sucedido, porque nadie podrá pagar por el mal hecho, ni nada ni nadie devolverán las vidas perdidas, los bienes robados, el daño hecho con los asesinatos impunes, sentencias injustas, represión política, juicios sumarios, violaciones, niños robados, familias desestructuradas y separas por el exilio, etc., pero es seguro que, si el Estado no reconoce a esos millones de represaliados, si no permite la devolución de los cuerpos de las fosas, hace públicos los archivos de la represión, anula las sentencias sumarias, reconoce los nombres de los condenados, levanta monumentos, museos al reconocimiento; tanto a las víctimas como de los verdugos, la historia seguirá prostituida, las nuevas generaciones, como ya sucede ahora, desconocerán el ¿por qué…? Y seguirán hablando sin conocimiento de “fascismo”, “represión”, “democracia”, “libertad”, etc., con un prisma sesgado ideológicamente, ignorante de su propia historia, sucesos y consecuencias; y, sobre todo, de porque viven en un Estado que pocos de ellos reconocen como tal y no entienden ni su origen y causas.

Hoy ya empiezan a dirigirnos los hijos de la desmemoria nacional y en su supina ignorancia nos hacen o quieren hacer comulgar con ideologías ya vividas, con hechos ya sucedidos y con problemas inacabados e inconclusos que, a nada nos llevan más que a repetir nuestra propia historia porque no la hemos asumido, no la hemos estudiado y  no la hemos aprendido y superado, y por tanto, tarde o temprano estamos condenados a repetirla. Y es que, los daños colaterales modernos de La Guerra Civil, posguerra y dictadura franquista no fueron sólo todos los represaliados sino que, lo son también las nuevas generaciones de ignorantes que nos están dirigiendo y nos dirigirán en un futuro más bien incierto.

No es patriota el que pasea una bandera, sea rojigualda o tricolor, estelada o falangista, no es fascista el que piensa diferente, sino el que actúa como tal, es decir, con carácter totalitario y nacionalista, No es demócrata el que procede contra los principios básicos de la propia democracia usándola a ella; o sea, el que no es capaz de aceptar las reglas de la mayoría electa para dirimir el conflicto sin eliminar al contrario y basándose en el fundamento de, la soberanía es del pueblo, de su mayoría. La libertad de elegir en sufragio para participar respetando el resultado y debatiendo las ideas. No es más progresista el que impone una igualdad a tabla rasa de pobreza, como tampoco es más conservador el que busca esa igualdad por arriba subiendo el nivel de las clases sociales, no aumentando las diferencias entre unas y otras, sino todo lo contrario, disminuyéndolas. No sabe más de libertad aquél que la ha disfrutado desde la cuna y ahora canta la opresión en la calle, manifestándose y aprovechándose de esa misma libertad que usa vulnerando los derechos de otros, los de la mayoría, atacando al Estado  o todo lo  que lo representa, todo el que piensa diferente y que, además, no tuvo ni que pelearla como aquellos que si la lucharon o vivimos en el obscurantismo de un régimen opresor, donde no se podía hablar, reunirse a no ser que fuera en la clandestinidad, donde los medios eran dirigidos en el adoctrinamiento ideológico, la educación era controlada por el régimen y católica y, en un proceso de Transición donde salir a la calle con ilusión era jugarte el físico o terminar en alguna comisaria hostiado… Por eso los daños colaterales son, sobre todo, la desmemoria y la ignorancia de la que hacen gala los nuevos cachorros demócratas de los cuales, casi la mitad del país, se sienta orgulloso de ser español (y de ésta mayoría, casi toda relacionada con los vencedores o simpatizantes, aunque no todos) y la otra mitad, la que no se identifica por ser parte de los vencidos, represaliados y olvidados; y por tanto, cualquier atisbo de patriotismo o españolismo les suena a casposa dictadura. Y así el país avanza tecnológicamente en el tiempo e involuciona socialmente hacia un Estado o unidad social geográfica arcaica, excluyente e incapaz de afrontar el futuro por no haber sabido asumir su pasado.

Jordi Carreño Crispín @JordiCris

Fuentes utilizadas:

Bibliografía y Apuntes de historia de Jordi Carreño Crispín.

https://jordicarreno.wordpress.com/2013/03/29/diez-falsos-mitos-del-franquismo-y-de-la-derecha/

https://jordicarreno.wordpress.com/2012/07/22/los-grandes-bancos-y-empresas-que-apoyaron-el-golpe-militar-de-franco-siguen-mandando-en-espana/

https://jordicarreno.wordpress.com/2011/07/31/el-flaco-favor-de-leon-blum/

https://jordicarreno.wordpress.com/2011/03/27/mi-opinion-sin-acritud-%e2%80%9cwinston-churchill-el-pragmatismo-o-la-cobardia-del-gran-estadista%e2%80%a6/

https://jordicarreno.wordpress.com/2014/03/23/adolfo-suarez-el-chofer-de-la-transicion-de-la-dictadura-hacia-la-monarquia-parlamentaria-que-no-hacia-la-verdadera-democracia/

Blog La Memoria Viva ¡Buscad y hallareis! https://lamemoriaviva.wordpress.com/

Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie Juan Eslava Galán ISBN 9788408058830

La guerra civil española” de Pierre Vilar. http://gripdh.blogspot.com.es/2012/02/resumen-pierre-vilar-la-guerra-civil.html 

“Revolución y contrarevolución en España” de Felix Morrow. http://www.fundacionfedericoengels.org/venta-online/422-revolucion-y-contrarrevolucion-en-espana-de-felix-morrow

Wikipedia y youtube para consultas básicas, imágenes y vídeos.

 

 

Pensamiento Crítico II. El art. 155 desde la equidistancia. Apoderarse de facto de la democracia y libertad en nombre de las mismas.

manos-democracia

“Cuando asumimos la ilegalidad como la primera opción ante las responsabilidades cotidianas – individuales o colectivas – socavamos las bases de la democracia.” – Javier Tadeo Domínguez Brito, es abogado y político dominicano -.

Con el mismo amor hacia un lado que hacia el otro, aunque ahora orzado hacia una posición más unionista, por el mero hecho de la legalidad, y por aquello que ya he argumentado hasta la saciedad de que, las libertades se defienden con la democracia; y ésta, con las Constituciones, y todas ellas, con las urnas bajo un orden común y legal establecido por la propia ley y votado por la mayoría. Si no, no hay ni democracia ni libertad y podemos hablar de sistemas de libre albedrío.

voto-urna

Imagen de Google Image- Elecciones, votando

Si no gustan el modelo, ley, sistema o el Estado – se proponen los cambios precisos y se votan legalmente aceptando las decisiones de las mayorías – Eso es democracia. Lo demás, como ya he dicho y escrito son eufemismos y adaptaciones a intereses de minorías -. No se puede hablar de democracia y de derecho cuando te los has saltado a la torera, con alevosía y casi nocturnidad; no se puede hablar de democracia cuando una minoría se impone a una mayoría, no se puede hablar de democracia y legitimidadcuandouna consulta, referéndum o plebiscito no es sufragista y está lleno de irregularidades. No se puede hablar de democracia y libertad de un pueblo excluyendo a la mayoría de él.

Se habla en nombre del pueblo catalán, de la mayoría del pueblo cuando se ha excluido a la mitad, o casi a la mayoría con una argucia parlamentaria autonómica y excluyente.

No se puede hablar de derechos y libertades cuando no se respetan las ajenas. No se puede hablar de libertad cuando una mayoría parlamentaria no es representativa de la mayoría de la población a causa de un sistema defectuoso de porcentajes y, que actúa de facto anulando a la oposición por imperativo legal.

No se puede hablar de la libertad y de opresión cuando se ha tenido la oportunidad de hacer todo eso amparado bajo en un sistema de libertades que se lo ha permitido e incumpliendo las leyes generales de un Estado. No se puede hablar de presos políticos porque no están encarcelados por sus ideales, sino por incumplir la ley – como lo estarán o deberían estar otros muchos más-. Saltarse la ley en cualquier ámbito tiene consecuencias por muy honorable que parezca o pretenda ser el fin. Las leyes están para impartir justicia y si la ley es injusta, se cambia o se intenta cambiar legalmente.

El que no quiera vivir sino entre justos, viva en el desierto. (Séneca)

El que no quiera vivir sino entre justos, viva en el desierto. (Séneca)

Y no, Sr. Pep Guardiola , no se puede decir que la voluntad de un pueblo está por encima de cualquier ley, incluso si es la Constitución, porque entonces ya no es válido ningún sistema de libertades y porque además es una falacia que sea voluntad de todo un pueblo. Ésa es la metarrealidad independentista, y por qué bajo ése palio, lo único que se esconde es el sentimiento y la voluntad de imponer una minoría, y eso, es en cualquier lado del planeta es considerado una imposición, y por tanto, una dictadura le pese a quién le pese. Esté o está o no avalada por denominados progresistas, izquierdistas, republicanos – los únicos – o antisistema que se han apropiado de los conceptos de democracia, libertad, opresión y fascismo haciendo precisamente eso que denuncian a pulmón abierto. Se han atribuido el nombre y derecho de toda la izquierda, la moderada, la liberal, la socialdemócrata y por supuesto, la de los conservadores sea cual sea su opción. ¡Bendita democracia! Se han saltado todas las reglas de juego de las libertades y de la propia democracia permitiéndose el lujo de señalar a todos aquellos que no están alineados con sus intereses. Eso ni es democracia, ni es libertad ni es la verdad tampoco,

Se han inventado un Estado opresor estratégicamente cuando en sus escuelas, universidades, medios de comunicación y sociedad civil tienen todas las garantías de propiedad y pertenencia de su lengua, cultura y tradiciones; la libertad de expresarse, de salir a la calle, de manifestarse y de generar políticas propias. Tienen sus propias herramientas de autofinanciación y ayudas del Estado y comunitarias; sus propios cuerpos de seguridad que, además, se saltan las leyes… ¿Qué es un estado opresor entonces? ¿O no están oprimidos los catalanes que no están de acuerdo con su razonamiento y proceder y son excluidos de su demandada República?

hqdefault

El pueblo catalán como todos los pueblos tiene derecho a decidir su futuro tanto como lo tiene el pueblo español a decidir el suyo, y por ahora, que yo sepa, ambos forman parte de la misma unidad de Estado, están unidos por el mismo marco jurídico-legal, económico, geográfico y civil que así se reconoce, nacional e internacionalmente.

Y para cambiar eso hay que empezar por cambiar; uno, el modelo de Estado y sus leyes, empezando desde la mayor; dos, el sistema que lo garantiza o que garantizará, sea este o futuros modelos y tres, el modelo será el que decida la mayoría según se haya propuesto, votado y legislado. Así se hace, se vive y se mantienen las libertades y las democracias, con respeto a la legalidad y a las mayorías. Y eso no significa que las minorías deban estar desprotegidas como se alude argumentando la insubordinación del orden y marco legal, todo lo contrario.

Demasiados eufemismos, mentiras y manipulaciones para conseguir un derecho que, amparado bajo un sentimiento de nacionalidad está cercenando la paz, las libertades y la democracia de una Cataluña dividida de 7.5 millones de habitantes, de los cuales por ahora sólo 2.2 millones aproximadamente son independentistas (dando por bueno un referéndum sin garantías); es decir, un tercio de su población… ¿Mayoría? Probablemente la realidad de Cataluña sea la de los tercios de independientes, equidistantes entre la suma de autonomistas hasta federalistas y, por supuesto la de los unionistas supranacionalistas. Y a lo que se refiere al Estado, sólo un 2% de su población decidiendo sobre el futuro del 98% restante. Ahí lo dejo y que cada cual saque sus conclusiones, pero desde luego una cosa es cierta, Puigdemont y adláteres no pueden hablar de legitimaciones hasta que no estén en legalidad, propia, nacional e internacional.

Constitución Española 1978

Constitución Española 1978

El art. 155 tan afamado era una consecuencia lógica ante una situación errática de ilegalidad. – Una de las herramientas de defensa de la actual Constitución de 1978,  que no por mala ha de ser obviada y que permite modificación – Se tiene que aprobar en la Cámara Alta, el Senado, es decir, con lo que el Govern de la Generalitat tiene la coyuntura para poder echar marcha atrás y con ello dar la oportunidad de volver a votar con total garantía la vuelta hacia el modelo autonómico y a partir de ahí, trabajar en la línea que sea y sea la representativa del mapa social de Cataluña. Que como dice el saber popular… “En mal reino, leyes muchas, y no se cumpla ninguna.”

@JordiCris

Prostituyendo las libertades.

La libertad es frágil, muy frágil y cuando se alcanza hay que trabajar cada día por ella, vigilarla y protegerla para poder mantenerla.

El abrazo de Juan Genovés

Imagen de un cuadro de Juan Genovés

Eso lo sabemos muy bien los que tenemos ya cierta edad y vivimos nuestra infancia en dictadura oyendo a nuestros padres decir que, eso no se puede decir o hacer en público. Fuera de casa no comentes esto o no hagas esto o aquello. Vivimos una Juventud en la Transición entre la esperanza y el miedo y hemos visto el desarrollo, estancamiento y degeneración de la misma hasta el día de hoy por causa del abuso, corrupción e incapacidad de nuestros gestores.

Cuando la libertad es secuestrada y se impone un orden, el que sea, lo difícil es volver al punto de partida. Entonces es cuando añoramos y valoramos la misma. Llegar a este punto es más fácil de lo que parece y de lo que la historia nos recuerda.

descarga

Muerte del dictador e inicio del proceso de Transición en España

Las democracias son débiles, de hecho y como dijo Churchill: “La democracia es el menos malo de los sistemas políticos”. “La democracia es el peor sistema de gobierno, a excepción de todos los demás que se han inventado”. Su debilidad estriba precisamente en la permisibilidad y respeto de todos los que viven en ella dando opciones a que todos se beneficien del sistema, para bien o para mal. De hecho, todos aquellos que atacan a las libertades de los demás del modo que sea, se escudan precisamente en su propia libertad y derechos para hacerlo sin tener en cuenta el de los demás.

Los riesgos que amenazan el poder de las libertades surgen como consecuencia de los nuevos peligros por la evolución de las sociedades, los cambios y necesidades generacionales y de los estancamientos de los sistemas que las han de defender, como las Constituciones y leyes desfasadas, incluso desde hace siglos y que siguen vigentes o, las amenazas causadas por el terrorismo, el narcotráfico, el tráfico de capitales y personas, los brotes de xenofobia, el desarrollo tecnológico con los delitos informáticvos, etc., que pueden conducir a restricciones injustificadas o a la disolución de las garantías jurídicas de un Estado de Derecho.

Ley y justicia

Ley y justicia como garantías de las libertades

Es necesario establecer como preferencia sistemas de defensa de las libertades porque nunca encontraremos solución definitiva al problema de sus límites. Y para ello, hay que protegerla con leyes y normas adecuadas a unos mínimos que garanticen todas las libertades: las individuales, las colectivas, las de expresión, las confesión, sexo, política o de asociación que, cada vez se ven más reducidas por el erróneo intento de preservarlas cerciorándolas, imponiéndolas o adulterándolas por los intereses y avaricias humanas, eso sí, en nombre de las propias  y de la democracia. Un absurdo, prostituir las libertades para defenderlas. Parece una contradicción, pero no lo es. Se pueden hacer huelgas manteniendo mínimos por bien común, por ejemplo. Se puede luchar por algo respetando el deseo de las mayorías. Se puede legislar a favor de los más desfavorecidos sin atacar a los más privilegiados que son los que en su minoría sustentan las economías, riquezas y por ende las libertades. Todo en su justa medida. Qué aporten más los que más tienen, etcétera, etcétera.

La libertad en sus distintas dimensiones es una fuente inagotable de reflexión y debate, pero independientemente de las hipótesis en las que se sustenten los diferentes modelos la libertad es una y única, y se fundamenta en el respeto por la de los demás y por los demás; sin eso no hay libertad que valga, la llamen como la llamen. Citando a Voltaire creo que nadie lo ha expresado mejor que él: “No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo”.

img_mgonzaleza_20160412-130526_imagenes_lv_otras_fuentes_1_d477743f08-kQ7D-U401071616274xCC-992x558@LaVanguardia-Web

La periodista Empar Moliner quemando una Constitución española en una TV autonómica pública

No se puede hablar en nombre de la libertad y de la democracia prostituyendo a las mismas, y eso, debería formar parte de la educación y de la formación de nuestras generaciones venideras que deberían conocer bien la historia en la que se fundamentan ambos conceptos y; sobre todo, deberían conocer bien su propia historia.

Es una verdadera sandez defender ambas concepciones sin mantener el contexto de decoro, buena educación y respeto a la propiedad y dignidad de las personas que son diferentes a uno. Las libertades se defienden con la palabra y el derecho y no se imponen con actos violentos y vandalismos que no defienden ideas; sino que lo quieren es imponer voluntades.

Es justo y de derecho manifestarse, reclamar un ideal, una opción política o social, un derecho, el que sea, un Estado o nacionalidad sea cual sea la opción; pero, nunca debe traspasarse el límite de robar una libertad por otra, imponerla sin contar con el precepto de mayoría, de utilizar la ilegalidad, el desacato, la represión o la violencia, pues ahí es cuando se corre el verdadero riesgo de perderla o de prostutirla.

Las libertades se defienden con igualdad, que no significa pobreza, con derecho que no significa imposición, sino consenso, con justicia que es la suma de ambas, con respeto al prójimo y empatía y; sobre todo, con el verbo y el razonamiento, pues en la palabra y el raciocinio están su escudo y espada.

manifestacion-23f1

Manifestación en defensa de la Democracia y la Constitución durante la Transición

No me habléis de libertades sin respetar su máxima, el derecho a la diferencia y el respeto a las mayorías. Lo demás, es pura demagogia y prostitución de las mismas.

@JordiCris

La Corrupción e Independencia en Cataluña. ¿Cortina de humo o sentimiento independentista?

Cataluña_juego

¿Es la Independencia de Cataluña la cortina de humo de la corrupción en la CC.AA.?

En mi tierra, Cataluña, “el seny” siempre ha sido el modo de identificar la actitud y el talante cívico del catalán ante cualquier problema. Viene a identificarnos como sinónimo del razonamiento lógico, civilizado, cortés y ciudadano propio del carácter catalán. Algo intrínseco en nuestra identidad. Un carácter hasta muy hace bien poco de corte europeísta, autonomista y federal más que independencia y de autodeterminación.

EL catalán representaba el equilibro en el conflicto del Estado con las identidades históricas del mismo. Se necesitaba del catalanismo para frenar sobre todo el ímpetu de nacionalismo vasco como ejemplo de convivencia, y buen “seny”,  para el buen funcionamiento y la estabilidad del Estado, y así, lo entendieron tanto los gobiernos conservadores como progresistas. Así, también lo entendía Europa.

¿Qué ha cambiado? La respuesta es más que obvia, y a las hemerotecas me dirijo para reafirmar que así ha sido (basta ver las declaraciones del actual Presindent Artur Mas antes y ahora). Ha cambiado por el hecho de que Cataluña necesita levantar la piel de toro para esconder debajo todo el polvo y mierda acumulada de la época pujolista en un barrido de escoba del expolio llevado a cabo por el nacionalismo catalán más conservador. Expolio que esconde su vergüenza y culpa.

Jordi Pujol Soley ex President de Catalunya

Jordi Pujol Soley ex President de Catalunya, actualmente investigado y en proceso por corrupción y evasión fiscal.

Desde 1980 hasta el año 2003 en que Jordi Pujol Soley dirigió los destinos y designios de los catalanes en un relevo del insigne y cabal Josep Tarradellas, éste confeccionó un modelo de Estado para el catalanismo de colaboración y como bisagra de la estabilidad política beneficiando a su comunidad con fuertes inversiones y prebendas legislativas que posicionaban a Cataluña como la Comunidad más mimada por el centralismo del Estado. Y de esos barros estos lodos.

En su afán de modernizar Cataluña se urdió un plan a tal efecto que permitiese a la comunidad autónoma emprender dicho proceso de modernización desmarcándose del Estado centralista pero con todo el apoyo institucional y económico del mismo. La Cataluña olímpica.

La Cataluña olímpica nació el 30 de mayo 1981 en un proceso de crear una candidatura olímpica de Barcelona cuando era alcalde de la ciudad Narcís Serra (PSOE, Felipe González), el cual solicitó al rey Juan Carlos I la autorización para organizar los Juegos de verano de 1992 como objetivo.

Iniciativa que la Casa Real vio con muy buenos ojos, no tan solo por la implicación deportiva y con el COI de la familia real, sino también como  estrategia para tener a Cataluña como fiel aliada de la misma, y por ende del Estado centralista. Con la llegada a la alcaldía de Pasqual Maragall en 1982 el proyecto continuó con mayor relevancia y fuerza, creando en 1984 la Oficina Olímpica de Barcelona. Desde el gobierno de la Generalitat presidido por Jordi Pujol también se dio un intenso apoyo a la organización de los Juegos, de hecho, es aquí donde se inicia presuntamente el salto cuantitativo y cualitativo en las cuentas bancarias de la familia Pujol como parece ser que demuestran las investigaciones del “Caso Pujol”. Desde un primer momento la candidatura de la ciudad contó con un gran apoyo institucional y social, prueba de ello es que antes incluso de la designación como ciudad organizadora de los Juegos se había alcanzado la cifra de 60.000 voluntarios. Finalmente el 17 de octubre de 1986 en la ciudad de Lausana y dentro del marco de la 91.ª sesión del Comité Olímpico Internacional, Barcelona fue elegida como ciudad organizadora de los Juegos de la XXV Olimpiada por delante de París a la que derrotó en tercera votación por 47 votos a 23.

Pasqual Maragall como Alcalde de Barcelona y Felipe González Presidente del Gobierno durante la candidatura de Barcelona

Pasqual Maragall como Alcalde de Barcelona y Felipe González Presidente del Gobierno durante la candidatura de Barcelona

Tras la elección se creó el COOB (Comité Olímpico Organizador de Barcelona 1992), cuyo presupuesto ascendió a mil millones de dólares estadounidenses. La financiación de dicho capital provino de la venta de derechos de televisión (33,3%), donaciones de los patrocinadores (27,7%), títulos en venta de billetes de lotería, monedas y sellos conmemorativos (18,6%), venta de entradas (5,5%), y licencias de uso de la imagen gráfica de los Juegos (2,1%). El 9% restante provino de financiación pública. Entre 1986 y 1992 el impacto económico directo de los juegos superó los 7.000 millones de euros (a precios corrientes de esos años). Finalmente el coste real ha quedado registrado hasta la fecha  como la mayor inversión pública y privada para la ciudad. La factura final se quedó a las puertas del billón de las antiguas pesetas. Concretamente, en 926.438,90 millones. Es decir, más de 92.000 millones los puso el Estado. 5.565,4 millones de euros. Una cifra prácticamente igual al gasto anual actual de la consejería de Educación de Catalunya.  Ë volià… He aquí la presunta hucha y herencia de la familia Pujol.

Barcelona Sede Olímpica

Barcelona Sede Olímpica. Maragall y su antecesor Narcís Serra celebran el éxito de la elección como sede olímpica.

Barcelona en plena transformación para recibir las Olimpiadas

Barcelona en plena transformación para recibir las Olimpiadas

A raíz de todo un entramado de concesiones hechas a dedo, favores personales, políticos y comisiones la familia Pujol y adláteres fueron medrando y engrosando sus arcas y creando entramados financieros en paraísos fiscales ante la impunidad que el poder político les proporcionaba, el beneplácito de un centralismo que cedió la llave de la gobernabilidad política estatal a un gobierno autonómico que fue lo suficientemente hábil de aglutinar conjuntamente todas las fuerzas políticas catalanistas bajo un mismo objetivo, el catalanismo cívico a cambio de moneda que no de ideología y sentimiento nacional.

Una vez terminado el virreinato pujolista, sus sucesores, antaño consensuadores y partidarios de colaborar con el Gobierno central fueron declinando posiciones hacia el radicalismo del separatismo y la autodeterminación de Cataluña, sumando todo tipo de facciones políticas e ideológicas en un objetivo común sin importar si son conservadoras, progresistas, radicales. La política de victimismo y culpabilidad de todos los males que aquejan a Cataluña personificados en el centralismo estatal estaba servida en un fin común, la independencia de Cataluña, a costa de cualquier precio. Esto sería la cortina de humo que escondería el mayor espolio autonomista al Estado.

Ahora el peso del 47% le sirve al mesiánico President de la Generalitat Artur Mas para llevar a su pueblo detrás de la bandera de la legitimación su Imperial deseo de autodeterminación y, evitar así enfrentar a Cataluña con su cruda y realidad histórica, el expolio hasta ahora impune de las arcas catalanas y estatales. La realidad es que sólo la cantidad estimada de lo amasado por la familia Pujol oscila entre más de 3.000 hasta los casi los posibles 6.000 millones de euros. Y detrás van los demás… implicados en los casos Banca Catalana, ITV, etc. entre otros muchos: Carlos Vilarubí, Jaume Carner i Suñol, Raimon Carrasco, Francesc Cabana i Vancells, Andreu Ribera i Rovira, Oleguer Soldevila Godó, Víctor Sagi i Vallmitjana, Josep Lluís Vilaseca i Guasch, Joan Baptista Cendrós i Carbonell, Joan Martí i Mercadal, Martí Rosell Ballester, Manuel Ingla Torra, Delfi Mateu i Sayos, Francesc Constans Ros, Esteve Renom Pulit, Joan Casablancas i Bertran, Salvador Casanovas i Martí, Antoni de Moragas i Gallissá, Joan Millet Tusell, Ramón Miquet Ballart, Lluís Montserrat Navarro, Ferran Aleu Pascual, Antoni Armengol Arnau, Pere Messeguer Miranda i Ramón Monforte i Navalón, etc., etc.

Artur Mas, actual President de Catalunya y cabeza del movimiento por la Independencia

Artur Mas, actual President de Catalunya y cabeza del movimiento por la Independencia como figura mesiánica e Imperial.

Como escribió Epicteto: “Engrandecerás a tu pueblo, no elevando los tejados de sus viviendas, sino las almas de sus habitantes”. Cataluña se merece todas las prebendas de un pueblo trabajador, comerciante, industrial, moderno, solidario y con “seny”, y no los cantos de sirena de ladrones de guante blanco. Cataluña tiene identidad propia, es un hecho, pero no por ello puede obviar la totalidad de su historia.

Jordi Carreño Crispín.

31 de enero de 2015 Domingo de Ramos…

fotografía del confidencial.es

Como Jesús de Nazaret entrando en Jerusalén hoy Pablo Iglesias ha recorrido las calles de Madrid desde Cibeles hasta la Puerta del Sol. Esa es la imagen que me ha rememorado la instantánea de la cabeza de la denominada marcha del cambio. Toda una estampa popular y mesiánica. Quisiera recordar que fue el mismo pueblo el que crucificó al mesías. Quizá sea ésa la única realidad de la democracia.

Como ya ha dejado claro más de una vez no pienso votarles, ni tan siquiera pienso recomendar su voto,aún siendo o considerándome alguien más próximo al progresismo que al neoliberalismo, pero, eso no es óbice para que no entienda dos cosas: una, que la gente es soberana y elige su voto con total libertad; dos, que no se pueden cambiar las cosas haciendo más de lo mismo por más que las fórmulas sean novedosas, sobre todo, si la máxima es el cambio de los factores que al final no alteran el producto.

PODEMOS es una alternativa necesaria para la buena salud de la democracia, es una opción para la gente que se considera de izquierdas y que anclados todavía en el romanticismo de las filosofías socialistas y comunistas buscan la equidad social y jurídica en modelos arcaicos sin tener en cuenta la evolución global de las sociedades, sea por la tecnología e información o por las economías de mercado. Esto no significa que el modelo productivo actual sea el más idóneo y el correcto.

Y su importancia, está en poder romper binomios y equilibrar balanzas más que en gestionar lo que no pueden y no saben. Pero es la peor alternativa al hastío y el castigo de los desencantados.

La voz de pueblo se ha hecho oír desde el atril de la utopía, desde el sueño socializador que evoca la más noble de las causas, la nobleza humana, y por gracia o desgracia de ella, ya me parece imposible cumplir ese estatus que permite que la igualdad sea un hecho, una realidad económica, legislativa y jurídica; todo ello, sin tener en cuenta los intereses pecunios de las grandes potencias mundiales subvencionadas por el gran capital. En conclusión, el sueño de una noche de verano multitudinario para que al final nos suene el despertador e independientemente de Syrizas, PODEMOS o ciudadanos (para los nuevos conservadores) sigamos debiendo hipotecas, haya ricos y pobres, las enfermedades sean negocios, las guerras grandes inversiones económicas, intercambios comerciales y de vidas en conflictos reguladores de fronteras y territorios y, sobre todo, grandes fábricas de tristeza, dolor y miseria por dinero, o que la educación sea un peligro porque la gente que piensa no interesa y, al final todo, todo, se reduzca a algo más simple, al resumen de que sólo es una bonita acepción y un anhelo para que todos demos las gracias finalmente por la ilusión y expectativas creadas y nos quedarnos  todos tal y como estábamos por aquello de que…”más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”,  porque al final y por desgracia, el sistema global y la economía no la cambian los ilusos, los soñadores, valientes y los románticos; sino que la cambian los tipos de interés.

Así que dejemos que la gente sueñe, vote y se cumpla su voluntad un día al año (o cada cuatro) para que al día siguiente sean los grandes oligarcas, corporaciones o países más poderosos los que rijan nuestros destinos. Nada nuevo en el horizonte, más que hoy vi en televisión un treinta y uno de enero del 2015 la entrada del nuevo mesías en Madrid que no en Jerusalén. Un domingo de ramos cualquiera en el mes de enero. Actos de fe para seguir cargando todos con nuestras propias cruces.

Jordi Carreño Crispín

Mitómano con cara de niño…

El pequeño Nicolás

El pequeño Nicolás (fotografía de Humor Canalla – http://www.humorcanalla.es)

Cara de de niño que no ha roto nunca un plato, un cachorro imberbe y futuro gánster de cara angelical, el pequeño Nicolás ha convulsionado a la sociedad española, al mundo de la política y ha dejado en entredicho a los mandamases empresariales y políticos de nuestro país a golpe de selfie y no se sabe qué clase de artimañas más.

¿Será verdad o mentira lo que nos cuenta? Casi que es lo de menos, no importa si sus versiones son verdad o mentira o una mezcla de ambas cosas, la realidad es que este niñato veinteañero ha puesto en jaque desde la Casa Real al CNI pasando por la patronal, FAES, el PP y el propio gobierno con su presencia y prácticas, más de tipo mafioso, que de niño superdotado con proyección para ser un futuro dirigente de nuestros destinos.

El Pequeño Nicolás con ex Presidente J.M. Aznar

El Pequeño Nicolás con ex Presidente J.M. Aznar

Me da la espina que es más un mitómano de grado elevado, alguien que se cree sus propias mentiras y que probablemente haya sido la marioneta de algún mecenas qué, con no se sabe qué intereses ocultos, le puso alas como si bebiera Red Bull a un proyecto casi púber de delincuente de guante blanco en potencia. No lo considero un genio, tan siquiera un avezado gestor o mediador de soluciones, más bien lo veo como un niño endiosado por sombras negras que lo han utilizado como cabeza de turco para fines tan opacos como las black cards. Crearon un vendedor de corte mantero para vender humo, soluciones que no existían, un personaje de vodevil y suspense con imagen añiñada que cobraba comisiones por doquier, presentaba documentos teóricamente no verdaderos, o al menos no en su totalidad falsificando identidad, menesteres y favores.

Alguien engañó previamente al pequeño Nicolás haciéndole creer que es un mini 007 cuya función era: ser y hacer de desatascador de las cloacas gubernamentales; y el picó, como picaron después sus víctimas y como está picando parte de la prensa que le da pábulo y credibilidad y el público que es afín a las teorías de la conspiración y ve manos negras en todo lo que sucede en nuestras vidas.

Para mí la cosa es más sencilla, el pequeño Nicolás no es más que un producto del neoliberalismo que ostenta poder y que mece la cuna; y que para no ensuciarse las manos – más de lo que ya las tiene o tienen-, necesita de yihaidistas capaces de inmolarse por la causa bajo una gran cortina de humo y con una gran mentira, que al ser tan repetida termina pareciendo una gran verdad. La verdad absoluta.

Como ya indica su nombre y mitología, San Nicolás o Papá Nöel no es más que un personaje de ficción creado por Coca Cola en su día para promocionar en estas fechas navideñas su bebida; así que el pequeño Nicolás no deja de ser otro pequeño Papá Nöel; creado por ¿Vayan ustedes a saber quién y con qué propósito?. Probablemente con el objetivo de promocionar seguramente otro tipo de intereses más bien particulares que no de interés nacional urdido por salvapatrias de tres al cuarto. Lo peor es que este proyecto de mafiosillo se ha creído que vive realmente en el Polo Norte de la política, que sus renos y trineo son de verdad y que se ha mimetizado tanto en su papel que él, ya no existe, él ahora es el verdadero “pequeño Nicolás”, el súper agente spanish show castañetas para forrar pelotines. Otro personaje del show business televisivo y la política de pandereta nacional que vive de la pseudología fantástica o la mentira patológica.

 Jordi Carreño Crispín